Cuba castigará uso de redes sociales para alterar el orden público
Organizaciones e internautas temen que la nueva medida anunciada este martes sirva al Gobierno para acallar las voces disidentes en las redes sociales y procesar a quienes critiquen al sistema cubano y sus dirigentes. Foto: Yander Zamora/ EFE/ Archivo

EFE.- El gobierno de Cuba anunció este martes una nueva normativa de ciberseguridad del país que contempla como incidente de alta peligrosidad publicar contenidos subversivos en la red, lo que ha generado críticas de internautas y organizaciones, que ya hablan de “ley mordaza”.

“Pretender alterar el orden público” o “promover la indisciplina social” mediante las tecnologías de la información y la comunicación es un “incidente de agresión” con nivel de peligrosidad “muy alto”, según el nuevo marco regulatorio de las telecomunicaciones en el país.

La nueva normativa llega en un momento de fuerte disenso social en Cuba, donde el pasado 11 de julio miles de personas salieron a las calles para pedir libertad y mejores condiciones de vida en medio de una fuerte crisis económica y sanitaria.

Las redes sociales fueron un elemento clave a la hora de extender las protestas a diversas localidades del país, por lo que el gobierno tomó la medida extrema de bloquear Internet durante aproximadamente una semana.

Organizaciones e internautas temen que la nueva medida anunciada hoy sirva al gobierno para acallar las voces disidentes en las redes y procesar a quienes critiquen al sistema cubano y sus dirigentes.

“Lo que más me preocupa es el uso de la soberanía, la defensa nacional o la seguridad por parte del Ministerio del Interior para restringir la libertad de expresión”, indicó a Efe la abogada Laritza Diversent, directora y fundadora de la ONG jurídica Cubalex.

Diversent cree que la nueva normativa es una “ley mordaza” con la que el gobierno podría imponer multas a quienes expresen críticas a cualquier gestión del ejecutivo, el Partido Comunista (PCC, único legal) o el presidente, Miguel Díaz-Canel.

La Resolución 105 establecida hoy, que tipifica el reglamento para la respuesta a incidentes de ciberseguridad, atribuye alta peligrosidad a la difusión de “contenidos que atentan contra los preceptos constitucionales, sociales y económicos del Estado, inciten a movilizaciones u otros actos que alteren el orden público”, así como la divulgación de noticias falsas.

Asimismo, considera acciones de “ciberterrorismo” aquellas que puedan “subvertir el orden constitucional”, desestabilizar el funcionamiento de “las instituciones políticas y de masas, las estructuras económicas y sociales del Estado”, u “obligar a los poderes públicos a realizar un acto o abstenerse de hacerlo”.

También considera como “fraude” de nivel de peligrosidad “muy alto” toda “acción que resulta contraria a la verdad y a la rectitud que perjudica a personas e instituciones del Estado”, algo que muchos internautas interpretan como una estrategia para acallar las críticas.

“Nos han prohibido comer carne, bañarnos en zonas de nuestra playa, vender nuestra propia casa o carro, reunirnos, expresarnos. Ahora usar las redes sociales para denunciar la ineptitud del gobierno será penal”, protestó una mujer cubana en Twitter, donde ha comenzado a circular el hashtag #NoAlDecretoLey35.

Otros usuarios han reaccionado con sarcasmo: “¿dónde pongo la denuncia a los medios de prensa oficiales? Por lo de noticias falsas y eso, digo”, publicó la youtuber cubana Dina Stars, conocida por su arresto durante una conexión en directo con una cadena televisiva española poco después de las protestas.