Afganos en la CDMX piden ayuda para refugiar a sus familias en México
Un grupo de jóvenes se manifestó este lunes frente a la Cancillería para apoyar a la población en Afganistán. Foto: Alexa Herrera

Una veintena de personas se concentraron el mediodía de este lunes frente a la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para pedir que se haga efectiva la recepción de afganos refugiados en México.

La organización No es una somos todas, liderada por la diputada independiente de la Ciudad de México Alessandra Rojo de la Vega, entregó una carta escrita por una afgana residente en México para pedirle al canciller Marcelo Ebrard que establezcan puentes de comunicación con la comunidad de afganos en México para que puedan traer al país a sus familias refugiadas.

La carta la firma M. Tiene 23 años y llegó a México a los 18 para estudiar negocios internacionales. Su familia está escondida en Kabul porque temen que los talibanes los maten.

“El mensaje es para las mujeres afganas, queremos decirles que no están solas”, dijo a La-Lista, la también autora de la carta que se le entregó al canciller.

M. se reunió con el consultor jurídico de la Secretaría, Alejandro Celorio, y acordaron que ella y su hermana, N., serían el puente de comunicación entre los afganos en México y sus familias en Afganistán. La dependencia les comunicó que dado que México no tienen embajada en ese país, se ha complicado poder traer a los afganos a México.

No obstante, ya están tramitando solicitudes de asilo de afganos en Irán. “Están varados en la frontera y no los dejan entrar”, dijo N. Según explicó Rojo de la Vega, el Gobierno de México recibe unas 700 solicitudes de refugio cada día.

La familia de M. y N. trabajaban en las bases de estadounidenses en Kabul, en los llamados Ladies Bazar. Allí les vendían pulseras, ropa, y otros productos. Dado que trabajaron con los extranjeros, ahora temen que los talibanes los repriman. “Es muy difícil ver que de un día para otro tu país ya no es el mismo”, dice M.

Foto: Alexa Herrera / La-Lista

La misma situación describe Massod Afghan, otro afgano residente en México que hoy estuvo en la SRE. Tiene 33 años, cinco hermanos, dos hermanas y su mamá escondidos en Kabul. Su familia está a 30 minutos del aeropuerto de Kabul y no hay forma de que pueda salir del país. “Mis hermanos fueron al aeropuerto pero había 30,000 personas. Además, no tienen pasaporte”, explica.

M. y N. hicieron un llamado a la sociedad mexicana pues necesitan familias que puedan alojar a refugiados en sus casas, así como maestros, pediatras, psicólogos y traductores que puedan apoyar a los afganos que lleguen a México. Quienes estén interesados en colaborar, pueden comunicarse a la dirección de email: [email protected]

Foto: Alexa Herrera / La-Lista