Explosiones en Kabul dejan 60 muertos; el Estado Islámico se las atribuye
Los ataques se realizaron cerca del aeropuerto de Kabul. Foto; AFP

Más de 60 personas murieron y 150 resultaron heridas tras el doble atentado ocurrido este jueves en las cercanías del aeropuerto de Kabul y que el Estado Islámico (EI) se atribuyó, muchos de los cuales formaban parte de la multitud que intentaba alcanzar uno de los vuelos de evacuación internacional, según fuentes sanitarias afganas.

Las víctimas por el doble atentado ocurrido esta tarde en el aeropuerto continúan aumentando, y según fuentes oficiales del sistema de salud citadas por medios locales, “más de 60 civiles afganos murieron y otros 150 resultaron heridos”. 

La explosiones se dieron en la Abbey Gate del aeropuerto y cerca del Hotel Baron, a poca distancia del primer punto, de acuerdo con el Pentágono.

Abbey Gate, uno de los tres puntos de acceso al aeropuerto donde miles de afganos se han aglomerado en los últimos 13 días buscando huir de los islamistas radicales.

Doce militares estadounidenses murieron y 15 resultaron heridos el jueves en los ataques, informó también el Pentágono, amenazando con represalias. A pesar del mortal atentado, aseguró que Estados Unidos continuará su operación de evacuación de estadounidenses y afganos fuera del país.

La rama afgana del grupo terrorista Estado Islámico reivindicó este jueves el ataque, según un comunicado de la agencia de información de los radicales, Amaq, difundido por sus canales de propaganda en internet.

En las últimas horas, varios países occidentales llamaron a sus ciudadanos en Afganistán a alejarse lo antes posible del aeropuerto de Kabul debido a amenazas “terroristas”. Funcionarios de Estados Unidos y de países aliados han dicho que tenían información de inteligencia de que atacantes suicidas amenazaban con atentar contra el aeropuerto de la capital afgana.

Ante la cercanía de la fecha límite fijada por Estados Unidos para abandonar el país, el 31 de agosto, los gobiernos de Canadá, Francia, Holanda y Bélgica también anunciaron que ponían fin a las operaciones de repatriación desde Kabul, aunque eso implique que algunas personas susceptibles de ser evacuadas se queden atrás.

Los talibanes lograron tomar el poder total en Afganistán el 15 de agosto y el aeropuerto de Kabul es la única puerta de salida del país para miles de afganos que intentan, desesperados, entrar en los últimos vuelos de evacuación.

Con información de EFE y AFP