Haití acusa ‘humillación’ a sus migrantes y EU inicia deportaciones
Migrantes de Haití esperan en el río Bravo para cruzar rumbo a Estados Unidos, en Ciudad Acuña, Coahuila. Foto: Miguel Sierra/EFE

Estados Unidos (EU) empezó este domingo a deportar a decenas de las personas migrantes de Haití retenidos en un campamento improvisado bajo un puente en la localidad de Del Río, en el sur de Texas, tras un cruce masivo en la frontera. La situación se da el mismo día en el que el gobierno haitiano se dijo preocupado por las humillaciones que sufren tanto en la Unión Americana como en México.

“Estamos muy preocupados por las condiciones extremadamente difíciles en las que viven varios miles de nuestros compatriotas en la frontera entre Estados Unidos y México”, escribió el primer ministro de Haití, Ariel Henry, en su cuenta de Twitter.

Henry llamó a la unión nacional para “dar una oportunidad al país”.

“Debemos unirnos para dar una oportunidad para que nuestros hermanos y hermanas no sigan soportando este tipo de humillaciones”, sostuvo el funcionario haitiano.

“No se quedarán atrás”, prometió, mientras les daba la bienvenida con un proverbio muy utilizado por los haitianos: “Lakay se Lakay (La casa sigue siendo la casa)”.

Un agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en sus siglas en inglés) de EU., que no reveló su nombre, informó a Efe de que este domingo salieron tres vuelos desde Texas en dirección a Haití con “decenas” de personas migrantes de ese país caribeño.

Concretamente, dos vuelos salieron del aeropuerto de la ciudad de San Antonio, y otro de la fronteriza Laredo.

“Esperamos que esto envíe un mensaje claro a los demás inmigrantes ilegales: si vienen sin justificación, los vamos a deportar”, señaló este agente después de aparcar una furgoneta de grandes dimensiones en un refugio de migrantes cerca de la frontera.

Ese refugio, que en los últimos días había acogido una treintena de migrantes, estaba este domingo completamente vacío, una situación que voluntarios locales lo relacionaron con el inicio de las deportaciones de los haitianos en Del Río.

En las últimas jornadas, unos 13,000 migrantes, en su mayoría de Haití, estaban acampando debajo del puente internacional que une Ciudad Acuña, Coahuila, y Del Río.

Según varios videos grabados por periodistas desde el lado mexicano a los que tuvo acceso Efe, la zona cercana al río ha sido cortada por las autoridades estadounidenses, que han desplazado a los migrantes a otro campamento improvisado cercano.

Desde la parte estadounidense del linde, en Del Río, es imposible acceder al campamento debido a las medidas de seguridad ni se puede ver cuál es la situación en el puente, dado que la única manera de entrar a él es desde México.

Varios medios de comunicación locales señalaron este domingo que vehículos del Departamento de Seguridad Pública de Texas formaron una fila cerca del puente y del río para evitar que los migrantes crucen por una zona de menor profundidad por la que los ciudadanos de Haití han estado atravesando estos últimos días hacia EU.

Una voluntaria de la Coalición Humanitaria Fronteriza de Val Verde dijo a Efe que la policía del lado mexicano no está dejando pasar a más migrantes, que se quedarán ahora atrapados en Ciudad Acuña, una urbe “muy peligrosa” para ellos.

“Además de aumentar el ritmo de las deportaciones, ahora México está también evitando la llegada de los haitianos”, aseguró.

Con información de EFE