La jornada electoral inicia en

‘No son chatarra’, dice AMLO sobre la compra de plantas a Iberdrola
El presidente López Obrador defendió la compra a Iberdrola. Foto: Sitio Oficial AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió este martes 11 de abril la compra de 13 plantas eléctricas a la empresa espoñala Iberdrola, en una operación que él consideró “muy buena”.

“No son chatarra, por eso fue muy buena la operación, si nosotros nos proponemos construir estas 13 plantas nos llevan 10 años, y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) terminaría el sexenio como una empresa minoritaria”, dijo el mandatario federal en su conferencia de prensa matutina.

Las declaraciones del presidente surgen después de que en redes sociales se acusó al gobierno mexicano de comprar “plantas chatarra” a Iberdrola con un precio superior a lo que en realidad cuestan. También se dijo que la estructura obsoleta de dichas centrales no logrará generar mayor electricidad, como se plantea.

Sobre el precio, López Obrador indicó que compraron las plantas “a buen precio” y que además se realizará un descuento, lo que disminuye los costos hasta en un 30% si se hubieran construido desde cero.

“Se logró una disminución en el precio, si nosotros construyéramos las plantas, aún con la antigüedad que tienen, (habría salido) un 30% (más). Los 6 mil millones de dólares son lo que valen las plantas a buen precio, de ahí se tiene que hacer un descuento de alrededor de 700 millones de dólares, que es el pago por la operación, y eso va a la hacienda pública”, dijo.

“Son 13 plantas, 12 de ciclo combinado y una eólica, tienen un promedio de vida útil tres veces superior al promedio de las plantas de la CFE, o sea, son más nuevas”, agregó.

El mandatario federal también refirió que en México hay plantas que se construyeron hace 40 años, aún cuando su promedio de vida útil es de solo 18 años.

“¿Y por qué razón? Porque lo que querían eran que las plantas de la CFE se volvieran chatarra para que la comisión abandonara el mercado eléctrico y todo quedara en manos de particulares”, planteó.

En este sentido, López Obrador agradeció a Iberdrola por acceder a la adquisición, pues, mencionó, la empresa entendió que su gobierno no iba a permitir la quiebra de una empresa pública.

Con esta operación, remarcó el presidente, en 10 años se va a recuperar la inversión hecha con Iberdrola, al mismo tiempo que se garantiza que no falte la energía eléctrica en el país y que los costos no aumenten.

“Cuando nosotros llegamos (al gobierno), a diferencia de las refinerías, teníamos una participación del 39% en la industria eléctrica; con la compra, ese 39% se convierte en 65% en toda la generación de energía eléctrica, aún con la antigüedad de algunas de las plantas”, concluyó.

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales