El PAN exige la renuncia de Martí Batres tras agresión a alcaldes electos
Los mandatarios electos fueron agredidos en las inmediaciones del Congreso de la CDMX. Foto: EFE

Después de ser agredidos por policías a afuera del Congreso de la capital, los alcaldes de oposición de la CDMX exigieron una disculpa pública y la renuncia del secretario de gobierno, Martí Batres.

En conferencia de prensa, Marko Cortés, presidente del comité ejecutivo nacional del Partido Acción Nacional (PAN), acompañado por los mandatarios agredidos, lamentó los hechos y dijo que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, “va de mal en peor”.

“No está gobernando y hoy está buscando debilitar a los alcaldes electos, está buscando concentrar el poder”, dijo. “Le exijo a Claudia Sheinbaum una disculpa pública y la renuncia del represor Martí Batres (…) la agresión contra Lía Limón, contra nuestros alcaldes y alcaldesas es la agresión contra los citadinos que votaron por ellos”, aseguró.

Mientras que Santiago Taboade, alcalde de Benito Juárez, consideró que la agresión de este lunes fue “la gota que derramó el vaso”.

Desde el 6 de junio se ha venido marcando el estilo del secretario de gobierno, de Martí Batres, en seguir publicando acuerdos administrativos que nos quitan facultades (…) no ha entendido que se tiene que gobernar con pluralidad en la Ciudad de México”, aseguró.

Recordó que cuando Martí Batres era presidente de Morena y ganó cinco alcaldías le exigió a Miguel Ángel Mancera que recibieran a los cinco alcaldes de Morena en el 2015. “Ahora que está del otro lado ni siquiera han podido atender una solicitud para reunirnos los nueve con la jefa de gobierno”, dijo.

Por su parte, Lía Limón, alcaldesa electa de Álvaro Obregón, indicó que los alcaldes están dispuestos al diálogo, aún después de haber sido agredidos.

“Necesitamos que se respeten nuestras facultades, que se respeten nuestros recursos y que se respete que fuimos electos (…) esto que vivimos ayer fue la gota que derramó el vaso porque hemos estado pasando tres meses de mucho maltrato“, recalcó.

Esto después de que Martí Batres deslindó a la administración de Claudia Sheinbaum de haber ordenado la agresión contra los alcaldes electos.