Guillermo Padrés: Caí en el bote por no ceder a los caprichos de Peña Nieto
El exgobernador de Sonora, en la mira de la justicia. Foto: Especial

Guillermo Padres, exgobernador de Sonora, acusó que el expresidente Enrique Peña Nieto lo envió a la cárcel porque no cedió a sus caprichos, esa acusación forma parte de la primera entrevista que concedió el exmandatario tras salir de la cárcel hace casi tres años. 

Yo caí a prisión, porque me le enfrenté, porque no cedí a las presiones del presidente Enrique Peña Nieto”, señaló Guillermo Padrés en entrevista para Proyecto Puente. “Yo caí al bote, yo caí a prisión, fui un preso político”. 

Después de seis años de haber terminado su periodo de gobierno en el estado de Sonora y de dos años y ocho meses de haber salido de prisión, por primera vez el político sonorense habló y acusó al expresidente Enrique Peña Nieto “de perseguirlo políticamente, de construir una cacería en su contra, para lo que usó a parte de su gabinete y al gobierno entrante en el estado (el de Claudia Pavlovich)”.

Sostuvo que parte de esa “persecución” tuvo su origen en su decisión de no cerrar el Acueducto Independencia. Relató que Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación en el sexenio de Peña Nieto, lo citó para informarle que era una orden del presidente y que de no hacerlo habría “graves consecuencias”.  

“Me cayó como bomba, sentí un escalofrío, me quedé en silencio, no lo podía dimensionar. ¿Cómo, señor secretario? Déjame explicarte cómo vamos a dejar una obra de cerca de 4 mil millones de pesos”, narró Padrés que dijo a Osorio Chong en las oficinas de Bucareli en la Ciudad de México.

“El presidente se fue con todo contra sus adversarios, tanto internos como externos, se nos vino encima, a todos los que creyó él que le podíamos estorbar en su carrera política, se nos vino encima, y más cuando a él se le vino lo de la Casa Blanca, pues más necesitaba gente con qué emparejar cartones y meter un gobernador de oposición también (a prisión), ¿y quién era su enemigo político en ese momento? Guillermo Padrés porque no quise cerrar el acueducto”, subrayó en la primera parte de la entrevista concedida el pasado 23 de octubre a Proyecto Puente

El exmandatario salió de prisión el 2 de febrero de 2019. Recientemente la Fiscalía General de Justicia informó que Padrés se enfrenta a dos procesos, uno que comenzó en 2014 por delincuencia organizada y por operaciones con recursos de procedencia ilícita; y otro que empezó en 2016 por defraudación fiscal y también por operaciones con recursos de procedencia ilícita, y que tenía elementos para pedir sentencias.