Emilio Lozoya se queda en prisión preventiva por el caso Odebrecht
Foto: Archivo AFP

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, se queda en prisión preventiva justificada hasta que termine su proceso por asociación delictuosa, operaciones con recursos ilícitos y cohecho, por el caso Odebrecht

El juez de control federal, José Artemio Zuñiga Mendoza, cumplió la orden de una magistrada del Tercer Tribunal Unitario que amparó a Lozoya para que la audiencia del 3 de noviembre de 2021, en donde se le dictó prisión preventiva, fuera repuesta.

Zuñiga Mendoza analizó todos los argumentos que previamente la Fiscalía General de la República (FGR) dio para sustentar que Emilio Lozoya debe permanecer en prisión.

Esto lo hizo en una audiencia híbrida, en donde los únicos que acudieron al juzgado fueron Emilio Lozoya, en calidad de imputado, y Alejandro Rojas Bruneda, uno de sus abogados; el abogado Miguel Ontiveros se enlazó por videoconferencia

La Fiscalía General de la República (FGR) también se conectó vía videoconferencia; así como los representantes de la UIF y de Pemex.

El juez dijo que un 30% del personal presenta contagios de Covid-19 en el Reclusorio Norte, donde Lozoya está recluido desde hace tres meses.

Durante la audiencia, realizada por videoconferencia, exhortó a la defensa se abstenga de continuar presentando escritos solicitando la inmediata libertad de Lozoya, puesto que “esa cuestión se encuentra decidida legalmente”, informó el CJF.

El juez de control federal volvió a justificar su decisión de cambiar la prisión preventiva jutificada de Emilio Lozoya, quien desde 2020 gozaba de libertad condicional y un brazalete geolocalizador.

El juez reconoció la disposición de Lozoya para colaborar con el proceso, pero dijo que eso no era suficiente para otorgarle una media cautelar diferente a la prisión.

Las razones para que permanezca en prisión fueron que Emilio Lozoya tiene los recursos económicos y las relaciones políticas y familiares para huir.

El abogado dijo que era probable que presentaran una apelación.

El caso Odebrecht ha sido uno de los escándalos de corrupción más grandes a nivel internacional y Emilio Lozoya es sólo uno de los escasos políticos que se encuentran detenidos en México.

En la audiencia de este miércoles, Emilio Lozoya buscaba obtener su inmediata libertad.

No es el único caso por el que el exdirector general de Pemex en el gobierno de Enrique Peña Nieto enfrenta cargos. Por el proceso del caso Agronitrogenados ya logró que un Tribunal Unitario ordenara su libertad y que siga su proceso fuera de la cárcel, con un brazalete.

La UIF aclaró este miércoles que promovió un amparo como parte ofendida en la causa penal, pero al ser desechado, presentará una queja con el fin de que sea analizado por un tribunal colegiado.