Cabeza de Vaca, los seis años de ‘vientos de cambio’ que estarán a prueba en Tamaulipas
Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca. Foto: facebook / Francisco Cabeza de Vaca

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, ha logrado llegar al último año de su mandato, después de varias embestidas con la Fiscalía General de la República, un intento de desafuero, órdenes de aprehensión, congelamiento de sus cuentas bancarias y una clara confrontación política con el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, sin dejar fuera la violencia.

Tamaulipas, un estado estratégico por su ubicación en la frontera norte del país, ha sido escenario de muchos de los momentos más violentos del país, ya que desde ahí han operado grupos criminales dedicados al trasiego de droga, trata de personas y otros delitos de alto impacto que han afectado a la población. Al mismo tiempo es una de las entidades que más recursos aporta a la federación por la actividad aduanera en la frontera con Estados Unidos.

Cabeza de Vaca se convirtió en el primer gobernador de la alternancia en Tamaulipas, abanderado por el Partido Acción Nacional (PAN) en 2016, después de décadas de gobiernos del PRI, al ganar con un histórico 50% de los votos en una elección de gobernador, con 56% de participación ciudadana, una de las más altas para los niveles de violencia que enfrentaba el estado.

La inseguridad

Cabeza de Vaca, los seis años de 'vientos de cambio' que estarán a prueba en Tamaulipas - Captura-de-pantalla-2021-02-18-a-las-17.49.52-1024x441
Hallazgo de los restos de las 19 personas asesinadas en Camargo. EFE

Gobernar en Tamaulipas no es sencillo. En la elección anterior a la que ganó Cabeza de Vaca, el candidato del PRI, Rodolfo Torre Cantú, fue asesinado a tiros a bordo de una camioneta por un grupo armado que viajaba en un convoy a plena luz del día en 2010. A unas semanas de la elección, fue su hermano Egidio quien asumió la candidatura y ganó las elecciones.

Uno de los lemas de campaña de Cabeza de Vaca fue “nuevos vientos de cambio”. En su administración, los delitos de alto impacto como homicidio doloso, secuestro y extorsión han bajado a niveles cercanos o por debajo de la media nacional, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La tasa anual de homicidios dolosos por cada 100 mil habitante bajó de 16.6 a 14 casos del inicio de su mandato al cierre del 2021. Los secuestros bajaron dramáticamente de una tasa anual de 4.8 -el triple de la tasa nacional ese mismo año- a 0.7 en el mismo periodo, mientras que el delito de extorsión tuvo una baje aunque menos representativa al pasar de 2.9 a 2.5 en el mismo periodo.

Sin embargo, los feminicidios aumentaron de una tasa de 0.05 casos por cada 100 mil habitantes en todo 2016 a 0.2 en 2021.

La crisis de personas desaparecidas ha sido particularmente crítica en el estado desde hace 15 años, el cual no solo tiene el mayor número de personas desaparecidas y no localizadas en el país, sino que ha sido escenario de campos de exterminio con miles de restos óseos y masacres.

De diciembre de 2016 a diciembre de 2021, se sumaron 3 mil 784 reportes de personas desaparecidas y no localizadas, que sumaron 10 mil 601 para esa fecha.

Cabeza de Vaca, los seis años de 'vientos de cambio' que estarán a prueba en Tamaulipas - tamaulipas-inseguridad-1280x1280

La representante del colectivo 10 de mayo, Maria Isela Valdez Chaidez indicó que fue poco el trabajo efectuado en este tema.

“Yo pienso que estamos igual (antes de iniciar el sexenio) o peor, el tema de desaparecidos no hubo avances, un ejemplo es el panteón ministerial de Miguel Aleman porque el año pasado sacamos 365 cuerpos y solo se identificaron 16 por que tratan credencial para votar” expresó Maria Isela Valdez.

La petición de la representante del colectivo 10 de mayo es la creación de una base de datos forense, ante el incremento de cuerpos que se han extraído de fosas comunes del estado, también se pidió el trabajo de servidores públicos con vocación.

“Hace falta un grupo de reacción inmediato de búsqueda de personas, un instituto de Atención a Víctimas con más vocación, más presupuesto y mas servicio por que nos dicen que no hay presupuesto para becas o atención” expresó Valdez Chaires.

Además, elementos de la Policía Estatal están involucrados en el secuestro de 19 persona, entre ellas, 16 migrantes, que fueron calcinadas en el municipio de Camargo en enero de 2021 y se ha denunciado su participación en la ejecución extraoficial de ocho personas en Nuevo Laredo, en 2019.

Cabeza de Vaca, los seis años de 'vientos de cambio' que estarán a prueba en Tamaulipas - tamaulipas-desaparecidos-datos-1280x1280

Cabeza de Vaca y AMLO, de la cordialidad a la polarización

Cuando el presidente, Andrés Manuel López Obrador, inició su gobierno, Cabeza de Vaca mantuvo una relación cordial con él, a pesar de ser partidos opuestos. Sin embargo, las diferencias comenzaron a marcarse a partir del 2019, con la exigencia de más recursos federales al estado.

Tamaulipas, como otros estados fronterizos, contuvo a los miles migrantes provenientes de Centroamérica que quedaron rezagados con México tras el acuerdo con Estados Unidos que creó el programa “Quédate en México”, también conocido como MPP (Migrant Protection Protocols), lo que generó atención de recursos y logística alrededor de los campamentos que improvisaron.

El estado, en el extremo este de la frontera norte de México, es uno de los que más recursos aporta a la federación debido a la actividad aduanal, pero que, en estricto sentido no son recaudaciones que se generan por actividades económicas generadas por el propio estado.

Las diferencias con el presidente López Obrador aumentaron cuando detonó la pandemia y el gobernador demandó más recursos para atender la emergencia. Pero el pasado 2021, las diferencias subieron de tono.

La Fiscalía General de la República, autónoma del Ejecutivo, solicitó al Congreso de la Unión un proceso de desafuero, ya que dijo que investigaba al gobernador de Tamaulipas por los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y evasión fiscal equiparada.

El gobernador explicó que la persecución se originó por el supuesto impago de impuestos por la venta de un departamento en la ciudad de México. Pero el Congreso de la Unión, con una mayoría del partido del presidente, aprobó el desafuero.

Al mismo tiempo, el Congreso de Tamaulipas, con mayoría panista, aprobó reformas a la Constitución del estado para blindar al gobernador e impedir que el Congreso de la Unión pueda desaforarlo sin antes contar con el aval del local.

La disputa ha llegado hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde los ministro deberán resolver una impugnación promovida por el Congreso de Tamaulipas de la legislatura pasada, antes de las elecciones de junio del 2021.

A diferencia de estados como Tabasco y Oaxaca, donde el presidente ha viajado más de 20 veces, a Tamaulipas ha ido en menos de siete ocasiones.

También la Unidad de Inteligencia Financiera, con Santiago Nieto como titular, congeló tres de las cuentas bancarias del gobernador, supuestamente a solicitud de autoridades de Estados Unidos, pero fueron liberadas poco después por una orden judicial.

El cambio en el mapa político

La mayoría de las alcaldías y diputaciones del Congreso Local se mantuvieron bajo el cobijo del partido del PAN en la primera parte de esta administración, sin embargo, a partir del proceso electoral del 2021 Morena inició a ganar posiciones en alcaldías y diputaciones.

El partido del presidente inició su crecimiento gradual en Tamaulipas a partir del año 2018, cuando se realizaron elecciones para las 43 alcaldías, donde logró ganar en Ciudad Madero y en Matamoros.

Actualmente 12 de los 43 alcaldes de Tamaulipas gobiernan bajo las siglas de Morena, los cuales se encuentran en los principales municipios urbanos de la entidad como Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria, Altamira y Ciudad Madero.

De las 24 alcaldías que logró conservar el PAN, Tampico es la ciudad más importante; y en menor medida, está el PRI, que gobierna en cuatro municipios de la zona rural del estado.

Cuentas no claras

Cabeza de Vaca, los seis años de 'vientos de cambio' que estarán a prueba en Tamaulipas - cabeza-de-vaca-3-1280x853
Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca (cen). Foto: facebook / Francisco Cabeza de Vaca

La deuda pública en Tamaulipas con Cabeza de Vaca pasó de 11 mil 924 millones de pesos en el primer trimestre del 2016 a 15 mil 552 millones de pesos al cuarto trimestre del 2021, de acuerdo con los informes trimestrales del estado de deuda pública emitido en el Periódico Oficial de Tamaulipas.

Durante la actual administración estatal se contrataron 11 créditos con instituciones bancarias privadas, que suman mil 977 millones de pesos que terminarán de pagarse en el año 2041.

Con el incremento de la bancada morenista en la actual legislatura del Congreso de Tamaulipas, el diputado presidente de la comisión de Finanzas, el morenista Isidro Vargas Fernández anunció en marzo pasado que se llamaría a comparecer a la secretaria de Finanzas local, Lourdes Arteaga.

“Creo que ha sido un gobierno irresponsable, porque si revisamos los dos gobernadores anteriores, la actual administración ha superado a estos dos gobiernos pasados” indicó Vargas Fernandez, pero hasta el momento no se ha definido fecha para la visita de la secretaria de finanzas al poder legislativo tamaulipeco.

En el tema económico, Mario Flores Pedraza, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Ciudad Victoria indicó que hay temas importantes que se lograron en la actual administración como la disminución de empleos informales. 

“En Tamaulipas del cuarto trimestre del 2020 al cuarto trimestre del 2021 se redujo la informalidad del 43.1% al 42.7%, eso quiere decir que el 57% de la actividad productiva del estado esta en el sector formal y no en el informal estamos por encima de la media” expresó Flores Pedraza.  

En el desempeño hecho por el gobierno estatal en los temas económicos a lo largo de los últimos seis años se calificó por el presidente de la Coparmex en Ciudad Victoria como regular a bueno, ya que quedaron pendientes temas como el incremento de salarios.

Flores Pedraza indicó que el modelo económico que se siguió durante la administración de Cabeza de Vaca en Tamaulipas tiene sus pros y sus contras. En lo bueno, mencionó el crecimiento económico, la inversión y la creación de empleos; pero en el lado opuesto, están la desigualdad de ingresos y los empleos con bajos salarios.

“La visión de este gobierno ha sido una visión de política económica de derecha totalmente, ha sido una visión que busca el crecimiento económico, la creación de empleo, la inversión, lo ha hecho bien sin embargo, este crecimiento va acompañado de gran desigualdad porque los grandes negocios se los quedan unas pocas manos” agregó.

A cuatro meses de finalizar la administración del panista Cabeza de Vaca y en pleno proceso electoral para designar al nuevo gobernador que tomará posesión del cargo el próximo 1 de octubre, la entidad se dividió entre dos corrientes políticas.

Por un lado, está el morenismo, encabezado por el senador Americo Villarreal Anaya; y en el otro extremo, el panismo, con el exsecretario general de gobierno, César Augusto Verástegui Ostos.

El morenismo busca atraer a los sectores de burócratas, empresarios, inversionistas o ciudadanos que se sintieron desplazados por la llegada del panismo en el 2016, quienes ven este corriente política una opción para componer los fallos de la actual administración estatal.

Por el panismo se incluyen a los grupos sociales, tales como asociaciones civiles, instituciones religiosas o beneficiarios de obras de infraestructura; los sectores económicos, como empresarios, funcionarios o ciudadanos que obtuvieron beneficios o se vieron beneficiados en el gobierno de Cabeza de Vaca.