Javier Corral pasó de persecutor a perseguido en Chihuahua, donde esta semana el Congreso declaró procedente el inicio de un juicio político en su contra.

El abogado Gerardo Cortinas Murra, quien solicitó iniciar el juicio contra el exgobernador, trabajaba en ese órgano legislativo al menos hasta junio pasado, y previamente recibió recursos de la administración de César Duarte.

Así lo denuncia Corral Jurado en entrevista con La-Lista, mientras alista su defensa legal y en espera de que sea notificado por el propio Congreso.

Cortinas Murra acusó al exgobernador de un presunto desacato de un decreto de austeridad estatal del año 2017 -publicado por el propio Corral- que entre otras cosas le obligaba a reducir su salario, le prohibía viajes en avión de primera clase o en jets privados de la flotilla del gobierno estatal, además de que establecía la venta de estas aeronaves, la cual no se dio.

Es una vacilada“, zanja Corral sobre las acusaciones en su contra. Para él se trata de un juicio político “a la carta de la gobernadora” Maru Campos, con quien a pesar de ser del mismo partido mantiene una rivalidad desde antes de la campaña, pues la acusa de ser cercana al exgobernador César Duarte, actualmente preso, por lo que incluso no apoyó su candidatura sino que la combatió.

Quien denuncia al exmandatario es un “viejo aviador del gobierno de Chihuahua”, dice Corral, quien ha podido corroborar que Cortinas Murra cobró un millón 176 mil pesos de la administración duartista.

El exgobernador también detectó que Cortinas Murra ha estado en la nómina del Congreso desde el 2021 y al menos hasta junio pasado, con un sueldo aproximado de 15 mil pesos, y así lo exhibió en sus redes sociales.

'Aviador' de César Duarte y 'personero' de Maru Campos inició juicio contra mí: Corral - 297440547_591501772342389_865317422957022008_n

“Se ha pretendido presentar a Gerardo Cortinas Murra como un ciudadano independiente, desprovisto de cualquier interés político, pero actualmente es un aviador del Congreso del estado, bajo las órdenes del diputado Mario Vázquez, que es el coordinador del grupo parlamentario del PAN. Le pagan bajo un contrato de prestación de servicios independientes de apoyo, por honorarios”, revela Corral.

“Cortinas Murra estuvo en la nómina de César Duarte en los últimos cuatro años de su gobierno… En 2013, por la vía de un contrato simulado, que obviamente era una aviaduría, le entregó 381 mil 600 pesos; en el 2014, 318 mil; en el 2015, 286 mil 200; en el 2016, de enero a octubre, 190 mil 800 pesos, en total un millón 176 mil 600 pesos que le costó a los chihuahuenses”, anota.

Al abogado Cortinas Murra lo califica como un “personero” y un “instrumento” de la gobernadora Maru Campos para continuar el golpeteo político en su contra.

“La pretensión es inhabilitarme políticamente. Eso lo tienen muy cantado. Quieren inhabilitarme para que yo no pueda participar en política en cualquier cargo… porque lo que quieren es tratar de minar mi carrera si no es que terminar mi carrera política”, sostiene Corral.

El exgobernador de Chihuahua afirma que con él se pretende aplicar retroactivamente una ley.Y es que en mayo pasado, el Congreso aprobó la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia para el Estado de Chihuahua.

“Esta ley la promulgó María Eugenia Campos el 2 de junio de este año. La confeccionaron para concretar el acto de venganza, la hicieron, vamos a decir, a mi medida, fue con dedicatoria, no solamente porque le agregaron algunos elementos para que coincidiera con la denuncia de Cortinas Murra. También le agregaron que los sujetos de juicio político son los funcionarios públicos durante el ejercicio de su encargo y un año después de haberlo concluido“, explica, pues en este último supuesto se encuentra él.

Esto lo ve como una represalia al combate a la corrupción que dio en Chihuahua, donde dice que destapó muchos casos de corrupción, entre ellos el de la gobernadora actual María Eugenia Campos, conocido como la nómina secreta, por lo que incluso la política fue vinculada a proceso.

Dicha nómina secreta de César Duarte es como se le conoce al mecanismo que presuntamente usó el exgobernador priista para sobornar a diputados, periodistas, dirigentes partidistas y líderes religiosos; una de ellas, la entonces diputada y hoy gobernadora.

Maru Campos afirmó en junio pasado que buscaría que se abrieran al menos cuatro carpetas de investigación por delitos presuntamente cometidos en la administración del panista Corral, pero no mencionó entonces el juicio político, que Corral conecta con ella.

A poco menos de un año de haber dejado el cargo, Corral asegura que “a todas luces es una aberración lo que han echado a andar”.

“Se me acusa de omisiones, que omití dar cumplimiento al plan de austeridad que nosotros lanzamos; que fui omiso en promover acciones para reducir salarios de la burocracia estatal; que fui omiso en presentar iniciativas para racionalizar más el gasto público y que fui omiso en cumplir la venta de algunas propiedades del gobierno del estado y particularmente de la flota aérea”, detalla.

Entre los posibles abogados que podrían sumarse a su defensa están Jorge Espinoza, exconsejero jurídico; y Sergio Madero, abogado de Ciudad Juarez, quienes le han ofrecido a Corral su ayuda.

Distanciado del PAN y rechazó cargo con AMLO

'Aviador' de César Duarte y 'personero' de Maru Campos inició juicio contra mí: Corral - javier_corral_juicio_politico_chihuahua

El intento de juicio político ocurre cuando Corral se alista a abrir una librería en Chihuahua, pues se ha distanciado del servicio público a pesar de que fue invitado por el presidente Andrés Manuel López Obrador a colaborar en su gobierno, a lo cual declinó.

“El presidente de la República ha sido muy generoso conmigo, no obstante que tenemos diferencias y posturas diferentes. Él me ha extendido invitaciones al servicio público y yo no he querido participar porque así como tengo grandes coincidencias con el presidente López Obrador… también tengo diferencias, y esas son las que no me permiten asumir una responsabilidad en ese proyecto. Hay algunas diferencias que me preocupan mucho y por las cuales no quiero dar el paso, prefiero batallar desde fuera, incluso terminar lidiando con los dos bandos”, explica.

Del PAN está distanciado, dice que no tiene remedio e incluso reconoce que ha valorado renunciar al partido, donde el pasado 2 de agosto cumplió 40 años de militancia.

El dirigente Marko Cortés está dedicado al “negocio” y ahora es el “ballet” de Alejandro ‘Alito’ Moreno, dice Corral en referencia a la alianza que tienen ambos partidos.

“Estoy tomando distancia de una camarilla que secuestró al PAN para sus negocios personales y de grupo”, refiere.

En medio de esta especie de retiro del servicio público, Corral recibe la noticia de que la Fiscalía General de la República (FGR) está investigando al expresidente Enrique Peña Nieto, de quien fue uno de sus principales críticos y acusadores.

Sobre ello apuntala: “Si hubo un pacto de impunidad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador con Peña Nieto, parece que ya se rompió. Ahora lo que tenemos que ver es si también se va a romper el pacto de impunidad de Manlio Fabio Beltrones, que es el gran impune de la corrupción política en México… Si van por Peña, también van a tener que ir por (el ex secretario de Hacienda) Luis Videgaray y por (Manlio Fabio) Beltrones, porque están entrelazados, aquí vinieron a hacer un saqueo Beltrones y su pandilla, tremendo, en el estado de Chihuahua”.

De Peña Nieto dice que “ha sido el presidente más corrupto” y espera “que se vaya al fondo” y no sea una distracción o un tema electoral, “eso sería una tragedia”.

Para Corral, “es importante que en México se enjuicie por primera vez a un expresidente de la República”.

Aunque no fue mencionada una investigación relacionada con el estado de Chihuahua, el exgobernador afirma que la FGR tiene investigaciones de su estado, con documentos “muy sólidos”, para llegar “hasta donde quiera llegar” en el caso de Peña Nieto.