Delfina Gómez dejará la SEP con 24.9 mil mdp sin erogar
Fotografía: Facebook

Durante el primer semestre de 2022, la Secretaría de Educación Pública (SEP), a cargo de Delfina Gómez Álvarez, dejó de erogar 24.9 mil millones de pesos de su presupuesto durante ese periodo, dio a conocer el informe más reciente sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública que emite la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Para los primeros seis meses del 2022, la SEP contaba con un presupuesto programado de 183. 9 mil millones de pesos, de los cuales solo ejerció cerca de 159 mil millones, lo que representa un subejercicio del 18% del presupuesto.

La dependencia que encabeza Delfina Gómez fue la segunda secretaría que más dinero dejó de ejercer durante el primer trimestre de 2022, sólo detrás de la de Bienestar que no erogó 32.7 mil millones de pesos.

El programa que más recursos dejó de ejercer fue el de Becas de Educación Básica y Media Superior, el cual dejó de erogar 13 mil millones de pesos.

Aunque todavía este recurso puede devengarse durante el segundo semestre, se desconoce en qué se utilizaría en caso de terminar como excedente al final del año.

Por otra parte, Delfina también deja una SEP con irregularidades a lo largo de su gestión, desde que asumió en febrero de 2021 para sustituir Esteban Moctezuma – quien fue nombrado Embajador en Estados Unidos –, pues la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó 183.1 millones de pesos pendientes por aclarar del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM).

El FAM es un fondo coordinado por la SEP, el cual tiene como objetivo contribuir en el financiamiento de los programas de asistencia social en materia alimentaria, para personas en situación de desamparo y vulnerabilidad social, así como para la atención de las necesidades relacionadas con la creación, equipamiento y rehabilitación de la infraestructura física de planteles de educación básica, media superior y superior.

Lo que encontró la ASF en su auditoría es que de esos 183.1 millones de pesos sin aclarar, los cuales tienen un impacto en la Hacienda Pública, se utilizaron en:

  • 76 millones de pesos en bienes adquiridos o servicios no localizados, lo que representa 41.5% del total.
  • 66.4 mdp en obras o adquisiciones que no cumplen con las especificaciones técnicas contratadas.
  • 17.5 millones de pesos en recursos o rendimientos financieros no comprometidos o no ejercidos sin ser registrados ante la Tesorería de la Federación (TESOFE).
  • 23.2 millones de pesos en “otras irregularidades”.

Además, la ASF concluyó que se presentaron insuficiencias en la transparencia del fondo, específicamente en el componente de Infraestructura Educativa, que “se vinculan a las debilidades en la coordinación de la SEP”.