‘Morena se convirtió en un partido de Estado, como el PRI’, acusa John Ackerman
John Ackerman reclamó tras los cambios a los documentos fundacionales de Morena. Foto: Twitter @JohnMAckerman

El tercer Congreso Nacional Ordinario “convirtió a Morena en un partido de Estado” donde mandarán los gobernadores, la jefa de Gobierno y otros altos funcionarios federales y locales, denunció el académico y militante del partido John Ackerman.

El líder de la Convención Nacional Morenista acusó que, con los estatutos aprobados en la asamblea del fin de semana, el partido guinda repite los mismos vicios del PRI cuando tuvo los gobiernos federal y estatales por décadas.

“(Morena repite) uno de los peores vicios del PRI, gobierno contra el cual luchamos durante décadas y que imaginamos haber derrotado en las históricas elecciones de 2018”, escribió Ackerman en su cuenta de Twitter, a solo unas horas de que se renovara la dirigencia morenista y los documentos básicos del partido.

El profesor de la UNAM también criticó el reparto de las carteras del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), ya que –dijo– una de las secretarías la ocupará la hija de un gobernador, en referencia a la hija del mandatario electo de Oaxaca, Salomón Jara.

“Esto constituye una indecencia inaceptable que no embona con los principios de la Cuarta Transformación”, señaló.

Igualmente, se quejó por la integración del Consejo Nacional de Morena, órgano al que se nombró presidente, por unanimidad, a Alfonso Durazo, gobernador de Sonora.

“La inclusión en el Consejo Nacional de docenas de personajes del viejo régimen que hasta hace muy poco levantaban el brazo a personajes como Ricardo Anaya y despotricaban en contra de López Obrador es una burla a la militancia fundadora”, subrayó.

“La elección del presidente del Consejo Nacional violó el procedimiento estatutario que indica que solamente los consejeros electos pueden ocupar la presidencia”, añadió.

‘Morena se convirtió en un partido de Estado, como el PRI’, acusa John Ackerman - morena-congreso-nacional-ordinario-morenistas
Morena lleva a cabo su tercer Congreso Nacional Ordinario desde la Ciudad de los Deportes en la Ciudad de México. Fotografía: Twitter

John Ackerman apuntó que, aunque en los estatutos aprobados Morena se asume como partido de izquierda, los hechos demuestran completamente lo contrario.

Por otra parte, el académico también se manifestó en contra de la extensión que permite a Mario Delgado y a Citlalli Hernández mantenerse en la dirigencia de Morena hasta el 31 de octubre de 2024.

“Jamás fueron electos por absolutamente nadie de la militancia y se han dedicado a dividir y violentar a las bases, es un atropello a los estatutos y una violación a las reglas más”, indicó.

A las críticas de Ackerman se sumaron Alejandro Rojas Díaz Durán y Gibrán Ramírez Reyes, entre otros simpatizantes de Morena inconformes con los resultados del congreso.

“El antidemocrático, espurio e ilegal Congreso Nacional de Morena está armado como un partido de Estado para instaurar un régimen cívico-militar en México. La imposición de la candidatura presidencial es preludio de derrota y división en el 2024”, acusó Díaz Durán en sus redes.