Respetaremos a senadores del PRI si votan contra reforma militarista: ‘Alito’
Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI, remarcó que esta reforma es “por el bien de las y los mexicanos”. Fotografía: Facebook

No habrá represalias contra las y los senadores del PRI que voten contra la reforma al artículo quinto transitorio, la cual pretende extender hasta 2028 la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, indicó Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas, presidente nacional del partido.

El dirigente aseguró que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI respetará la decisión que tomen las y los senadores, respecto a si votan en favor o en contra de mantener al Ejército en las calles por otros cuatro años más después de que venza el plazo.

En ese sentido, “Alito” detalló que tiene comunicación constante con algunos de los senadores –aunque no precisó quiénes– y negó que los haya presionado para que voten a favor de esta reforma constitucional.

“Nosotros en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI somos respetuosos de cualquier opinión que haya al interior de nuestro partido y nosotros respetaremos la decisión que tomen las y los senadores en la votación”, indicó el dirigente priista en conferencia de prensa desde la sede nacional del partido.

Respetaremos a senadores del PRI si votan contra reforma militarista: 'Alito' - alito-moreno-diputados-morena
Alejandro Moreno Cárdenas, presidente nacional del PRI. Foto: La-Lista

Por otra parte, “Alito” Moreno aclaró que con esta reforma no pretenden militarizar la seguridad pública, sino mantener la participación de las Fuerzas armadas en lo que se consolida una Guardia Nacional civil que pueda asumir el reto de combatir la criminalidad en el país.

“Si mandamos al Ejército a los cuárteles es como si en un incendio les decimos a los bomberos que se regresen a sus cuárteles (…), hasta los gobernadores nos piden que no retiremos a las Fuerzas armadas (…), esto es por el bien y la seguridad de las y los mexicanos”, destacó.

La mayoría de las senadoras y los senadores priistas se han manifestado en contra de esta propuesta de su partido en la Cámara de Diputados, pues consideran que no es la solución adecuada a los problemas de seguridad pública que atraviesa el país.

Al ser una reforma constitucional, se necesitan los votos a favor de dos terceras partes de los senadores presentes en sesión (86 votos si asisten todos), por lo que se necesita del apoyo del grupo parlamentario del PRI, ya que con los votos de Morena y aliados (PT, PVEM y PES) no alcanza para aprobarla.

Aunque “Alito” ha impulsado la iniciativa, presentada por una diputada del PRI, en el Senado varios priistas –que también se oponen a que el dirigente continúe al frente del partido– la han rechazado.