Comisiones del Senado aprueban nuevo dictamen de reforma militarista
El nuevo dictamen de la reforma constitucional al artículo 5 transitorio se aprobó con el apoyo de senadores de Morena, PT y PVEM. Fotografía: Facebook/ Secretaría de la Defensa Nacional.

Las Comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda del Senado aprobaron las modificaciones al dictamen de la reforma militarista, al artículo 5 transitorio en materia de Guardia Nacional, que busca extender la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028.

Con 19 votos a favor (incluidos algunos del PRI), 10 en contra y una abstención entre ambas comisiones quedó aprobado el nuevo dictamen propuesto por la senadora Lucía Meza Guzmán, de Morena, aunque estas fueron acordadas entre legisladores de diversos partidos, según dijo Ricardo Monreal Ávila previamente.

Entre las modificaciones que se hicieron al dictamen de la reforma militarista se encuentran: el Ejecutivo Federal deberá presentar un informe semestral sobre el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, el cual será discutido entre la Cámara de Diputados y Senadores; a partir de 2024 el Ejecutivo Federal establecerá un fondo para los estados y municipios destinado al fortalecimiento de sus cuerpos de seguridad pública civiles, entre otras.

No obstante, se mantiene el plazo de ampliar la temporalidad de la coadyuvancia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028, en tanto se consolida la Guardia Nacional y pueda asumir esta labor.

El coordinador del PAN en el Senado, Julen Rementería del Puerto, criticó la nueva propuesta, pues consideró que no hubo un cambio sustancial al dictamen recibido por parte de la Cámara de Diputados semanas atrás.

Remetería del Puerto también reprochó que el gobierno federal no ha cumplido con los compromisos establecidos en la reforma aprobada en 2019, como el del fortalecimiento de cuerpos de seguridad civiles en los estados y municipios.

“Si quieren estar comprometidos con los ciudadanos de este país esto tendría que ser rechazado y valorar algo diferente”, dijo durante su intervención.

“Si el gobierno federal se ha cansado de violar la Constitución, ¿por qué tendríamos que pensar que va a cumplir ahora? (…) Soñar con una propuesta así es una ilusión”, abundó.

Por su parte, el senador panista, Damián Zepeda, exigió que se cree una ley para establecer el fondo de fortalecimiento de las policías estatales y municipales, así como que se “eche para atrás” las reformas a leyes secundarias que pasaron el mando operativo y administrativo de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“¿Quieren los votos para avanzar en este tema? Echen para atrás su reforma anticonstitucional que militariza la Guardia Nacional que aprobaste y apégate a la Constitución para que la Guardia sea civil”, señaló.

En tanto la senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu, indicó que las modificaciones de la senadora Meza Guzmán no satisfacen las propuestas hechas por el bloque opositor para poder aprobar esta reforma militarista, de alcance constitucional.

“Plantean ampliar el plazo vigente sin vincularlo a un diagnóstico ni a un análisis consecuente que nos permita decir que es necesario ampliar la participación de las Fuerzas Armadas”, destacó.

“La reforma tiene un efecto perverso y previsible, en el cual no podemos coincidir porque modifica el sustento de la norma que llevó a impugnar diversos actos del Poder Ejecutivo en el ejercicio de la facultad de disponer de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública”, agregó.

Mientras el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Ángel Mancera, remarcó que el titular del Ejecutivo Federal ya cuenta con la facultad de disponer de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, pero no existe un sustento jurídico que la regule.

“Hoy deberíamos de tener una ley de la actuación permanente de las Fuerzas Armadas, de cómo se dispone y por qué se dispone”, sostuvo.

Al tiempo, el senador de Movimiento Ciudadano (MC), Clemente Castañeda, señaló que si no hay resultados en materias de seguridad pública no se puede extender la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

“La propuesta que nos presenta la mayoría es una simulación, no atiende el fondo del problema de la seguridad y no reconoce el fracaso de la política de seguridad de este gobierno”, subrayó.

El senador de Morena José Narro consideró que los senadores de su su grupo parlamentario y aliados “dieron una muestra de voluntad” al abrir un nuevo espacio de diálogo para discutir esta reforma constitucional y aseveró que buscarán que se cumplan todos los planteamientos de la propuesta.

“Buscaremos que se cumplan los informes, las revisiones, la redición de cuenta, transparencia y el tema del presupuesto”, dijo.

Oposición presenta una nueva propuesta; Morena la rechaza

Durante la discusión de ambas comisiones, un grupo de senadores de oposición propusieron una nueva iniciativa para reformar el artículo 5 transitorio constitucional en materia de Guardia Nacional.

La propuesta fue presentada por el senador Noé Castañón Ramírez de MC, establece que la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública sea fiscalizada por órganos civiles y se deberá establecer una fecha del retiro paulatino del Ejército de las calles, entre otros puntos.

La iniciativa, que fue suscrita por algunos senadores del PRI, PRD, MC y Grupo Plural, no fue agregada al dictamen, pues no alcanzó los votos necesarios.

El dictamen aprobado de la reforma militarista será discutido y votado por el pleno del Senado este martes.