El empresario José María Riobóo busca encarcelar a su exnuera por la muerte de su hijo
El empresario José María Riobóo acompañado del presidente Andrés Manuel López Obrador. Fotografía: Facebook.

José María Riobóo busca encarcelar a su exnuera, María Isabel Cal y Mayor, a quien acusa de haber causado la muerte de su hijo Rodrigo Riobóo Talayero, cuya herencia quedó en manos del empresario tras un conflicto legal con la viuda.

El empresario presentó una denuncia en contra de Cal y Mayor ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX), dependencia que pidió su captura por el delito de homicidio en razón de parentesco calificado.

Riobóo acusó que desde que su hijo se casó con María Isabel en 2011, este empezó a cambiar sus hábitos, comenzó a fumar y consumir bebidas alcohólicas, entro otros, y que esos cambios derivaron en la muerte ocho años después. Sumado a ello denunció que la mujer descuidó el medicamento siquiátrico de Rodrigo, de acuerdo con el diario Reforma.

El hijo de Riobóo murió el 4 de marzo de 2019 por insuficiencia e infección respiratoria y sepsis grave. El hombre vivía junto a su esposa en Madrid, España, desde 2018. Incluso ya contaban con la nacionalidad del país Ibérico. Sin embargo, el también asesor del presidente Andrés Manuel López Obrador presentó su querella desde la Ciudad de México.

Posteriormente, el 19 de febrero de 2020, un juez local ordenó la aprehensión de la exnuera del empresario y, un año más tarde, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló las cuentas de María Isabel y de su padre, Octavio Cal y Mayor.

En marzo de 2021, la Secretaría de Relaciones Exteriores presentó la solicitud de detención provisional con fines de extradición en contra de María Isabel Cal y Mayor, quien tres meses más tarde fue detenida en Madrid, pero fue puesta en libertad condicional pocas horas después y bajo esa condición se mantuvo durante todo su proceso de extradición, relató el medio.

Posteriormente, España negó la extradición de María Isabel Cal y Mayor, luego de que la Audiencia Nacional de Madrid consideró que no se pudo deducir que los cambios en la conducta alimenticia de Riobóo Talayero fueron la causa directa de su muerte, debido a que padecía de varias enfermedades crónicas, además de que el supuesto delito se registró en el país europeo.

Ante ello, María Isabel Cal y Mayor acusó a José María Riobóo y a su esposa, la ministra Yasmín Esquivel Mossa, de haber bloqueado los recursos que interpuso ante la justicia mexicana para defenderse de los señalamientos en su contra.

En su defensa, María Isabel señaló que existía un conflicto de intereses en su acceso a justicia, debido a que José María Riobóo está casado con una ministra de la SCJN, lo que también ha impedido que el caso se desenvuelva con imparcialidad.

“El padre de mi esposo fabricó en contubernio con autoridades mexicanas un delito, pero no fue ni siquiera a verlo a su sepelio, aun cuando publicara en medios que se encontraba triste, no fue a ver a su hijo ni en ese día ni años antes, porque realmente nunca veló por él, nunca le interesó y, de ser así, no estaría orquestando todo esto y sin prueba alguna”, apuntó Cal y Mayor en una carta que envió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, publicada por el diario Reforma.

La mujer también abrió un litigio en contra del empresario por la herencia de su esposo, pues José María Riobóo se quedó con ella luego de varias instancias y ante la negativa de la SCJN de atraer el caso, proceso legal que, acusó la mujer, estuvo lleno de irregularidades.

El medio detalló que las autoridades mexicanas le dieron la razón al empresario y no a la esposa de su hijo, quien argumenta que los recursos fueron heredados a los dos niños que procreó con Rodrigo.

“¿Recuerda todas las discusiones que tuvo con Rodrigo porque él quería nombrarme albacea de los niños en el fideicomiso, por si a él le pasaba algo, porque pensaba que usted iba a entorpecer la gestión del fideicomiso en perjuicio de los niños y usted siempre se negó? Ahora entiendo por qué se negaba y veo que ha superado ampliamente con su actuación los temores de mi esposo”, dijo la mujer al amigo del presidente López Obrador en una carta.

Reforma detalló que la herencia en conflicto son dos terrenos, un fideicomiso con 14 inmuebles y sus respectivos derechos de cobro, valuados en su totalidad en 77 millones 788 mil 153.78 pesos.