Síguenos

 

Realeza

La Reina libró la ira de Harry y Meghan en su mordaz entrevista con Oprah

El príncipe Harry negó haber ‘tomado por sorpresa’ a su abuela, diciendo que la respetaba demasiado.

La reina en una fotografía publicada el lunes para conmemorar el Día de la Commonwealth de 2021. Fotografía: WPA / Getty images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Una persona de la familia real escapó de la ira del duque y la duquesa de Sussex en su devastadora y crítica entrevista con Oprah Winfrey: la Reina.

Todo se dijo: desde que al príncipe Harry lo decepcionó su padre, el príncipe Carlos; la afirmación de Meghan de que la duquesa de Cambridge la hizo llorar, y no al revés; la tristeza de Harry por su ruptura con su hermano, el príncipe William…

Pero no hubo más que elogios y cálidas palabras para la abuela de Harry, Isabel II de 94 años, a pesar de su posición como directora de “la firma”, es decir, la familia y la institución que la pareja dice que los maltrató tan gravemente.

Lee: La-Lista de las declaraciones más fuertes de Meghan y Harry en la entrevista con Oprah

“Creo que hay un matiz personal y también político. Si se hubieran atrevido a atacar a la Reina, habrían perdido una enorme cantidad de simpatías”, dijo el autor e historiador real, Robert Lacey.

Harry reveló que Charles se negó a atender sus llamadas por un tiempo el año pasado antes de que él y Meghan anunciaran, desde Canadá, su intención de dar un paso atrás en sus responsabilidades reales, por lo que él dice que decidió “tomar el asunto en mis propias manos”.

Sobre Carlos agregó: “Me siento realmente decepcionado, porque ha pasado por algo similar. Él sabe cómo se siente el dolor, (y) Archie es su nieto. Pero, al mismo tiempo, siempre lo amaré, pero hay mucho dolor y continuará siendo una de mis prioridades tratar de sanar esa relación“.

Esta crítica pública atroz es una violación tan fuerte del protocolo real (que dicta que los miembros de la familia nunca se critiquen abiertamente entre sí) que el daño para Charles es incalculable.

Publicidad

Lacey cree que podría afectar profundamente la futura monarquía de Carlos, especialmente en los países de la Mancomunidad, como Australia y Canadá, que pueden exigir una elección sobre su próximo monarca.

La entrevista representó “un enorme choque de culturas y valores, un choque de generaciones, un choque psicológico entre el estoicismo y el momento de las dudas”, dijo Lacey.

Te puede interesar: ‘Un momento simbólico’: la entrevista de Oprah a Harry y Meghan marca un punto de inflexión

“¿Querrán los jóvenes australianos o canadienses, por ejemplo, un rey Carlos III que se negó a recibir llamadas de su hijo cuando estaba en problemas emocionales?

“Solo hemos escuchado su verdad. Puede haber otras verdades. Pero resonará como una verdad para muchas personas, ciertamente fuera de este país. Y, habría pensado, para los jóvenes”.

Pero las relaciones con la Reina parecen mucho más tranquilas. Harry negó las acusaciones, que cree que pueden haber sido filtradas por personas con información privilegiada del palacio, de que habían “tomado por sorpresa” a la Reina al hacer públicas sus intenciones de renunciar como miembros de la realeza en activo. “No, nunca tomaría por sorpresa a mi abuela, la respeto muchísimo”, le dijo a Winfrey.

Su cercanía a la Reina siempre ha sido evidente desde la pérdida de su propia madre, Diana, princesa de Gales. Algunos han sugerido que es la Reina quien asumió el papel de madrastra, y no la duquesa de Cornualles.

Meghan también habló de su cercanía con la monarca: reveló que había telefoneado para preguntar sobre la salud del príncipe Felipe, que se encuentra hospitalizado.

Publicidad

Y, en todas sus declaraciones oficiales sobre la partida de los Sussex, la Reina siempre ha enfatizado que siguen siendo una parte amada y valorada de su familia.

“(La entrevista) refleja la cercanía que existe entre la Reina, su abuela y Harry”, dijo Lacey.

“Las declaraciones de la Reina han reflejado la dualidad de esto; que tiene una visión de lo que exige la institución y que siente su simpatía personal por Harry. Está bastante claro que la ambivalencia estuvo presente en todas sus conversaciones con él”.

Añadió: “Su red de seguridad para decir algo tan explosivo sobre su padre fue que tenía protección incorporada con su cercanía a la Reina”.

Sobre el príncipe Guillermo, Harry expresó su deseo de reparar su relación con su hermano, diciendo que “la relación por el momento tiene aire” y agregó que “amaba a Guillermo con todo”, pero que estaban en “caminos diferentes”.

Sin embargo, los comentarios de Meghan de que Kate la había hecho llorar en una discusión sobre vestidos floreados antes de la boda (y que después se disculpó) y al revés, como se había dicho anteriormente, no servirán de nada para ayudar a sanar la brecha entre los hermanos.

Te recomendamos: Meghan y Harry a Oprah: ‘Hubo preocupación sobre el color de piel de Archie’

No veremos, predice Lacey, a Harry y Meghan en el balcón del palacio muy pronto.

Publicidad

“Las cuestiones que se plantean aquí van a repercutir durante mucho tiempo, porque son más que personalidades. Este es un testimonio de primera mano de una familia disfuncional”, dijo.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También puedes leer

Realeza

Los expertos en lenguaje corporal apuntarán a diseccionar los movimientos de los príncipes separados, mientras la Reina rendirá homenaje silencioso a su esposo.

Opinión

El Duque de Edimburgo puede haber sido un hombre de su tiempo pero la familia real no puede ponerse aparte de la historia del...

Realeza

Los hermanos serán separados por su primo Peter Phillips mientras caminan detrás del ataúd, revela el Palacio de Buckingham.

Opinión

El pragmático duque hubiera detestado “Todo Esto”, pero eso no ha evitado que una nación entera predique sobre él.

Publicidad