La reina Isabel II reaparece en público por sorpresa
La reina Isabel II apareció por sorpresa en la inauguración de un hospital. Foto: Twitter / Royal Family

La reina Isabel II apareció por sorpresa para inaugurar las nuevas instalaciones de un hospital, consagrado a ofrecer cuidados paliativos a pacientes que padecen enfermedades terminales o son de edad avanzada.

El Thames Hospice, ubicado en la localidad londinense de Maidenhead, a unos cuantos kilómetros de la residencia de la monarca, ha ofrecido por más de 35 años cuidados paliativos para enfermos terminales y, recientemente, inauguró nuevas instalaciones que le permitirán ofrecer más espacios para los pacientes que lo necesiten.

“Instalado en 8 acres de paisajes con jardínes, las nuevas instalaciones le permitirán al hospital cuidar del doble de pacientes, apoyándolos a ellos y a sus seres queridos en una atmósfera relajada, amigable y amable”, señaló la Casa Real.

De acuerdo con medios locales, el momento curioso de la visita de Isabel II se dio mientras saludaba a una paciente y a su esposo, Graham White, quien justo antes de saludar a la monarca recibió una llamada telefónica.

“Típico: saludas y empieza a sonar el teléfono”, bromeó la reina Isabel II.

Durante el acto, Isabel II, quien cuenta con 96 años de edad, estuvo acompañada por su hija, la princesa Ana, de 71 años de edad, y sorprendió por su buen estado de salud y su buen humor durante la visita al hospital.

Desde el año pasado, cuando una serie de molestias físicas le impidió acudir a distintos compromisos, la reina Isabel II ha limitado sus apariciones públicas, siendo las más recientes la inauguración de la línea Isabel del metro de Londres, los festejos de su jubileo de platino, la semana dedicada a Escocia y la condecoración a miembros de los cuerpos de salud británicos.