Seguidores de lady Di la recuerdan a 25 años de su muerte
Seguidores de Lady Di la recuerdan en Londres y París. Foto: AFP / Carlos Jasso

Decenas de admiradores depositaron flores y otros tributos frente a la antigua residencia de lady Di en Londres y junto al túnel de París donde murió en un accidente de coche, en el 25 aniversario de su fallecimiento.

La princesa de Gales, cuyo matrimonio con el príncipe Carlos cautivó al mundo hasta que se deshizo públicamente con infidelidades y divorcios, murió en un dramático accidente el 31 de agosto de 1997.

“Era una celebridad global”, dijo el camarógrafo jubilado Claude Gautier, de 79 años, en el memorial improvisado en París. 

“Tenía clase, deportividad, elegancia. Todo el mundo está triste hoy”, aseguró.

“Se me ponen los pelos de punta al pensar que murió aquí debajo. “Hoy echamos mucho de menos a alguien como ella. Si miran en el mundo, no hay nadie así”, añadió la turista alemana Ulrike Plank, de 64 años.

Sus admiradores también depositaron flores y fotografías a las puertas del Palacio de Kensington, donde vivió en Londres. Y en la mansión de la familia Spencer, donde Diana está enterrada, su hermano Charles izó la bandera británica a media asta.

Hace cinco años, los hijos de la princesa, Guillermo y Enrique, asistieron a una serie de conmemoraciones públicas de su vida y hablaron del efecto que su muerte tuvo en ellos. Pero este año no participan en ningún acto oficial, siguiendo el aniversario en privado con sus familias.

Guillermo, de 40 años, segundo en la línea sucesoria al trono, anunció recientemente que se mudaba desde Kensington al recinto de Windsor, unos 40 kilómetros al oeste, con su esposa, Catalina, y sus tres hijos pequeños.

Enrique, de 37 años, vive en California con su esposa, Meghan Markle, y sus dos hijos, después de que la pareja dejara a la familia real a principios de 2020.

El diario británico Daily Telegraph aseguró que los dos hermanos habían “acordado poner fin a sus conmemoraciones públicas” en el 20 aniversario de la muerte.

Lady Di, que murió con 36 años, sigue siendo recordada en el Reino Unido como icono de moda y por haber roto las rígidas convenciones de la realeza.

Como muestra de la fascinación que sigue suscitando, el pasado fin de semana se subastó un Ford Escort suyo por 864 mil dólares.

Sus problemas matrimoniales también aparecerán en la nueva temporada de la exitosa serie de Netflix The Crown a finales de este año.

Joe Little, editor jefe de la revista Majesty Magazine, considera que Diana influyó en sus hijos para que fueran menos formales que la realeza tradicional.

“Son mucho más ‘afectivos’ de lo que habrían sido”, afirma, señalando los abrazos que dio Guillermo a las futbolistas de la selección inglesa de fútbol tras su victoria en la Eurocopa 2022.

“Guillermo ve que no es necesaria mucha de la formalidad en la vida real que existía cuando su padre tenía una edad similar, la institución monárquica funciona bien sin todo ese almidón”, añade.

“Compartiré el espíritu de mi madre con mi familia, con mis hijos, que querría que la hubiesen conocido”, afirmó la semana pasada Enrique, que admitió haber sufrido problemas psicológicos tras la muerte de Diana.

“Quiero que sea un día lleno de recuerdos de su increíble trabajo y de amor por la forma en que lo hizo”, afirmó durante una cena en Estados Unidos de recaudación de fondos para su organización benéfica Sentebale, que ayuda a jóvenes con sida.

El año pasado, los hermanos inauguraron una estatua de lady Di en el Palacio de Kensington en el que habría sido su 60º cumpleaños.

Pero apenas ocultan la fisura que los separa, según la prensa desde poco después de que Enrique comenzara a salir con Meghan.

Aparecieron brevemente juntos, en abril de 2021, en el funeral de su abuelo, el príncipe Felipe. Pero estuvieron separados en las recientes celebraciones públicas por los 70 años de reinado de su abuela, Isabel II.

Guillermo respondió airadamente a una entrevista televisiva en que Enrique y Meghan acusaron de racismo a un miembro no mencionado de la familia real. Enrique también dijo que su hermano y su padre estaban atrapados en una institución que los aísla.

Enrique y Meghan asistirán a una serie de actos benéficos en el Reino Unido la próxima semana, pero no está previsto que se vean con Guillerno y Catalina, ni visiten a la reina, de 96 años, en su residencia escocesa de Balmoral.

Con información de AFP