Trastornos del sueño aumentan con la pandemia (y aún hay por qué preocuparse)
Hay gente que ha aprovechado el tiempo para tomar siestas, lo que puede provocar un trastorno del sueño. Foto: Wikimedia Commons

Dormir bien es cada vez más difícil con cada día que avanza la pandemia. Según un estudio, esto es por las consecuencias del estrés vivido, provocando insomnio como uno de los trastornos del sueño que han tomado mucha fuerza en estos meses.

Uno de los motivos por los que empeoró la calidad del sueño tiene que ver con los cambios registrados en la hora de acostarse y despertarse, de acuerdo con Megan Petrov, profesora asociada del Edson College de Arizona State University.

La experta alertó que en su investigación observó que el 56.6 del total de las personas estudiadas registró niveles clínicos de síntomas de insomnio durante la pandemia.

Y aunque era algo esperado ante la tensión en que está la humanidad por las nuevas formas de socialización, para Petrov existen motivos de preocupación, sobre todo al ver que es una situación que afecta a gente de 79 países.

Para la especialista es inquietante ver cómo desde antes de la pandemia muchas personas tenían increíblemente restringidas sus oportunidades para dormir.

La investigadora señaló que valorar el sueño no solo es una cuestión personal, sino social porque aumenta la seguridad, pero también la productividad y el compromiso de la gente con su entorno.

El retraso en la hora de ir a dormir y el aumento en pesadillas y siestas, así como el “sueño perdido y fragmentado” son los dos patrones que afectan a una mayor cantidad de la población.

Lo menos encontrado en la investigación fue el “sueño desregulado y con angustia”, que experimentó el 5 por ciento de la muestra.

Un cuarto perfil de los trastornos del sueño identificados es es el del “sueño oportunista”, que emplearon aquellos que en el confinamiento encontraron un mayor tiempo para descansar.

Petrov aconsejó encontrar una buena rutina en tiempos de transición de regreso a las oficinas y escuelas, así como monitorear nuestro descanso a través de aplicaciones.

“Muchas veces, cuando pones atención a cómo duermes puedes encontrar los cambios que puedes hacer”, comentó.