Muertes por enfermedades del corazón superaron a las de Covid-19 en 2020
El corazón es el órgano que sufre la insuficiencia cardíaca, afección que evita un buen bombeo de la sangre. Foto: Wikimedia Commons.

A pesar de los fallecimientos por el Covid-19, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte por problemas de salud en México, por lo que los especialistas insisten en la necesidad de monitorear nuestro corazón aún sin presentar alguna dolencia.

Las enfermedades del corazón, según reportes del Inegi, provocaron 141 mil 873 muertes en 2020, equivaliendo a más del 20% de los fallecimientos ocasionados de forma general en México. Mientras tanto el Covid-19 ocasionó 108 mil 658 y la diabetes, 99 mil 733. 

El doctor Adolfo Chávez Mendoza, jefe de la clínica de Insuficiencia Cardíaca del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI, afirmó que la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares ocurre debido a que los pacientes asisten al médico cuando el malestar está avanzado.

Infarto, enfermedad del corazón
Los infartos son problemas del corazón que pueden llevar a la insuficiencia cardíaca. Foto: Pexels en Pixabay

No obstante reconoció que en algunas ocasiones el personal no realiza las pruebas necesarias para descartar una ECV debido a que las personas asisten al especialista por síntomas similares a otras enfermedades.

En el marco del Día Mundial del Corazón, el experto y la doctora Luisa Aguilera, presidenta de la asociación Salvando Latidos, insistieron en la necesidad de hablar sobre los males que atañen al corazón.

La experta indicó que todo el cuerpo médico tiene la responsabilidad de dejar claro cómo se deben diagnosticar las enfermedades del corazón, así como que el paciente siga las indicaciones que les dan para mejorar su calidad de vida.

A partir del diagnóstico oportuno es que podrán detectar cualquier síntoma relacionado a enfermedades como la insuficiencia cardíaca, la ateroesclerosis y la enfermedad de Chagas, entre otras.

Chávez Mendoza aseguró que la situación no parece tener freno e incluso prevén que 2030 haya un total de 24 millones de muertes por enfermedades cardiovasculares.  

Entre las recomendaciones que hicieron los expertos están la realización de exámenes cada año. Una prueba puede ser una química sanguínea básica a la que se agregue el perfil de lípidos, buscando la glucosa y el colesterol elevado.

La doctora Aguilera añadió que para contrarrestar las ECV no solo basta comer bien y hacer ejercicio, pues también es necesario que la sociedad las conozca, pues éstas al igual que las enfermedades oncológicas se tratan de dolencias silenciosas que terminan con la vida de las personas.