RapidSOS: la tecnología que ayuda al 911 con las emergencias
Foto: cortesía RapidSOS

Fue en enero de 2017 cuando los más de 500 números de emergencia desaparecieron para homologarse en el 911, que atendería solicitudes de urgencia médica, seguridad y protección civil. Guillermo del Río como empleado del gobierno federal coordinó la implementación de ese proyecto.

Fue ahí donde conoció RapidSOS, plataforma de datos de respuesta a emergencias que ofrece datos que salvan vidas, incluyendo la ubicación e información adicional, a los equipos de primera respuesta. “Era un programa innovador proveniente de Estados Unidos (EU) que daba un salto de calidad en la gestión de las emergencias en el Centro de Atención de Llamada de Emergencia (CALLE)”, dice.

También lee: Esta muerte no durará para siempre: Así funciona la línea de ayuda para trabajadores de la salud

Su primer acercamiento a esta tecnología fue a través de una prueba piloto con sistemas operativos Android en las instalaciones del C5 en Monterrey, Nuevo León, para después seguir en Guanajuato y Colima. Para 2019, con la aprobación de Google, se acreditó a RapidSOS como partner para México como un puente de conectividad entre los dispositivos Android y los centros de atención a emergencia.

RapidSOS: la tecnología que ayuda al 911 con las emergencias - C5Mexico
Foto: Cortesía RapidSOS

Gracias a su experiencia, RapidSOS invitó a Guillermo a participar primero como asesor y en abril de 2020 asumió el cargo como vicepresidente para México, el segundo país en el que la empresa estadounidense inició su expansión. Actualmente operan en Sudáfrica, Reino Unido y Alemania, y continuarán con  pruebas próximas con Brasil y Canadá.

El camino no ha sido fácil, ha tenido que enfrentar a la competencia, convencer a los operadores de telefonía móvil de implementar la tecnología, hacer alianzas y capacitar a los centros de atención. “Crear ese ecosistema en México fue un reto”.

¿Cómo funciona?

RapidSOS está en el sistema operativo de fábrica de los smartphones, lo que permite que llamadas en exteriores e interiores se ubiquen en un porcentaje alto del 85 y 90%, es decir, ubicar un dispositivo en un radio de 50 metros.

Cuando una llamada de emergencia llega, “nosotros entregamos los datos de ubicación con alta precisión”, dice, con el objetivo de mejorar los tiempos de atención y salvar a las personas o sus patrimonios.

Este logro se dio gracias a la llegada de los smartphones y el compromiso de los principales proveedores de sistemas operativos (Google y Apple) de obtener una geolocalización precisa a través de la red celular, GPS y WiFi. Y en algunos casos hasta el perfil médico (edad, peso, padecimiento, uso de medicamento, sangre), como ya se hace en EU en donde cuentan con un volumen anual de 250 millones de llamadas.

El mercado mexicano

Para RapidSOS el mercado mexicano es atractivo, pues 68.2% de la población considera a la inseguridad como el problema más importante, seguido por el desempleo y la salud, según cifras de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2020.

“Lo que pondrá un reto en esta materia con un mercado llamativo en el tema de IoT (Internet of Things) y del aumento en el uso de smartphones”, dice. En México trabajan con 23 estados compartiendo algún tipo de información y esperan que para 2021 tengan una cobertura total, ya sea de ubicación o de cualquier otro tipo.

Pero el modelo de negocio de RapidSOS no está en esas emergencias, sino en compañías interesadas en proteger a empleados, clientes y bienes o activos, como los que transportan productos en grandes y pequeños volúmenes, compañías de movilidad y transporte privado, sistemas de alarmas para establecimientos comerciales. “Somos el socio de confianza para empresas y para el 911”, afirma.

Para el gobierno el costo de operación es solo el pago de los SMS que, de acuerdo con Guillermo, es simbólico y que se espera que el próximo año se elimine por la actualización del marco regulatorio que hará el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Con la pandemia la tecnología ayudó a mejorar los tiempos de respuesta de los operadores, agilizando la gestión de emergencias. “En el semestre de 2020 las llamadas para reportar emergencias reales aumentaron casi 3% con respecto al mismo periodo del año anterior”, dice.

Dentro de sus planes a futuro está trabajar con Apple y para 2021 esperan que el uso de la tecnología permita ubicar a una persona dentro de un inmueble o edificio con la precisión exacta que sea útil en un terremoto o derrumbe.