Tom Cruise está enojado, y no es el único
Tom Cruise: un hombre bajo presión. Fotografía: Francesco Fotia / AGF / REX / Shutterstock.

Ya se que esta es la temporada de los buenos deseos para todos, pero no hay muchos y todo el mundo está enojado. ¡Feliz navidad! En estos días, me enojo de con sólo 5 minutos de leer las noticias.

Me puse furiosa cuando leí que por primera vez en su historia la Unicef estaba ayudando a alimentar niños británicos y me acordé del empresario español que recibió 564 millones de pesos del gobierno para actuar de intermediario para proveer equipo de protección al Servicio Nacional de Salud, NHS. No cabe duda de por qué las cosas están tensas, en la calle, en las tiendas, en el centro, en el parque. La gente está sensible y a la defensiva. El enojo es un amigo cercano de la ansiedad, por supuesto. Y estamos preocupados.

Cuando The Sun publicó una grabación de 3.5 minutos de Tom Cruise gritándole a los miembros de su equipo en el set de Misión Imposible 7 la semana pasada, la reacción general fue de apoyo a Cruise. El actor estaba furioso porque algunas personas del equipo habían roto las reglas de distanciamiento social porque estaban a menos de un metro de distancia entre ellas.

Cruise suena como un hombre que se encuentra bajo presión. Grita sobre las conversaciones con otros estudios, con las compañías de seguros, productores, sobre la creación de miles de fuentes de trabajo y sobre la responsabilidad que tienen de que otros miles no pierdan sus trabajos. “¡No vamos a cerrar esta filmación!”, vocifera.

Te recomendamos: Graban a Tom Cruise gritando y maldiciendo en rodaje de ‘Misión Imposible’ por Covid-19

Resulta conmovedor. Las estrellas de cine son todo compostura y propiedad, especialmente en estos días en que todos tienen miedo de decir algo que pueda provocar diferencias de opinión. Escuchar a un actor sin sus encantos de la profesión, para parafrasear a las Chicas Pesadas, es como ver a un perro caminar sobre sus patas traseras. Muchos encontraron catarsis en la furia de Cruise. Después de todo, la furia es catártica cuando la liberas. Cruise sólo habla de hacer las cosas de manera segura y correcta.

Siento ganas de comportarme como Tom Cruise cada vez que veo a alguien en el supermercado que se pone a platicar de los tomates enlatados. Toma lo que necesitas y muévete. ¡No vamos a cerrar este maldito pasillo! Pero no pierdo la figura con extraños.  Murmuro debajo de mi mascarilla y nadie puede escucharme.

Cruise está bajo mucha presión. Piensa que está cargando con el peso de la industria del cine sobre sus hombros. He tenido jefes que gritan así, la mayor parte de ellos en cocinas, y se sienten mejor, pero no se puede saber si eso ayuda a subir la moral del equipo. Pero en estos días, estamos enojados y preocupados, y la furia está en el aire, y nadie es inmune.

Christopher Nolan usa su mente, no su teléfono

Como alguien que ha pasado una buena parte de la semana viendo imitaciones de Keira Knightley, me llené de envidia cuando leí que Christopher Nolan no tiene teléfono celular. En una entrevista con la revista People, el director de Tenet dijo que no usa el email, pero tiene un teléfono plegable y le gusta llamarle a la gente cuando quiere hablar de trabajo.

“Me distraigo muy fácilmente así es que no tengo que entrar a internet cuando estoy aburrido”, dice, y obviamente no se ha dado cuenta de lo que se ha perdido con las imitaciones de Knightley. “Mis mejores pensamientos se dan en esos momentos que la gente usa ahora para la actividad en línea, así es que salgo beneficiado”.

También lee: El cine lucha por sobrevivir a la pandemia

Nolan tiene algunas de las películas más complejas de los últimos años. Todas manejan conceptos que seguramente no habrían llegado a su mente si hubiera pasado el tiempo revisando las noticias de los hijos de sus amigos de la escuela o los memes de mascarillas.

Este año ha sido difícil enfocarse y mi actividad en línea se disparó. No me siento bien por eso. Tal vez 2021 sea un mejor momento para abrazar el aburrimiento del entretiempo.

Keira Knightley: inspiración para imitaciones inolvidables

Cuando comenzaba la pandemia se hizo viral un meme. Tal vez lo vieron. Se trataba de la caricatura de un hombre usando una mascarilla con las fosas nasales fuera de ella. “Si usas una máscara así, seguramente usas tu ropa interior así”, decía.

En el segundo cuadro, uno puede imaginarse lo que cuelga por encima de la ropa interior. Mis neuronas marcaron con fuego esa imagen en mi cerebro. Cuando veo a alguien usando la mascarilla de esa forma, inmediatamente pienso en el segundo cuadro.

Ahora no puedo ver a Keira Knightley sin pensar que es una de esas imitaciones de ella que siguen apareciendo en Instagram y en TikTok. Vi una y después estaban en todas partes, como cuando mencionas una marca en una conversación y durante los siguientes tres meses toda la publicidad que recibes es de ella. Hay toda una industria de gente que pretende ser Knightley para efectos cómicos. En algunos clips ella está en silencio. En otros, habla tímidamente. Prueba la nieve. Tiene pretendientes. El género es irrelevante, todo tiene que ver con el gesto.

No te pierdas: Este digestivo español es una de las estrellas del confinamiento

Hace tiempo que las imitaciones no estaban de moda pero en el confinamiento del 2020 revivieron. Si tienes un comediante aburrido y le das un teléfono, una plataforma de cualquier red social y una sugerencia de cómo debe ser una imitación,ya está, surgen estrellas de todos lados.  No estoy segura de por qué se volvió tan popular Knightley, pero tal vez pasé demasiado tiempo tratando de perfeccionarla.

Rebecca Nicholson es columnista de The Observer.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales