El cine lucha por sobrevivir a la pandemia
Desde el Rincón
El cine lucha por sobrevivir a la pandemia
Foto: Dmitry Demidov / Pexels.

Escucha la columna Desde el rincón:

Si el cine en México tuviera que definir el 2020 en un género, tendría que ser de terror o drama. Y esto debido al golpe que significó la pandemia para una industria que hasta marzo aún disfruta las mieles de su mejor año en la historia.

Lejanos parecen los grandes estrenos con preventas de medianoche y boletos agotados pocos minutos después; las alargadas filas en la dulcería o fuente de sodas; y más aún esas conversaciones en torno a una buena o mala película.

El 2019 le dio al cine nacional su mayor registro en taquilla de la historia reciente con 18,186 millones de pesos en ingresos; y también en ese año México consiguió colocarse como el segundo país a nivel mundial donde más salas se construyeron, con 437, sólo superado por China, con 8,465 salas.

En contraste, 2020 y la pandemia le dieron su peor año con pérdidas que rondan entre el 80 y el 94%, de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica, la Canacine.

Te puede interesar: Sin salas y sin estrenos: los efectos del Covid-19 en la industria del cine en 2020

La venta de boletos el año pasado es raquítica al compararla con 2019; la cantidad de estrenos es nada por el freno que sufrió también Hollywood, la meca del cine; y los espectadores brillan por su ausencia, a pesar de que la industria trabajó sin parar con tal de cumplir y rebasar los estándares sanitarios.

Y lo que hoy atraviesan los dos principales jugadores del mercado en el país, Cinépolis y Cinemex, es fiel reflejo de lo que padece el negocio. A mitad de 2020 estas cadenas dieron a conocer el cierre definitivo de una docena de complejos entre ambas, siendo el negocio que comanda Alejandro Rámirez el de mayor número, con nueve.

Hace unos días, de acuerdo con información que reveló Bloomberg, Cinépolis ya negocia con la banca la reestructuración de una deuda de más de 1,000 millones de pesos; aunque la empresa no ha desmentido ni confirmado esa información.

Esto sería una estrategia de reacción común para cualquier empresa que se comprometió con financiamiento y súbitamente dejó de tener ingresos o contar una ínfima porción de los proyectado; y que con esto buscaría más liquidez y/o más tiempo para saldar ese adeudo.

Aunque la sorpresa es que al menos antes de la pandemia global, no estaba en el horizonte un escenario así para la cadena que domina el mercado en México con 3,988 salas de cine de las 7,616 registradas en todo el país al finalizar 2019.

El hecho de que el líder del mercado se encuentre en esta situación permite dimensionar lo que está pasando en una industria de la que dependen 50,000 familias de manera directa, así como 150,000 empleos indirectos. Y el panorama seguirá oscuro mientras las salas sigan cerradas y el temor al contagio aleje a los usuarios.

Lee ahora: La-Lista de los 10 mejores villanos en películas: de la enfermera Ratched al Guasón

Esto lo sabe la industria, y por ello insiste al gobierno la autorización para reabrir sus puertas cumpliendo, e incluso superando, estándares sanitarios; aunque el reto mayor no será este, sino convencer a la gente de que los cines no son un lugar de contagio, y que para ello se desplegaron protocolos y medidas que van desde la sana distancia hasta la purificación del aire en las salas.

El cine está en un punto de inflexión y seguramente sobrevivirá, el detalle es cuál será el daño y cuánto tiempo tardará en recuperarse.