Google experimentó eliminar algunos sitios de noticias de sus búsquedas
Foto: Solen Feyissa en Unsplash

Google ocultó algunos sitios de noticias australianos de los resultados de búsqueda, lo que según algunos medios es una demostración de un “poder extraordinario” mientras la compañía tecnológica negocia con el gobierno australiano sobre financiamiento de contenidos.

El gobierno australiano intenta imponer un nuevo reglamento a Google y Facebook que los obligaría a negociar un pago justo por la visualización del contenido de noticias locales.

Google criticó la propuesta de reglamento (que sería el primero de este tipo en el mundo) a través de mensajes a los usuarios del motor de búsqueda, mientras que Facebook advirtió que podría bloquear a los australianos de compartir noticias locales como consecuencia.

El miércoles, The Australian Financial Review reportó que Google modificó sus algoritmos de búsqueda y noticias para enterrar los links de algunos medios australianos comerciales, para algunos usuarios.

También lee: Expertos piden a Biden dividir a Facebook y Google para evitar monopolios

Un portavoz de Google confirmó que la compañía estaba “realizando algunos experimentos que llegarán a cerca del 1% de los usuarios de Google Search en Australia, para medir el impacto que las empresas de noticias y Google Search tienen entre sí“. Le dijo a The Guardian Australia que es posible que los experimentos terminen en febrero.

Google buscó minimizar la importancia de la movida al resaltar que la compañía lleva a cabo “decenas de miles de experimentos en Google Search” cada año.

“En 2018, el valor que proporcionamos a editoriales tan sólo a través de la referencia de tráfico está estimado en 218 millones de dólares (4.3 mil millones de pesos)”, dijo el portavoz.

“Nos mantenemos en búsqueda de un reglamento aceptable y estamos deseosos de trabajar con el comité del Senado, los diputados y las editoriales para alcanzar un resultado justo para todos, y conforme a los intereses de todos los australianos“.

La evidencia anecdótica de los lectores de The Guardian Australia parece confirmar que cuando se accedía a una cuenta de Google, el sitio web de The Guardian Australia no aparecía en los resultados de búsqueda, en su lugar aparecían las cuentas de Twitter y Facebook, y las entradas de Wikipedia.

No te pierdas: Más de 1,200 trabajadores de Google condenan el despido de científica de inteligencia artificial

Nine, editorial de Sydney Morning Herald, The Age y AFR, dijo que el resultado de las búsquedas para algunos usuarios de Google “deja muy claro que los noticiarios locales confiables son críticos para los productos de Google“.

“Google es un monopolio efectivo y al impedir el acceso a información tan pertinente, precisa e importante demuestran claramente cómo impactan el acceso que tienen los australianos“, dijo un portavoz.

“Al mismo tiempo, Google está demostrando qué tan fácilmente pueden desaparecer a los sitios de noticias australianos que no estén de acuerdo con ellos, es una escalofriante ilustración de su extraordinario poder en el mercado”.

El martes, Mel Silva, vicepresidenta de Google Australia y Nueva Zelanda, aseguró que “la abrumadora mayoría” de los remitentes a las consultas de la Australian Competition and Consumer Commission tenía “preocupaciones sobre los aspectos clave del reglamento, o se oponía por completo a él”.

Silva dijo que Google aceptó la mediación como “un apoyo razonable” para garantizar la inversión en las noticias. Pero el gigante de las búsquedas advirtió que el modelo de la ACCC tiene errores porque sólo considera los costos de las compañías de negocios y no las de Google, y también porque estimula las “reclamaciones por ámbito”.

Te recomendamos: Nokia y Google Cloud se alían para crear servicios nativos 5G en la nube

Google también rechazó los elementos fundamentales del reglamento, porque “obligan a Google a pagar para mostrar los links en una intervención sin precedentes que fundamentalmente rompería el funcionamiento de los motores de búsqueda”, y eso le daría a las compañías de noticias “un trato especial” en la forma de notificaciones de 14 días sobre ciertos cambios a los algoritmos.