Síguenos

 

Mundo

En los ‘coffee shops’ de Ámsterdam dicen: la cannabis es sólo para los holandeses

Las propuestas solo le permitirían la entrada a los residentes holandeses a las 166 coffee shops de marihuana.

Sugerencia
coffee shops, cannabis
Foto: Terre di Cannabis en Unsplash

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Los extranjeros se enfrentan a que les nieguen la entrada en las coffee shops de cannabis en Ámsterdam como parte de una gran estrategia para desalentar el crimen organizado y reducir el turismo de drogas que genera reacciones diversas de los residentes y dueños de los negocios. 

Con el apoyo de la policía y la fiscalía, la alcaldesa de la ciudad, Femke Halsema, planteó propuestas que solo le permitirían a los residentes holandeses entrar a sus 166 coffee shops de marihuana, la medida probablemente se ejercerá en algún momento del próximo año. 

La investigación del gobierno arrojó que 58% de los turistas que visitan Ámsterdam vienen principalmente a consumir la droga, dijo Halsema, mientras que otro estudio mostró que la ciudad mantendría menos de 70 coffee shops si solo se atendieran a locales. 

Te puede interesar: ‘La marihuana te calma los ánimos, es como echarte un tequila’: Vicente Fox

“Ámsterdam es una ciudad internacional y queremos atraer turistas, pero por su riqueza, su belleza y sus instituciones culturales”, dijo la alcaldesa, añadió que el mercado de cannabis es demasiado grande y tiene demasiados vínculos con el crimen organizado. 

Además, explicó que la ciudad se mantendría “abierta, hospitalaria y tolerante”, pero al mismo tiempo le haría la vida más difícil a los criminales y reduciría el turismo masivo de bajo presupuesto

El cannabis es técnicamente ilegal en Países Bajos pero la posesión de menos de cinco gramos de la droga se descriminalizó en 1976 bajo una “política de tolerancia”. La producción se mantiene ilegal pero las coffee shops tienen permitido venderla

También lee: En riesgo, propuesta de holandeses de granjas de cannabis para surtir a ‘coffee shops’

Halsema dijo que tomaría algunos meses para que la medida sea efectiva porque será necesario un periodo de consulta y transición para los dueños de las coffee shops, y la ciudad quiere introducir un programa de distintivos para los vendedores aprobados. 

Prohibiciones similares, con el respaldo de una ley de 2012, existen en ciudades como Maastricht y Den Bosch, que se quejaron mucho tiempo del excesivo número de visitantes fumadores de marihuana que cruzaban las fronteras desde Bélgica, Alemania y Francia. 

Lee también: El negocio verde al que apuesta Vicente Fox

Por el temor a un mercado callejero fuera de control, Ámsterdam no impuso el llamado “criterio de residencia” en sus cafés de hachís, que conforman alrededor de un tercio del total en los Países Bajos, en su lugar prohibió fumar en partes de la ciudad y cerró tiendas individuales. 

Alentados por los vuelos baratos y las reservaciones en línea, las cifras de turistas en Ámsterdam, una ciudad de 850,000 residentes, subieron hasta casi 20 millones de visitantes al año, la mayoría de ellos jóvenes y con presupuestos ajustados. Se pronostican 29 millones para 2025. 

La ciudad toma varios pasos para reducir las aglomeraciones y las molestias del exceso de turismo en el centro de la ciudad, reducen el número de tiendas para visitantes, restringe a Airbnb, frena desarrollos para hoteles nuevos, y aumenta impuestos. 

Los negocios locales en su mayoría aprecian el anuncio. Robbert Overmeer, de la asociación de negocios BIZ Utrechtsestraat, dijo que las coffee shops de cannabis son “uno de los eslabones más importantes en la cadena de turismo de bajo valor”. 

La ciudad “no quiere necesariamente solo a gente con mucho dinero”, le dijo a DutchNews. “Decimos que vengan a Ámsterdam por los museos, la comida, por amor o amigos, pero no para ocultarse y drogarse”. 

No te pierdas: Cartel Project | Así es como el Cartel de Sinaloa creó una red para traficar fentanilo

Pero Joachim Helms de la asociación de dueños de coffee shops BCD dijo que los planes arriesgan llevar el mercado de drogas suaves a la calle.

“El cannabis es un producto popular que muchos disfrutan en todo el mundo”, le dijo a la agencia holandesa de noticias ANP. “La gente quiere fumar su porro. Si eso no puede hacerse en una coffee shop, lo comprarán en la calle”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

México

La SCJN hizo un llamado para que el Legislativo complete el marco jurídico necesario respecto al consumo lúdico de la marihuana.

Turismo

Aunque hubo un aumento de turistas extranjeros en comparación con 2020, el porcentaje aún queda por debajo de los más de 3.4 millones de...

Multimedia

El #Plantón420 organizó una manifestación en la CDMX para exigir la legalización del cultivo y posesión libre de la marihuana, un trato digno y...

Actualidad

Esta tarde una manifestación del Zócalo a la Estela de Luz busca el respeto por los derechos de las personas usuarias de marihuana.

Publicidad