El fondo soberano de Noruega ganó 125,000 mdd en 2020
Terminal de gas en Melkøya, cerca de Hammerfest, Noruega. Foto: Ximonic (Simo Räsänen)/Wikicommons

El fondo soberano de Noruega ganó 125,000 millones de dólares en 2020 debido a que la ola de estímulos del banco central para contrarrestar los efectos de la pandemia de coronavirus elevó el valor de las acciones y otros activos.

El fondo, creado con los ingresos de sus campos petroleros, ganó 10.9% en valor durante el año, dijo el jueves el banco central de Noruega. La ganancia total fue de 1.07 billones de coronas.

Sin embargo, el director del fondo dijo que el apetito por el riesgo en el mercado es “elevado” y advirtió que el ánimo optimista de los inversionistas llegaría a su fin en algún momento. Nicolai Tangen le dijo al Financial Times que el auge de los inversionistas minoritarios, que ilustra el furor por GameStop, y la aparición de las SPAC (compañías de adquisición con fines especiales) que extienden una especie de cheques en blanco, son signos de un entorno de mercado de alto riesgo.

Lee también: FMI mejora pronóstico de crecimiento para economía mexicana en 2021

“Los desarrollos positivos que hemos visto en los mercados no pueden, por supuesto, continuar para siempre”, dijo Tangen. “Lo que vemos ahora indica el tipo de apetito por el riesgo que existe. Y el apetito por el riesgo es elevado. Se ve a través de este tipo de situaciones como las SPAC y los inversionistas minoritarios“.

Noruega fundó su Fondo Gubernamental Global de Pensiones, también conocido como fondo petrolero, en 1969, un año después del descubrimiento de petróleo bajo el Mar del Norte. Se ha convertido en una de las mayores reservas de riqueza del mundo y en el mayor fondo soberano controlado por un país en nombre de sus ciudadanos.

En 2017, su valor superó 1 billón de dólares por primera vez. En ese momento, la revista The Economist calculó que los ciudadanos de Noruega poseían más del 1% de todas las acciones del mundo.

A pesar de sus raíces en la riqueza petrolera, el fondo ha tomado una dirección diferente en los últimos años, incluida la promesa de 2019 de deshacerse de su propiedad de las acciones de los productores de petróleo y gas.

La ganancia del 10.9% para el fondo en 2020 no fue un rendimiento particularmente extraordinario durante un año en el que el índice bursátil de referencia estadounidense, el S&P 500, ganó más de 16%. Sin embargo, el gran tamaño del fondo hizo que el aumento fuera notable. Su valor al 31 de diciembre alcanzó 10.9 billones de coronas, o 1.2 billones de dólares, lo que equivale a activos por valor de 223,000 dólares por cada uno de los 5.3 millones de habitantes de Noruega.

Los mercados bursátiles mundiales se desplomaron a principios de 2020 cuando se hizo visible el alcance de la pandemia del coronavirus, pero registraron un repunte notable desde finales de marzo cuando los bancos centrales intervinieron con enormes esfuerzos de estímulo.

Entérate: Covid, migración, economía: las prioridades de Joe Biden en sus primeros 100 días

Muchos economistas e inversores creen que ese estímulo ha inflado los precios de muchos activos, como los de empresas como Tesla, el fabricante de automóviles eléctricos, o GameStop, el minorista de videojuegos estadounidense en el centro de un frenesí de inversionistas minoritarios.

Aproximadamente el 72.8% del fondo se invirtió en acciones, el 2.5% en propiedades no cotizadas y el 24.7% en renta fija, como bonos gubernamentales y corporativos. La industria tecnológica estadounidense en particular ayudó al fondo, dijo el banco central de Noruega, su administrador.