Rowley Shoals: un arrecife muestra lo que es posible cuando el hombre no toca los ecosistemas
El tiburón tigre (Galeocerdo cuvier), en el archipiélago de Rowley Shoals frente a Australia Occidental. Fotografía: Matt Birt BRUV

¿Cómo se vería un arrecife tropical si pudiera escapar de los peligros humanos del calentamiento global y el exceso de pesca?

Un estudio nuevo sugiere que se vería como Rowley Shoals, un archipiélago aislado de arrecifes a 260km de la costa noroeste de Australia. 

“Tan pronto te sumerges te das cuenta de que hay algo especial”, dijo el biólogo marino Matthew Birt. “La cubierta de corales es sorprendente”

YouTube video

Bert lideró un estudio sobre los tres arrecifes que componen las deshabitadas Rowley Shoals, usó cámaras y cebos que le permitieron a él y a sus colegas analizar la vida marina durante 14 años

El estudio encontró que el aislamiento relativo de Rowley Shoals, las protecciones contra la pesca comercial, y su forma y ubicación ayudaron a mantener las especies amenazadas y la biodiversidad durante tiempos de “degradación sin precedentes de los arrecifes de coral” en todo el mundo. 

En Rowley Shoals se ven frecuentemente peces gigantes como el pez Napoleón y el pez loro cototo verde que llegan a medir más de 1.5m, a pesar de su estatus global amenazado. 

“Lo que fue increíble fue que no hubo ningún cambio real en la abundancia de los peces a lo largo del tiempo. No tenemos evidencia de declive”, dijo Birt, del Instituto Australiano de Ciencia Marina (AIMS).

Los tres atolones de Rowley Shoals, Imperieuse, Clerke y Mermaid, están separados por 30km. El Mermaid Reef es un parque marino que maneja el gobierno australiano y no se permite pescar ahí. 

Los arrecifes Imperieuse y Clerke los maneja el gobierno estatal del oeste de Australia y también impuso restricciones a la pesca en el área de los arrecifes. 

En los tres atolones, hay una zona de 752 km2 clasificada como “sin excepciones” donde no se permite la pesca. La ubicación, muy lejos de la costa australiana y aún más de la de Indonesia, también le brinda protección al área. 

Birt y sus colegas desplegaron 88 sets de cámaras en los tres atolones y compararon sus resultados con observaciones previas de los atolones desde 2004. 

Los investigadores también compararon los tipos y números de peces con otros lugares en la misma región pero más al norte, el arrecife Scott, la Isla Browse, el arrecife Ashmore, las Islas Cocos, y la Isla de Navidad, donde las protecciones en contra de la pesca no son tan fuertes. 

La diversidad de peces en Rowley Shoals se destacó, lo vuelve uno de los últimos sistemas de arrecifes de coral en el Océano Índico libre de perturbaciones humanas, según el estudio en el diario Ecology and Evolution

Te puede interesar: La población de tiburones y mantarrayas cayó en más de 70% en 50 años

Bajo las condiciones adecuadas, así se puede ver un arrecife”, dijo Birt.

Aunque Rowley Shoals ha recibido ciclones con el paso de los años, los arrecifes se han librado del blanqueamiento dañino que afectó a arrecifes más al norte en años anteriores. 

El ecologista de corales, el doctor James Gilmour, dijo que Rowley Shoals es ahora uno de los sistemas de arrecifes más sanos de Australia. 

Los números altos y el rango de peces hace que el ecosistema de corales sea más fuerte, dijo. 

El año pasado, un estudio global encontró que la pesca insostenible en arrecifes tropicales de todo el mundo causó daños en el número de tiburones, una especie que los científicos marinos dicen que es vital para la salud de los ecosistemas.