Síguenos

 

Entrevista

‘Cuando me dicen que no, siempre me pregunto: ¿por qué no?’: Marcus Rashford

El año pasado, la estrella del fútbol luchó dos veces contra Boris Johnson sobre la pobreza alimentaria, y ganó 2-0. Ahora tiene un nuevo objetivo: ayudar a los 383,000 niños que jamás han tenido un libro.

Marcus Rashford: ‘Mis valores provienen de mi familia; de las reglas y el respeto que teníamos el uno por el otro’. Foto: Fabio De Paola/The Guardian

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Imagina que eres Marcus Rashford. Metido en tus asuntos, jugando futbol para el Manchester United y la selección inglesa, siendo una superestrella deportiva. Después haces un hilo en Twitter para decir que los niños más pobres del país necesitan mayores apoyos durante la pandemia, y que es responsabilidad del gobierno ayudarles. Tus tuits se hacen virales. Y el público está de acuerdo contigo. Y de pronto ya no solo eres un héroe del futbol, también eres un líder, un sabio, Mahatma Rashford, Marcus Mandela, el mesías futbolista. Tan solo imagínate ser Marcus Rashford, un futbolista exitoso, un joven tímido quien nunca antes ha compartido su opinión públicamente, y ahora tienes que proponer políticas gubernamentales. ¿Qué tan profundos son los cambios?

Después de todo, lo normal es que las entrevistas a futbolistas sean sobre su deporte. Y de cualquier modo, nos reunimos a hablar de alfabetización infantil, la pasión más reciente de Rashford. Me dice que no comenzó a leer adecuadamente sino hasta que cumplió 17 (hay que recordar que eso fue hace tan solo seis años). Una vez que comenzó, no se detuvo. Menciona que su libro favorito es Relentless de Tim Grover, el entrenador personal que trabajó con algunos de los atletas más grandes del mundo, como Kobe Bryant y Michael Jordan, y los hizo todavía mejores. Relentless es un libro de autoayuda para maximizar tu potencial. Su subtítulo es From Good To Great To Unstoppable (“De bueno, a mejor, a imparable”). Y Rashorfd le apunta a volverse imparable, no solo en el futbol sino en todos los aspectos de la vida. 

Rashford no ha leído Relentless una o dos veces, más bien una y otra vez. “Siempre que lo leo, lo analizo y resalto algunas partes con ciertos colores. Y la siguiente vez que lo leo, resalto otras cosas de otro color, y comparo lo que aprendí esta vez con la anterior”, dice. Grover le ha ayudado a lidiar con lo que él llama la naturaleza “héroe una semana, y don nadie a la siguiente” de su trabajo: “Balanceo mi humor y emociones. Nunca me dejo volar demasiado para evitar que las caídas se sientan más bajas. Simplemente mantengo esa consistencia y estabilidad”. No es el hecho de que haya leído el libro, sino la forma en que te dice algo sobre sí mismo, sobre su ambición, dedicación e implacable persecución de lo posible. 

Lee también: La-Lista de los equipos de fútbol con mejores salarios en el mundo

En enero, Rashford fue nombrado el futbolista más valioso de Europa (y también del mundo) con un valor de 212 millones de dólares, de acuerdo con el grupo de investigación CIES Football Observatory. Incluso los aficionados del Manchester United pueden estar en desacuerdo con el ranking, pero no con la sensación de que se encuentra en una implacable trayectoria hacia arriba. Desde su debut con el club en 2016, ha jugado más de 260 partidos para el mismo, 40 partidos para Inglaterra y ha anotado 99 goles en el proceso. Y, por supuesto, esto no es ni siquiera la mitad. 

Con sus pupilos en la primaria a la que asistió en Button Lane. Desde arriba a la izquierda, en el sentido del reloj: Austin, Evie, Zora, Justin, Libby. Foto: Fabio De Paola/The Guardian

Ya pasaron 14 meses desde el hilo de Twitter que resultó en que Rashford fuera aún más notable por su trabajo fuera del campo que por sus partidos. Pasó de las últimas páginas de los periódicos a la primera plana, obligando dos veces al gobierno a revertir una política sobre las comidas gratuitas en escuelas para los niños más marginados del país. Se dedicó a hacer una campaña contra la pobreza de alimentos con la misma disciplina que le dedica al fútbol. En octubre de 2020, le otorgaron una condecoración de la Excelentísima Orden del Imperio Británico (MBE) como reconocimiento a sus servicios para los niños vulnerables en Reino Unido durante la pandemia. 

Ahora dirige su atención a los casi 383,000 niños en Reino Unido que jamás han tenido un libro. Rashford sabe exactamente cómo se sienten: él fue uno de ellos. Cómo cambian los tiempos; ahora no solo es un lector, también es un autor publicado. You Are A Champion, escrito junto con el periodista de fútbol Carl Anka, es un libro de autoayuda para niños. Igual que Relentless, trata sobre superar tus demonios y desbloquear potencial. El mensaje es simple: si alguien que creció como yo puede convertirse en uno de los mejores futbolistas del mundo, tú también puedes seguir, y con suerte cumplir tus sueños. El libro combina buenos consejos de sentido común (trabajar duro, escuchar, evitar problemas, ser amable, esforzarse y creer) con historias de la vida de Rashford para dar ejemplos. “Un poquito de autoestima puede llevarnos a convertirnos en personas mucho más fuertes”, dice. “A veces solo necesitas un empujoncito para convertirte en algo que no podías haber imaginado. Espero que este libro sea ese empujoncito para muchos jóvenes”. También inauguró un club de lectura junto a la editorial Macmillan Children’s Books, que donará 50,000 libros de ficción a 850 escuelas primarias en Inglaterra y Escocia, a través de la organización caritativa por la alimentación infantil Magic Breakfast. Los libros también se distribuirán a dependencias de remisión de alumnos y escuelas de educación especial. 

Rashford habla por Zoom desde su casa en Manchester. Cuando hablamos, acababa de volver del entrenamiento y estaba recostado sobre un sillón. Se ve cansado. “¿Estás bien? Lamento llegar tarde”, dice. Hay algo dulce y de la vieja escuela en su personalidad, ni qué decir de sus modales. Tan pronto como comienza a hablar sobre libros, vuelve a la vida. “La lectura activó algo dentro de mí. Leo muchos libros sobre mentalidad, porque quería jugar en el primer equipo del Manchester United y sabía que para llegar ahí tenía que ser tan fuerte mentalmente como fuera posible. Aprendí muchas cosas de los libros”. 

Lee también: “Hay que convertir al elefante en la habitación en un simple ratón”

Le pregunto cuál cree que es la fortaleza de You Are A Champion. “Todo lo que digo es algo que yo viví”. Tiene la razón, suena verdadero porque es real. Lo mismo puede decirse sobre él. No hay nada falso sobre Rashford. Todavía suena como el entusiasmado niño de Wythenshawe que siempre tenía un balón. 

En cuanto al futbol, dice que solo ha estado nervioso en una ocasión: cuando tenía 14 años y jugaba para la selección inglesa sub-16. Incluso entonces, solo fue durante el primer tiempo. Después de eso, se prometió a sí mismo que nunca lo iban a volver a traicionar los nervios. Fuera del campo, cuando era niño solo una cosa podía ponerlo nervioso: que le pidieran leer en voz alta durante sus clases de primaria. Sufría, odiaba y se sentía avergonzado por su entonación lenta y pausada. Durante un tiempo fue como una fobia para él. “Me quedé atrapado en un bucle donde mi temor a ser avergonzado me llevaba a sentirme más avergonzado”, escribe en el libro. 

Hay una dedicatoria encantadora al inicio de You Are A Champion: “Para todas las personas jóvenes que quieren encontrar su camino. Para mi mamá, por ayudarme a creer que los sueños pueden volverse realidad”. La madre de Rashford, Mel, está en el corazón del libro y de su vida. Él es el más joven de cinco hermanos, y, cuando Marcus apareció en el mapa, Melanie Rashford era una madre soltera. Trabajaba todas las horas posibles, con hasta tres empleos: cajera en Ladbrokes, un segundo turno ahí mismo como encargada de limpieza, y lavatrastes durante el fin de semana. Mel era amorosa, sacrificada, y frecuentemente ausente porque trabajaba de día y de noche. 

¿Alguna vez le dijo a Rashford que sufría? “No, al verla no hubieras sabido nuestra situación. En casa todo era feliz, pero a veces ella no comía. Se sentaba ahí, sonriendo, como si ya hubiera comido, y nos preparaba la cena y solo había suficiente para mis hermanos y hermanas. Ella no comía esas noches, pero nadie se daba cuenta”. Como había estado fuera todo el día, decía que comió más temprano. 

Su madre fue una heroína todo el tiempo. “Mis valores provienen de mi casa; las reglas y el respeto que teníamos el uno por el otro. Ver a alguien atravesar situaciones difíciles todos los días, pero despertar al día siguiente para hacerlo lo mejor posible otra vez; nada puede ser mejor que eso”. 

Lee también: ‘Las madres solas son las heroínas de la sociedad’

Mientras muchos adultos le decían que soñara en pequeño, o que mejor no lo hiciera, la madre de Rashford le dijo que todo era posible. “Cuando eres un niño, muchas veces te dicen que no puedes hacer algo, y yo siempre me preguntaba: ¿por qué no? ¿Qué me hace tan diferente de quienes lo han hecho’”. ¿Qué tipo de cosas le decía la gente que eran imposibles? “Jugar para el United”, dice. Pero, ¿tu talento no era obvio para todos? Eso era irrelevante, dice: “En donde vivía, había muchos futbolistas increíblemente talentosos en las calles pero siempre nos decían, ‘Sí, eres bueno, pero no podrás llegar a la Premier League o no jugarás para el Manchester United, no podrás jugar para tu país, simplemente no es posible’“. ¿Por qué no? “El tamaño del club significa que si quieren a un futbolista talentoso, pueden comprarlo sin problemas, entonces realmente es algo que no sucede mucho con los niños como yo”. 

Durante años, el mantra de Rashford cobró más fuerza. Cuando le decían que no, se preguntaba: ¿por qué no? “Nunca iniciaba una discusión o algo así, pero pensaba, ¿por qué no? En mi cabeza, me molestaba durante días: ¿por qué esta persona puede hacerlo, y por qué dice que yo no puedo?”.

Rashford se unió a la academia del United a los siete años, era joven incluso para el fútbol. A los 11, se fue a vivir a las residencias ofrecidas por el club, cuando Mel a regañadientes aceptó que el club podía satisfacer sus necesidades mejor que ella. Él dice que no fue sino hasta que salió de casa, y obtuvo un patrocinio de Nike, que comenzó a entender cuánto sufría su familia. “No necesitaba el dinero, entonces se lo daba a mi mamá. Nike me daba cierta cantidad de dinero una vez al año y ella me compraba algo, y yo era más que feliz con eso. Verla relajarse fue lo más importante para mí, porque siempre la había visto preocupada. La situación en ese entonces era más difícil de lo que yo entendía”. 

Pocos jugadores tienen el impacto instantáneo de Rashford. En febrero de 2016, a los 18 años, anotó dos goles en su debut contra el equipo danés Midtjylland en la Europa League, y se convirtió en el jugador más joven en la historia del Manchester United en anotar en competencias europeas. Tres días más tarde hizo su debut en la Premier League contra el Arsenal, y anotó dos goles y una asistencia en la victoria de 3-2. Así comenzó. En mayo de 2016, hizo su primera aparición para la selección mayor de Inglaterra contra Australia, y se convirtió en el jugador más joven en anotar en su debut con Inglaterra, después de solo tres minutos. 

Cuando Rashford inició su campaña contra la pobreza infantil, volvió a su antiguo mantra: “¿Por qué no?”. Esta claridad de visión resalta entre la bola de políticos; él señala lo que está mal y pregunta por qué no puede mejorar. “La primera vez que conversamos, me reí en dos o tres ocasiones, porque su perspectiva es muy siempre”, dice el coautor Anka. “Tiene cierta bondad y amabilidad y eso puede hacer que las situaciones complejas se vean simples. Observa las cosas como un niño de 10 años,  y lo digo de la mejor forma posible. Simplifica las cosas. Observa los obstáculos y considera si los puede superar para lograr lo que quiere hacer”. 

Con el coautor Carl Anka. Fabio De Paola/The Guardian

Eso lo convirtió en un activista extraordinariamente efectivo. El 19 de marzo de 2020, un día después del anuncio del cierre de las escuelas en todo Reino Unido por la pandemia, Rashford tuiteó que muchos niños dependían del programa de comidas gratuitas en la escuela, y que estaba trabajando con la organización caritativa FareShare para ayudar a cerrar la brecha. “A quien quiera que pueda donar algunas libras, tú puedes hacer una gran diferencia… y a la industria alimenticia, sabemos que son tiempos difíciles, pero les pedimos que por favor envíen los productos que puedan”.

El tono del tuit era maduro y considerado. Rashford obviamente había investigado, y tomado consejos de su equipo (lo representa Roc Nation, la agencia global fundada por el rapero y multimillonario Jay-Z), y colaboró con la organización caritativa más grande sobre los problemas de pobreza alimentaria. 

En abril, anunció que su colaboración con FareShare recaudó 28 millones de dólares. Dos meses más tarde, le escribió a los miembros del parlamento para pedirles que reconsideraran la decisión de cancelar la estrategia de voucher de alimentos durante las vacaciones de verano. En su carta explicó que era una cuestión personal. “El sistema no está construido para que familias como la mía sean exitosas, sin importar qué tan duro trabaje mi mamá. Como familia, dependíamos de clubes de desayuno, comidas gratuitas en la escuela, y las amables acciones de sus vecinos y entrenadores. Los bancos alimenticios y los comedores públicos no eran extraños para nosotros”. 

Un día después, el gobierno anunció la implementación del fondo alimentario de verano por Covid, asegurando que 1.3 millones de niños en Inglaterra recibieran voucher para comida durante las vacaciones. ¿Este éxito lo cambió? Rashford ciertamente estaba entusiasmado, y publicó el siguiente tuit: “No sé qué decir. Solo miren lo que podemos hacer cuando cooperamos, ESTO es Inglaterra en 2020”. El tono era de celebración, pero celebraba el poder colectivo. Más tarde el mismo día, publicó un comunicado más a su estilo: calmado, con los pies sobre la tierra, y recordándole a todo el mundo que era solo el principio. “Me enorgullece saber que escuchamos e hicimos lo correcto. Todavía falta mucho camino por recorrer pero estoy agradecido con todos ustedes porque le dimos a estas familias una cosa menos de qué preocuparse esta noche”. 

A principios de octubre, se anunció que Rashford iba a recibir la MBE. Los críticos dijeron que el gobierno lo sobornó; cinco días más tarde lanzó una petición para acabar con la pobreza alimentaria infantil y para extender las comidas gratuitas para todos los niños de familias en el programa de crédito universal o equivalentes hasta la primavera de 2021. Menos de dos semanas después, más de un millón de personas la habían firmado. El gobierno se rehusó a ceder, y el parlamento rechazó la moción de extender la provisión de comidas gratuitas 322 votos a 261. 

Cuando Rashford señaló que se aproximaban las vacaciones y que muchos niños pasarían hambre, la respuesta fue impactante. Desde las cafeterías más pequeñas hasta los supermercados más grandes ofrecieron comidas gratuitas y alimentos a quienes más lo necesitaban. Cuando Rashford tuiteaba las promesas, le prestaba su voz a la generosidad de la gente en todo el país, en contraste con el gobierno. 

Para esos momentos, Rashford era el futbolista más celebrado y más acosado en redes sociales. Casi un tercio de los comentarios sobre él eran negativos. Uno decía que su madre “no debía haber tenido cinco hijos si no podía pagar su crianza”, mientras que otro desestimó su campaña como “palabras baratas sin responsabilidad de un futbolista rico y privilegiado”. Rashford dijo que esperaba los ataques personales, que las ventajas superaban a las desventajas, y continuó con su lucha. 

Lee también: Las autoridades de Reino Unido prometen reprimir el racismo en línea

Eventual e inevitablemente, el gobierno dio otro giro de 180 grados. Rashford acababa de volver a casa después de un partido cuando recibió las noticias. En el documental Feeding Britain’s Children, aparece contestando una llamada de Boris Johnson. Él habla con el primer ministro como habla con el resto del mundo: “Sí amigo, sí, sí, sí, puedes repetirme eso por favor… sí, esa es la situación perfecta para mí. Gracias, de parte de las familias. Realmente lo van a apreciar. Hablaremos pronto”. Lejos de impresionarse con Johnson, Rashford parece verlo como alguien que le puede ayudar a hacer lo que necesita hacer. 

Le pregunto a Rashford si se considera una persona política. “Para nada. Solo soy un joven que estuvo en una posición complicada y logró encontrar la salida, y ahora estoy en una posición desde la que puedo ayudar a otros”. Tal vez no ser político te ha ayudado, le digo, porque no eres percibido como alguien con un programa a seguir. “Sí, puede ser, porque provengo de exactamente el mismo lugar al que quiero ayudar. Todo lo que digo se basa en hechos, en cosas que he vivido o que otras personas han vivido”. Rashford se siente cómodo usando las redes sociales para alzar la voz sobre sus creencias. Después del asesinato de George Floyd, dijo: “En la misma época que le he pedido a la gente que se una, que trabaje junta y coopere, parece que estamos más divididos que nunca. Hay personas que sufren y personas que necesitan respuestas. Las vidas negras importan. La cultura negra importa. Las comunidades negras importan. Nosotros importamos”. 

Mel Rashford crió a sus hijos como cristianos practicantes. Le pregunto si es religioso. “Sí, definitivamente. Mi madre es muy religiosa. No es que lo practiquemos todo el tiempo, pero a veces la fe que tenemos en Dios se demuestra en las personas que somos. Para mí y mi familia, definitivamente es así. Si pudieras ver nuestras vidas hace 15 o 20 años, comparada con cómo estamos ahora, es imposible no tener fe en dios y en todo lo que hace por nosotros”. 

Cuando hablo con Rashford sobre su “campaña” contra la pobreza infantil, dice que no le gusta esa palabra. “Esto es algo que siempre me ha apasionado, y cuando algo te apasiona nunca se detiene realmente, ¿cierto? Por eso no le digo campaña, porque siento que una campaña tiene un inicio y un final”. ¿Le sorprende que tantas personas lo hayan escuchado? De nuevo, refuta la pregunta: “Yo solo difundo los mensajes que transmiten las familias con las que hablo. Yo quiero que las personas logren entender que algo como esto puede ser posible sin mi voz de por medio, si todo el mundo coopera y alza la voz sobre lo que están viviendo”. 

Pero la realidad es que la mayoría de las personas no tienen voz, le digo. “Lo entiendo, pero ese es uno de los problemas. ¿Por qué necesitas una plataforma para ser escuchado? Porque, a mi manera de ver, mi voz es exactamente igual que cualquier otra voz en el país”. 

Rashford puede no considerarse político, pero está en la vanguardia de una generación de futbolistas vocales. Hasta hace poco, los futbolistas británicos eran esclavos de sus salarios (salarios increíblemente altos, por cierto). Tomaban su dinero, y rara vez alzaban la voz contra la dirección del equipo o los dueños, y mucho menos contra el gobierno y la pobreza. Pero la generación de Rashford, con más jugadores provenientes de comunidades minoritarias, creció durante la época de la austeridad Tory y experimentó los recortes de primera mano, Muchos de ellos están determinados a hablar sobre la pobreza y el racismo, y en las redes sociales tienen la plataforma perfecta para hacerlo. Por ejemplo, Rashford tiene 4.4 millones de seguidores en Twitter y 9.9 millones en Instagram. Esta audiencia también lo convierte en una supermarca; mientras mayor sea el cambio efectuado por Rashford, se vuelve más comercializable. Mientras más comercializable sea, mayor es el cambio que puede efectuar. 

El año pasado, la madre de Rashford encontró una nota que escribió en la escuela sobre sus ambiciones, y él más tarde la retuiteó. Se la leí en voz alta. “Espero que mi futuro sea muy brillante dentro y fuera de la escuela, especialmente en mi carrera como futbolista. Quiero tener un estilo de vida diferente y enorgullecer a mi familia y otros”. ¿Cuál era el estilo de vida diferente que quería? “No veía mucho la TV, pero cuando lo hacía, las personas se veían cómodas, no tenían estrés. Se veían felices, y eso es lo que yo veía como un estilo de vida diferente. Escribí eso cuando tenía 10 u 11 años”. 

Sonríe. Tiene una sonrisa encantadora, amable, generosa y divertida. “Para ser honesto, no entendía que el futbol puede cambiar tu vida de esa manera. Estoy agradecido de que haya hecho eso para mí, y yo le he podido dar a los más jóvenes de mi familia, mis sobrinos y sobrinas, oportunidades diferentes a las que yo y mis hermanos y hermanas mayores tuvimos. Espero que cambie las cosas por muchas generaciones en mi familia. Es importante hacer lo correcto; traer a otros contigo en el camino”. 

¿Mel sigue trabajando? “Ya no hace lo mismo que antes. Pero nunca dejará de trabajar, lo trae dentro de sí misma. Ahora dirige mi club de fans. Como somos grandes aficionados del United, quiere darle a la afición una experiencia tan cercana a mí como sea posible. Hay muchas cartas de aficionados. Si lo hiciera solo sería imposible. Pero ella encuentra la manera de agendarlo y le da a tantos fans como pueda lo más que sea posible”.

De vez en cuando, los detractores de Rashford dicen que debería enfocarse en el fútbol y mejorar su récord de anotaciones (registra un gol cada tres partidos, lo que no es tan bueno). Pero también tiene mucho apoyo dentro del juego. Juan Mata, su compañero en el United, dijo: “Algunos creen que Marcus debería enfocarse en el fútbol pero yo no estoy de acuerdo, porque puede hacer ambas cosas, como ha demostrado”. En junio del año pasado, el entrenador del United, Ole Gunnar Solskjaer, dijo: “Ha cambiado la vida de muchísimos niños… eso es más importante que cualquier partido que juegue en su vida”. 

Rashford me dice que su siguiente misión es aprender español e italiano, despacio, con paciencia, palabra por palabra. Piensa que mientras mejor pueda comunicarse con otros jugadores, será mejor su futbol. “Cuando era niño, aprender un idioma no era importante en la escuela. No había expectativas sobre ti. El futbol me ha dado la oportunidad de viajar a muchos países, y hay ciertos países que te gustan y quieres aprender más de ellos, y aprender un idioma es definitivamente parte de eso”. 

¿Le gustaría jugar en el extranjero? “Nunca diría que no”. ¿Cuál sería su club ideal? “¿Además del Man United? Me gusta mucho el Real Madrid y el Barcelona, porque siempre tienen grandes jugadores y juegan futbol atractivo”. Se disculpa por dar una respuesta obvia: “Todo el mundo ve al Real Madrid y al Barcelona”. 

Han habido muchos comentarios en las redes sociales diciendo que debería entrar a la política, o que proclaman: “¡Rashford para primer ministro!” “Sí, pero ser primer ministro no es algo a lo que haya aspirado”, responde honestamente. “Para mí, simplemente es que hago lo que creo que es correcto para ayudar a las personas que lo necesitan. Solo quiero mover el balón y avanzar hacia la dirección correcta”. Rashford no parece interesado en las alabanzas, solo en los resultados finales. Él lleva esta actitud a su libro: “Para mí, el poder de un libro cambió mi vida. Entonces, espero poder darle a las personas un inicio para convertirse en adultos exitosos”. 

¿Le sorprende encontrarse haciendo esto? Absolutamente, dice. “Todo está fuera de mi zona de confort”. Cuando era niño, dice, no alzaba la voz. ¿Entonces por qué lo hace ahora? “No diría que es una responsabilidad pero si es algo que puedo mejorar, al menos tengo que intentar cambiarlo. Esto es solo el principio. Espero avanzar mucho más lejos de donde estamos ahora”. 

¿Entonces qué sigue? Menciona los centros juveniles que solía visitar, y cómo muchos de ellos murieron por las medidas de austeridad. El año pasado, un informe YMCA reveló que los servicios juveniles en Reino Unido cayeron en un 70% en menos de una década, de 1.98 mil millones de dólares en 2010 y 2011 hasta menos de 607 millones de dólares en 2018 y 2019. Si el gobierno no proporciona espacios comunitarios para los jóvenes, lo hará él mismo, dice Rashford con la misma negación infantil de considerar algo como imposible. “Quiero construir algo similar a los centros juveniles que yo visitaba, para que los niños puedan lidiar, aprender a cantar y tocar instrumentos, practicar deportes, cocinar, hacer tantas cosas como quieran”. Hace una pausa. Ya no demuestra una pizca de cansancio. “Creo que te darás cuenta si todo lo que hago encaja”. 

‘¿Con qué jugador del United te gustaría vivir?’: Alumnos de Button Lane interrogan a Rashford

Con las alumnas de Button Lane (desde la izquierda): Zora, Lilly-Belle, Anais, Lucy, Austin y Elouise. Foto: Fabio De Paola/The Guardian

¿Recuerdas a tus maestros de Button Lane? Lucy, 11 años

Por supuesto, fueron excelentes. Siempre se preocuparon por nosotros y creían en nosotros cuando realmente no teníamos mucho. Todavía suelo visitarlos de vez en cuando. 

¿Qué hobbies te gustan? Zora, 11 años

Leer y pasear a mis perros. Me temo que nada muy atrevido. 

¿Quién te enseñó tus habilidades? Justin, 11 años

Al principio aprendí solo, practicando durante horas en un pequeño jardín afuera de mi casa. Pero diría que aprendí algo distinto de todas las personas con quienes pasé tiempo de niño; incluso ahora sigo aprendiendo. 

Si tuvieras que vivir con un jugador del Manchester United, ¿con quién sería? Libby, 11 años

¡Ninguno! Los amo a todos, pero realmente disfruto la privacidad de mi casa con mi familia y mis amigos de la infancia. 

¿Qué es lo mejor que has hecho? Austin, 10 años

Utilicé mi primer salario para pagar la hipoteca de mi mamá. Ver el alivio que sintió cuando supo que ya no tenía que trabajar tres turnos para cumplir sus pagos fue increíble. 

¿Quién te introdujo al futbol? Elouise, 11 años

Mis hermanos. Ellos jugaban mucho, y yo quería estar con ellos todo el tiempo. Ellos no creían que era suficientemente bueno para jugar adelante (era diminuto en aquellos días), entonces me mandaban a la portería. 

¿Qué te inspiró para ser futbolista? Lilly-Belle, 11 años

No sabía que el futbol podía ser un empleo. Solo amaba el juego y la sensación de cooperación que traía consigo. Eso me dio la motivación para ser exitoso. 

‘¿Cuál es el mayor logro de tu carrera?’ Evie, 11 años

No lo he conseguido. 

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Deportes

"No hemos parado un momento de dedicar nuestros pensamientos en Christian", afirmó el club deportivo al que Eriksen llegó en enero de 2020.

Deportes

Este grito homofóbico se volvió popular entre los hinchas desde un partido disputado en 2003 en Guadalajara.

Deportes

La Selección Mexicana varonil de futbol recibió dos partidos sin público como sanción pero podría quedar descalificado de competencias internacionales.

Deportes

Sergio Ramos se va del Real Madrid tras ganar cuatro Ligas de Campeones, tres Supercopas de Europa y cuatro Supercopas de España.

Publicidad