La policía canadiense investiga las denuncias de abusos en los internados de Manitoba
Las preguntas de la prensa provocaron la rara revelación de una investigación en curso por parte de la Real Policía Montada de Canadá de Manitoba. Foto: Shannon Vanraes/Reuters

Una división de la policía federal de Canadá dice que ha pasado la última década llevando a cabo una “investigación a gran escala” sobre las denuncias de abusos sexuales en un antiguo internado.

El martes, la Real Policía Montada de Canadá de Manitoba dijo que inició una investigación criminal en 2011, investigando las denuncias de que los estudiantes fueron abusados sexualmente durante su estadía en el internado Fort Alexander.

Las preguntas del periódico Winnipeg Free Press provocaron la rara revelación de una investigación en curso.

“Debido a la gran cantidad de personas afectadas por esta investigación, así como las mayores implicaciones sociales, se determinó que era de interés público proporcionar toda la información posible sobre la investigación en curso”, dijo la RCMP en su comunicado de prensa.

Lee también: Canadá: encuentran los restos de 215 niños en la residencia de una escuela indígena

Al menos 150 mil niños indígenas fueron obligados a asistir a internados en todo el país, los cuales fueron financiados por el gobierno federal y dirigidos por las iglesias como parte de la campaña para despojar a los jóvenes de su identidad cultural.

El internado Fort Alexander, situado a 125 km al noreste de Winnipeg, se inauguró en 1905. Según el Centro para la Historia y el Diálogo de los Internados para Indígenas, los niños con frecuencia intentaban huir de la institución. En 1928, dos niños se ahogaron mientras intentaban escapar en un bote.

El gobierno federal lo clausuró en 1970. Las personas mayores han hablado durante mucho tiempo sobre los abusos cometidos dentro de la institución, e incluso han testificado ante la Comisión de la Verdad y la Reconciliación del país.

Más de 80 agentes de la RCMP han participado hasta ahora en la investigación, la cual ha implicado hablar con más de 700 personas en toda Norteamérica.

Los investigadores viajaron a Ottawa para indagar en los archivos de la escuela, así como en los de la provincia de Manitoba. También encuestaron a los residentes en la zona donde se encontraba el internado, en los terrenos de la Primera Nación de Sagkeeng.

La policía obtuvo 75 declaraciones de testigos y víctimas.

Lee también: Incendian iglesias en Canadá tras descubrimiento de tumbas de niños indígenas

Los grandes jefes de la Asamblea de Jefes de Manitoba y de la Organización de Jefes del Sur han trabajado estrechamente con la policía en la investigación, al igual que el jefe y el consejo de la Primera Nación de Sagkeeng.

Además de los testimonios de abusos, los sobrevivientes han declarado durante mucho tiempo que los niños desaparecían o morían mientras estaban en el internado.

La semana pasada, los equipos exploraron los terrenos de la Primera Nación de Sagkeeng utilizando un dron y tecnología de radar de penetración terrestre para buscar restos humanos.

Hasta la fecha, se han descubierto más de mil 300 tumbas sin identificar en los terrenos de los antiguos internados, provocando un reconocimiento nacional sobre el pasado colonial de Canadá.