¿Licencias para paseadores profesionales de perros? En Londres consideran este esquema
Hasta 100 paseadores de perros profesionales podrían ser excluidos de los espacios verdes controlados por la Corporación de Londres. Foto: Robert Stainforth/Alamy

Cuando la llovizna envuelve el extremo norte de Hampstead Heath, las únicas personas que se ven son los paseadores de perros.

Alex Marchant lo prefiere así. Los fines de semana soleados, él y la mayoría de los demás integrantes de la Asociación de Paseadores Profesionales de Perros de Hampstead (HPDWA) evitan el páramo.

Se llena bastante“, dice. “No quieres molestar a las personas que están tomando el sol“.

En los días calurosos de la semana, llega temprano para evitar que los perros se acaloren demasiado. Por las tardes, ayuda a los perros con problemas de comportamiento al llevarlos a correr: trotando 5 km para darles un entrenamiento adecuado.

Aunque tal vez no por mucho tiempo más. La Corporación de la Ciudad de Londres está introduciendo un sistema de licencias para los paseadores profesionales de perros. Las propuestas limitarán a los paseadores a cuatro perros y el número de licencias a 40 por año.

Lee también: El Metro ha rescatado a 366 perros y aún tiene 19 en adopción

Eso significa que Marchant podría ser uno de los aproximadamente 100 paseadores profesionales de perros que la HPDWA cree que quedarán excluidos de Hampstead Heath, Queen’s Park y Highgate Wood, parte de los 44.5 km cuadrados de espacio verde que la corporación tiene a su cuidado.

Estamos preocupados por lo que sucederá con los perros“, dice Marchant. “Nuestro cálculo es que dejará a 700 perros al día sin servicios de paseo. Podrían ser realojados o incluso abandonados”.

Si los dueños de perros que no cuentan con un paseador dejan a sus mascotas en casa durante el día, eso puede llevar a problemas de comportamiento, advierte Marchant. No todos los dueños estarían preparados para quedarse con su mascota si comienza a causar problemas, y una de cada cinco personas que compró un cachorro durante la pandemia ya está considerando realojarlo, de acuerdo con una encuesta del Kennel Club.

También nos preocupa que el costo suba y haga que los paseos de perros se vuelvan exclusivo para las personas ricas“, considera Marchant. Su empresa, Forest and Fur, cobra 25 euros (unos 590 pesos) por una caminata de dos horas. “Ese es el máximo precio del rango”, dice. “Con la restricción, algunas personas podrían terminar cobrando más de 40 euros, incluso 50 euros (mil pesos)”.

En las conversaciones con la HPDWA, la ciudad de Londres ha citado preocupaciones de seguridad, sugiriendo que algunos paseadores tienen más de 10 perros con ellos, una cantidad incontrolable.

No nos oponemos a la idea de tener un máximo de cuatro perros“, dice Marchant. Él pasea a cinco: Marcel, Vegas, Margot, Maude y Mochi, pero las aseguradoras ya limitan sus pólizas para que los profesionales cubran un máximo de seis perros, detalla. “Todo lo que pedimos son los mismos derechos que tienen otros caminates en otros parques, como Royal Parks, que no tienen un límite”.

Lee también: De México a Canadá: 120 perros vuelan para ser adoptados por una familia

La dueña de Margot, Tracy Short, una entrenadora profesional autónoma, le dijo al Observer que estaba “realmente preocupada” por las normas propuestas.

La socialización con otros perros es la clave, y ella es una perra mucho más feliz como resultado de sus paseos regulares dos veces por semana”, comentó Short. “Pero mi esposo y yo somos trabajadores independientes, y si el precio aumenta, ya no podremos permitírnoslo. Esto le va a pegar a muchas personas donde duele”.

Más de 4 mil 400 personas han firmado una petición en contra de las restricciones, y al caminar por la extensión norte del páramo con Marchant, está claro que muchos dueños de perros están igualmente preocupados por los cambios.

“Soy abogada y normalmente trabajo fuera de Londres”, dice Kerrie Croxford, quien está con sus dos perros, Orlando y Hardy. “Por el momento estamos haciendo audiencias a distancia, pero parece que volveré al tribunal a partir de noviembre. Me preocupa cómo le voy a hacer para que cuiden a mis perros“.

Rachel Morris, quien está con Dodger, dice que los profesionales son una parte vital de la comunidad de paseadores de perros, que ayudan a encontrar perros perdidos y detectar posibles ladrones de perros. “Es una familia“, considera. “Cuidamos a los perros de otras personas, organizamos fechas de juegos, nos educamos unos a otros. Los perros son animales que están en grupos, por lo que conocer a otros perros es realmente importante para que socialicen“.

Lee también: Fotogalería: Ellos son los perros más famosos de internet

The Dogs Trust, la organización benéfica de bienestar animal más grande de Reino Unido, también está preocupada por el límite de 40 licencias e instó a la corporación a reconsiderarlo. Hannah Evans, oficial superior de asuntos públicos, dijo que las restricciones tendrían “un efecto perjudicial en el bienestar de los perros, por ejemplo, en los perros que se quedarán solos en casa durante largos períodos de tiempo”, aseguró. “Cuando los propietarios no tienen otras fuentes de apoyo, nos preocupa que la limitación de las opciones para los paseadores profesionales pueda resultar en que algunos dueños tengan que abandonar a sus perros“.

Pero el aumento sobre la propiedad de perros ha traído otros problemas. En marzo, los Parques reales le pidieron a los dueños de los perros que caminaran por los senderos y mantuvieran a sus mascotas dentro de los espacios para proteger a las alondras, las cuales anidan en el suelo. La Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA) respaldó la idea de licenciar a los paseadores de perros profesionales.

El Dr. Sam Gaines, experto en bienestar canino de la RSPCA, agregó: “Actualmente, solo un pequeño número de autoridades locales tienen algo que se asemeje a las regulaciones para los paseadores de perros, lo que significa que no hay verificaciones sobre quiénes son estas personas ni cómo se aseguran de que se satisfagan las necesidades de los perros bajo su cuidado”.

Dijo que era “un paso positivo que algunos distritos estén optando por licenciar el paseo profesional de perros” y dijo que los sistemas necesitaban solicitarles a los profesionales que tuvieran conocimientos actualizados sobre sus responsabilidades.

Un vocero de la Corporación de la Ciudad de Londres comentó que mantendría los números de licencia “bajo revisión”, y “si se pueden emitir licencias adicionales sin que la actividad comercial afecte a la vida silvestre, el servicio de salud y sin causar interrupciones a los usuarios recreativos, esto se considerará”.

Una revisión llegaría demasiado tarde para los paseadores de perros, adelantó Marchant. “¿Quién puede darse el lujo de mantener su negocio en espera durante un año?