John Eyers, el entusiasta del fitness que rechazó la vacuna, murió de Covid-19
John Eyers fue descrito por su hermana Jenny McCann como "la persona más sana y en forma que conozco".

Un hombre de 42 años “en forma y saludable” que amaba escalar montañas y levantar pesas murió de Covid-19 después de negarse a recibir la vacuna anticovid, dejando a su hermana gemela y a su madre con el corazón roto.

Las dos mujeres advirtieron a los demás que no piensen que son inmunes a los peligros del virus.

John Eyers, padre de una niña y experto en construcción de Southport en Merseyside, Reino Unido, fue descrito por su hermana, Jenny McCann, como “la persona más en forma y saludable que conozco“.

Agregó que su hermano había estado escalando montañas en Gales y acampando en la naturaleza cuatro semanas antes de su muerte.

Lee también: EU prevé una ‘pandemia de no vacunados’, mientras los casos aumentan en todos los estados

Pero lo dejaron en cuidados intensivos después de contagiarse de coronavirus, y le dijo a su especialista antes de que lo conectaran al ventilador que deseaba haber sido vacunado. Su gemela dijo que su muerte fue “una tragedia”.

“Pensó que si se contagiaba de Covid-19 estaría bien. Pensó que tendría una enfermedad leve. No quería aplicar una vacuna en su cuerpo. Inyectaron todo su cuerpo con todas las medicinas en el hospital. Le pusieron todo“, dijo McCann en Twitter.

No debería haber ocurrido. Deja a una mamá y a un papá, a una hermana (yo) y a una hija de 19 años. Mis dos hijos han perdido a su tío divertido. El tío que siempre jugaba con ellos”.

McCann dijo que su hermano se había disfrazado de Santa Claus para sus hijos. “Mi madre ha perdido a su bebé. Mi sobrina, a su padre muy querido y necesario. Esto no debería haber ocurrido. Mi madre quiere que la gente sepa acerca de John. Para que su historia salve la vida de alguien. Para que el dolor y la pérdida impulsen a las personas a vacunarse“.

Los homenajes también llegaron por parte de los amigos de Eyers, con muchos describiéndolo como “increíblemente en forma” y “una de las personas más activas y en forma” que conocían.

Lee también: La-Lista de lo que debes saber sobre las vacunas Sputnik y Sinovac

Un amigo escribió: “Tenía un gran amor por el deporte y el fitness, compitiendo en culturismo, triatlones, escalada en roca y mucho más”.

“Él me ayudó hace unos años cuando competía, debido a que estaba teniendo problemas con mi preparación y él fue el apoyo y la orientación adicional que necesitaba para impulsarme a través de mi programa”.

“No era mi entrenador. Él me ayudó en su tiempo libre y desde la bondad de su corazón, ya que el fitness era su gran pasión. Nunca podré agradecerle lo suficiente por su apoyo“.

Y agregó: “John lamentablemente murió a causa del Covid-19 sin tener ninguna condición de salud subyacente. Su familia quiere compartir esto para que los demás lo vean y los haga recapacitar sobre algunas de sus decisiones respecto al Covid-19, lo cual creo que es realmente increíble”.

Sin embargo, McCann dijo que su hermano tenía asma en un tuit anterior el 3 de julio.

El personal sanitario y los pacientes de Covid-19 han hablado cada vez más sobre sentir una sensación de arrepentimiento por no vacunarse una vez que se enferman gravemente.

La doctora Samantha Batt-Rawden, jefa de admisiones de cuidados intensivos, dijo que solo se había encontrado con un paciente en cuidados intensivos que había recibido ambas dosis de la vacuna, y que la “gran mayoría” de las personas que estaba tratando estaban “sin vacunar completamente”.

Batt-Rawden dijo que era difícil presenciar la expresión de arrepentimiento en los rostros de los pacientes cuando se enfermaban y necesitaban conectarse a un ventilador.

Puedes ver que se dan cuenta de que posiblemente cometieron el mayor error de sus vidas (al no recibir la vacuna), lo cual es realmente difícil“, dijo, y agregó que había escuchado por accidente a personas que les contaban a sus familiares sobre su arrepentimiento.