Malala Yousafzai está “profundamente preocupada” por la toma de control de los talibanes en Afganistán

La activista paquistaní Malala Yousafzai, quien recibió un disparo en la cabeza por parte de los talibanes por defender públicamente la educación de las mujeres y las niñas, ha comentado que está en “completo shock” por el hecho de que el grupo haya tomado el control de Afganistán.

La joven de 24 años dijo que estaba “profundamente preocupada por las mujeres, las minorías y los defensores de los derechos humanos” y pidió una mayor intervención por parte de los líderes mundiales.

“Observamos con total conmoción cómo los talibanes toman el control de Afganistán. Las potencias mundiales, regionales y locales deben pedir un alto al fuego inmediato, proporcionar ayuda humanitaria urgente y proteger a los refugiados y a los civiles”, comentó en una publicación en Twitter.

Yousafzai se vio obligada a huir del valle del Swat en Pakistán cuando fue tomado por los talibanes en 2008 y se prohibió que las niñas asistieran a la escuela. Habló públicamente sobre la importancia de la educación femenina y posteriormente recibió un disparo de un tirador talibán enmascarado cuando regresaba a casa de la escuela en octubre de 2012, cuando tenía 15 años.

Fue trasladada en avión al Reino Unido y atendida por sus heridas en el hospital Queen Elizabeth de Birmingham, antes de que continuara con su activismo, al crear la organización benéfica Malala Fund para la educación de las niñas y completar su título en filosofía, política y economía en la Universidad de Oxford.

Recibió el Premio Nobel de la Paz en diciembre de 2014 y se convirtió en la galardonada más joven.

En su libro de 2013, I Am Malala, describe cómo los talibanes invadieron su valle, cerraron y destruyeron escuelas para niñas, y el constante estado de miedo por los continuos disparos.

Después de dos décadas de presencia militar en Afganistán, los insurgentes talibanes se han apoderado rápidamente del país en las últimas semanas y tomaron la capital, Kabul, el domingo sin mucha resistencia.

Un vocero talibán anunció que ahora comenzarían el proceso de formación de un gobierno, declaró que querían una transición pacífica del poder y que respetaban los derechos de las mujeres y la libertad de las minorías bajo la ley sharia.

Sin embargo, en algunas regiones recientemente tomadas por los talibanes se ha impedido que las mujeres asistan a las escuelas y universidades y se les ha prohibido salir de casa sin un acompañante masculino.