Aumenta el número de niños británicos descontentos con sus vidas
La investigación de la Universidad de Essex reveló que en la actualidad el número de niños que se sienten insatisfechos con su apariencia es casi el mismo que el de las niñas. Foto: True Images/Alamy

Un número cada vez mayor de niños británicos está descontento con su vida, y muchos de ellos se preocupan por la escuela, los amigos y su apariencia física, revela informe.

La cantidad de niños de entre 10 y 15 años que indican que no se sienten felices aumentó de 173 mil (3.8%) en 2009-10 a un aproximado de 306 mil (6.7%) en 2018-19, descubrió Children’s Society. Ese 6.7%, uno de cada 15 jóvenes, es el mayor porcentaje registrado en la última década, señaló.

La organización benéfica lamentó la “disminución significativa de la felicidad de los niños a lo largo de la década“, de acuerdo con la investigación de la Universidad de Essex antes de que surgiera la pandemia de Covid-19 a principios de 2020.

Mark Russell, su director ejecutivo, comentó: “Es muy preocupante ver que el bienestar de los niños sigue una tendencia decreciente desde hace 10 años y que, además, algunos no han sobrellevado bien la pandemia. La infelicidad en este momento puede ser una señal de advertencia de posibles problemas en los siguientes años de la adolescencia“.

El décimo informe anual Good Childhood Report de Children’s Society, que reúne una serie de diferentes proyectos de investigación, también descubrió que entre abril y junio de este año, cuando se les pidió a más de 2 mil niños británicos de entre 10 y 17 años que calificaran en una escala de 10 su felicidad en áreas clave de la vida, la familia ocupó el primer lugar con una puntuación promedio de 8.1, seguida de la salud (8) y los amigos (7.8).

Sin embargo, los niños se sienten menos felices con su futuro (6.9), la escuela (7.1) y su apariencia (7.2). Un mayor número de encuestados se sitúa por debajo del promedio, lo que indica que se sienten infelices, principalmente con la escuela que con cualquier otro ámbito: el 12.2%, en comparación con el 6% respecto a la familia.

De acuerdo con el informe, uno de cada 25 niños (4%) ha tenido problemas para enfrentar los cambios que ha provocado el Covid-19. Aunque se trata de un número reducido, es probable que sean jóvenes que necesitan ayuda para su salud mental, señaló el informe.

La investigación de la Universidad de Essex reveló que casi el mismo número de niños y niñas se sienten infelices con su apariencia física. En la última década, esta cifra aumentó considerablemente, pasando del 8% al 13% entre los niños, pero que aumentó muy poco entre las niñas, del 15% al 16%, “lo que sugiere que los niños cada vez sienten mayor presión de verse bien“, señaló la organización benéfica.

La escuela también aparece como una fuente de descontento. El porcentaje de niños que dijeron sentirse infelices con su vida escolar creció del 9% hace una década al 12% en 2018-19.

La imagen corporal y la escuela son “dos áreas en las que los adolescentes se encuentran bajo presión y están sujetos a altos estándares, lo que repercute negativamente en su bienestar”, añadió Children’s Society.

Advirtió que los niños que no se sienten contentos con su vida a los 14 años tienen “muchas más probabilidades” que sus compañeros de presentar síntomas de problemas de salud mental al llegar a los 17 años o de autolesionarse o intentar quitarse la vida. Se aconseja ayudar a los jóvenes que se sienten poco satisfechos con su vida a los 14 años a entablar relaciones y evitar el hostigamiento para evitar que padezcan enfermedades mentales.

Tom Madders, director de campañas de la organización benéfica de salud mental Young Minds, comentó: “Es impactante observar un nuevo descenso en el nivel de la felicidad de los niños y jóvenes y que miles de ellos se sienten infelices con sus vidas en general“.

No te pierdas: Mindfulness con niños

“El último año ha sido sumamente difícil para muchos jóvenes, ya que muchos han tenido que lidiar con el aislamiento social, la soledad y las preocupaciones por el futuro”.

“Sin embargo, es evidente que la pandemia es solo un elemento del panorama, ya que los jóvenes se enfrentan a múltiples presiones que repercuten en su bienestar general”.

Las conclusiones de la organización benéfica están basadas en los datos del proyecto Understanding Society, de la Universidad de Essex, y en el Millennium Cohort Study, del University College de Londres, el cual hace un seguimiento de la vida de más de 18 mil personas que nacieron entre 2000 y 2002, utilizando entrevistas con niños y jóvenes, y las cifras de población de la Oficina Nacional de Estadísticas.

Russell exhortó a los ministros a elaborar un plan de acción para impulsar el bienestar de los jóvenes, a comenzar a evaluar su felicidad cada año del mismo modo que ya se hace con los adultos, y a mejorar la disponibilidad de servicios de intervención temprana para evitar que empeoren los problemas de salud mental.

El director ejecutivo de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad de los Niños en Reino Unido, Peter Wanless, comentó: “Sabemos que los niños siguen luchando contra la idea de que tienen que lucir de cierta forma determinada y hemos ofrecido aproximadamente 5 mil sesiones de asesoramiento sobre la imagen corporal desde el pasado mes de abril”.

“Esta cuestión va más allá de la pandemia. Los hallazgos del informe Good Childhood muestran una tendencia preocupante de largo plazo. Es imperativo que escuchemos y respondamos a lo que los niños y jóvenes nos cuentan sobre sus vidas”.

“Esto va más allá de la pandemia. Los resultados del informe Good Childhood muestran una preocupante tendencia a largo plazo. Es imperativo que escuchemos y respondamos a lo que los niños y los jóvenes nos cuentan sobre sus vidas.