¿Es ético viajar en la era de la variante Delta? Esto opinan los expertos
'Si la gente decide que viajará, está en su poder hacer lo mejor que pueda para minimizar la propagación de la enfermedad'. Foto: Emanuele Perrone/Getty Images

Comienza una nueva temporada y, con ella, brotan los planes de las escapadas vacacionales a alguna playa bañada por el sol o a una pista de esquí en una montaña nevada. En vista de los datos de los pasajeros de Estados Unidos y Reino Unido, los viajes en avión están en camino a recuperarse de la caída derivada de la pandemia por Covid-19 previa a la vacuna, a pesar del aumento de la variante Delta.

Pero, ¿eso significa que es una buena idea comprar ese boleto de avión, incluso si estás vacunado? Y si te sientes cómodo asumiendo cierto grado de riesgo personal, ¿es poco ético hacerlo?

Kelly Hills: La respuesta corta es que depende del lugar dónde vives. ¿Estamos hablando de un país con una respuesta de salud pública relativamente exitosa en el que el 80% o más de la población elegible está completamente vacunada, y existe una baja incidencia general de Covid-19 tanto en el lugar en el que vives como al que viajas? Entonces no, no es poco ético. Pero esto no describe a la mayor parte del mundo.

(Además de) seguir las indicaciones de salud pública vigentes, creo que la gente debe pensar en la mejor forma de evitar el “daño moral”, término con el que denominamos al daño psicológico que se produce cuando infringes tus propias creencias morales o éticas. Por tanto, ¿existe un riesgo de daño físico o moral al realizar, o no, este viaje no esencial? Creo que esto refleja mejor la diversidad de las situaciones en las que se puede encontrar la gente.

Thomas Tsai: Lo considero más como una cuestión de salud pública que como una cuestión ética, de lo que está bien o mal, sobre cómo minimizar el riesgo para uno mismo y para los demás. Como viajero vacunado, también es importante seguir las indicaciones de las aerolíneas y de las jurisdicciones locales que tienen sobre el uso de cubrebocas, los análisis y las pruebas (en los lugares que lo exigen).

Viajar sin vacunarse supone un riesgo para ti y para los demás. Nos encontramos en una fase de la pandemia en la que la atención se centra en tomar las medidas de forma colectiva que puedan reducir la transmisión para garantizar que las escuelas, los centros de trabajo y los lugares públicos puedan permanecer abiertos y minimizar el riesgo de contagios por la variante Delta.

Saskia Popescu: Yo recomendaría a las personas que consideraran el lugar al que viajan o desde el que viajan, y los niveles de contagio en la comunidad (en ambos lugares). Asegúrate de que estás preparado para seguir aplicando las medidas de prevención de la enfermedad, como utilizar cubrebocas y reducir el tiempo sin cubrebocas en espacios cerrados. Además, si vas a viajar después de estar expuesto al virus o si no te sientes bien, te desaconsejo que lo hagas: debemos ser buenos representantes de la salud pública.

Aunque esté vacunado, ¿es malo si viajo a un lugar con bajos índices de vacunación?

Tsai: Una vez más, yo pensaría en maximizar las acciones que sabemos reducen el riesgo de transmisión del Covid-19. Después de más de un año y medio de postergar los viajes debido al Covid-19, existen razones muy válidas por las que las personas pueden querer o necesitar viajar incluso a zonas con bajos índices de vacunación: para ver a su familia, por ejemplo. Como investigador de salud pública, considero que las compensaciones son una cuestión de riesgo.

Viajar a una zona con bajos índices de vacunación (y altas tasas de Covid-19) es intrínsecamente arriesgado. Aunque no puedes controlar el riesgo que supone para uno la comunidad circundante, sí puedes controlar el riesgo para uno mismo y el riesgo para los demás al garantizar que estás vacunado, al usar cubrebocas en los lugares adecuados, al no viajar cuando presentas síntomas o si estuviste expuesto recientemente y al someterte a pruebas frecuentes de antígenos.

Hills: ¿Deberías tomarte unas vacaciones por pura diversión en un país que tiene un bajo índice de vacunación porque, literalmente, no pueden vacunarse? No, no deberías. Si no es el caso, es conveniente evaluar la situación en términos de riesgo físico y moral.

Está bien, ¿cómo lo hago?

Hills: Puedes preguntarte: ¿quién corre riesgo si viajo, a dónde voy y a dónde regreso? ¿Cuál es el riesgo para los empleados del aeropuerto que me van a atender durante ese viaje? ¿Hay un alto índice de vacunación en el lugar al que me dirijo? ¿Cuál es la tasa actual de contagios de Covid-19 en el lugar al que voy y del que vengo?

Considera también: ¿qué tipo de riesgo estoy asumiendo cuando llegue a mi destino? (Pasar tiempo en el hogar con tus padres es menos arriesgado que pasar varios días en un parque temático, por ejemplo). ¿Es un viaje que debe realizarse ahora? ¿Cómo protegeré a las personas que me rodean mientras estoy de vacaciones y durante el periodo de cuarentena cuando regrese?

Plantearte este tipo de preguntas y responderlas con honestidad te ayudará a responder a la pregunta de si es ético realizar este viaje en este momento.

Si decido viajar, ¿hay alguna actividad que debería evitar una vez que llegue a mi destino?

Popescu: Considero que lo ideal es evitar los lugares cerrados con poca ventilación que estén abarrotados de gente. Intento pensar en realizar actividades al aire libre y estar informado de los índices de contagio locales en los que pueda ser necesario tomar otras precauciones.

Tsai: Las actividades dependen de los índices de contagio a nivel comunitario del lugar que visites. Si estás al aire libre, generalmente será más seguro; si estás en el interior, generalmente será menos seguro.

Hills: La gente debería seguir las indicaciones de salud pública más estrictas disponibles, independientemente de que los funcionarios de salud pública locales cuenten o no con las mismas recomendaciones. Si la gente decidió que viajará, debe asumir la responsabilidad de sus acciones y hacer lo mejor que pueda para minimizar la propagación de la enfermedad.

Ahora bien, dicho todo esto, quiero hacer hincapié en lo siguiente: la única razón por la que nosotros, como individuos, tenemos que preguntarnos si es ético o no realizar viajes no esenciales (o hacer muchas otras cosas) es porque el sistema de salud pública ha fracasado. Cómo manejar una pandemia no es, ni debería ser, una cuestión que dependa de los individuos. En este sentido, incluso ofrezco orientación sobre cómo tomar estas decisiones de forma ética. Porque, a fin de cuentas, no se trata de decisiones éticas individuales que deberíamos tomar.

Los expertos:
Kelly Hills es especialista en bioética y cofundadora de la consultora de bioética Rogue Bioethics.
Dr. Thomas Chin-Chia Tsai es cirujano e investigador de políticas de salud en el hospital Brigham and Women’s y en la Facultad de Salud Pública TH Chan de Harvard.
Saskia Popescu es epidemióloga de enfermedades infecciosas y profesora adjunta de la Facultad de Política y Gobierno de la Universidad George Mason
.