Netflix adquiere las obras de Roald Dahl e intensifica la guerra del streaming
Apertura del telón durante una función de 'Matilda the Musical' en el West End de Londres. Foto: Dave Benett/Getty Images

Netflix adquirió las obras de Roald Dahl, el autor de clásicos infantiles como BFG, Fantastic Mr Fox y The Witches, en el mayor acuerdo de contenidos de la compañía de streaming hasta la fecha.

El acuerdo alcanzado por Netflix, que ya cuenta con un acuerdo con Roald Dahl Story Company (RDSC) para la concesión de licencias de 16 títulos, le ayudará a aumentar su arsenal de contenidos en la guerra del streaming contra rivales como Disney+, Amazon Prime Video y HBO Max.

El presupuesto total de producción de Netflix en virtud del acuerdo de licencia existente es de mil millones de dólares e incluye al director de Jojo Rabbit, Taika Waititi, quien creará una serie de televisión basada en el mundo de Charlie y la Fábrica de Chocolate y una adaptación de Matilda the Musical.

Estos proyectos nos abrieron los ojos a una apuesta mucho más ambiciosa“, comentó Netflix. “La creación de un universo único a través de películas y televisión de animación y live-action, publicaciones, juegos, experiencias inmersivas, productos de consumo de teatro en vivo y más”.

Las obras de Roald Dahl ofrecen una enorme oportunidad global para Netflix, ya que sus libros se han traducido a 63 idiomas y se han vendido más de 300 millones de ejemplares.

Las adquisiciones de catálogos anteriores son poco frecuentes para Netflix, que ha construido una base de clientes de más de 200 millones de suscriptores en parte gracias al gasto de miles de millones de dólares en acuerdos con grandes cineastas y productores para realizar contenidos exclusivos.

El nieto de Dahl, Luke Kelly, director general de RDSC, comentó en un mensaje al personal: “Nuestra misión en Roald Dahl Story Company es compartir los mensajes de esperanza de los cuentos y el poder y las posibilidades de los jóvenes”.

“Consideramos que formar parte de una empresa más grande nos dará el apoyo adicional para continuar con esa misión. Netflix acordó adquirir RDSC en una transacción que se basará en el éxito que hemos logrado en los últimos años”.


Kelly comentó que se vendía un libro de Dahl cada 2.6 segundos, y que la compañía tenía planes para realizar 19 programas de televisión, películas, espectáculos teatrales y experiencias en vivo.

“Con el apoyo de Netflix podremos llegar a más jóvenes y familias de todo el mundo”, señaló, y añadió que la empresa se aseguró de que “todo nuestro personal pueda beneficiarse económicamente de esta venta”.

Kelly dijo que una parte importante de las ganancias de la venta se utilizará para crear un fideicomiso benéfico, que se enfocará en apoyar a socios caritativos existentes y nuevos en las áreas de salud infantil, lucha contra el odio y contra el racismo.

Dahl, que murió en 1990 a la edad de 74 años, pronunció comentarios antisemitas a lo largo de su vida. La familia Dahl y RDSC presentaron una disculpa por dichos comentarios el año pasado.

Netflix, que invertirá 17 mil millones de dólares este año en la producción y concesión de licencias para programas de televisión y películas, cuenta con una serie de acuerdos exclusivos de gran valor con productores y estrellas destacados de Hollywood.

La empresa invirtió 150 millones de dólares en la superproducción 6 Underground, de Ryan Reynolds, y tiene acuerdos con productores como Shonda Rhimes, creadora de éxitos como Grey’s Anatomy, Scandal y How to Get Away With Murder, y un acuerdo de 300 millones de dólares con Ryan Murphy, cuyos créditos incluyen Glee, Nip/Tuck y American Crime Story.

La lucha por conseguir una oferta de contenidos imprescindible aviva una feroz guerra por los contenidos “más valiosos” para ganar y retener suscriptores en la batalla por la supremacía mundial del streaming.

En mayo, Amazon pagó 8 mil 500 millones de dólares por MGM, el histórico estudio de Hollywood detrás de franquicias como James Bond y Rocky, el segundo acuerdo de adquisición más grande que la empresa ha realizado. Tanto Apple como Comcast, propietaria de Sky, también intentaron adquirir MGM, pero se retractaron ante la cantidad de dinero que Amazon estaba dispuesta a firmar.

Y el próximo año, Amazon estrenará su serie de televisión de El Señor de los Anillos, de más de mil millones de dólares, en su servicio Prime Video, cinco años después de haber pagado 250 millones de dólares para obtener los derechos televisivos de las obras de JRR Tolkien, después de que el fundador Jeff Bezos exigió un éxito al estilo de Juego de Tronos para la plataforma de streaming.

Disney+ superó los 100 millones de suscriptores en todo el mundo en tan solo 16 meses desde su lanzamiento, una hazaña que a Netflix le llevó una década conseguir, gracias a una estrategia de 15 años de adquisición y construcción de las franquicias más valiosas de Hollywood. En 2006, Disney invirtió 7 mil 400 millones de dólares en la adquisición de Pixar, la exitosa productora de Buscando a Nemo, Toy Story y Los Increíbles.

Posteriormente, en 2009, adquirió sorpresivamente el universo de superhéroes de Marvel Comics por 4 mil millones de dólares, obteniendo los derechos de miles de personajes, entre ellos Iron Man y el Capitán América, una decisión criticada en su momento, pero que ahora se considera un golpe maestro.

Y en 2012, otro acuerdo de 4 mil millones de dólares permitió la adquisición de Lucasfilm, de George Lucas, creador de las franquicias de La Guerra de las Galaxias e Indiana Jones, para completar el formidable arsenal de contenidos de Disney.