¿Una estatua de Virginia Woolf frente al río Támesis? El proyecto es criticado por insensible
Diseño de Laury Dizengremel para la estatua de Virginia Woolf. Foto: Laury Dizengremel/PA

Se han planteado dudas sobre el proyecto de construcción de una estatua de Virginia Woolf situada frente al río Támesis, la cual ha sido calificada de insensible por la forma en que se suicidó.

El monumento a la autora, diseñado por Laury Dizengremel, estaría situado en una banca del parque con orientación al río en la ribera de Richmond, al suroeste de Londres, donde vivió durante una década a partir de 1914.

Woolf se suicidó ahogándose en el río Ouse, cerca de Lewes en East Sussex, en marzo de 1941, a la edad de 59 años.

El comité de medio ambiente, sustentabilidad, cultura y deportes del ayuntamiento de Richmond aprobó el jueves los planes para la estatua, sin embargo, un grupo de conservación local dijo que temía que su ubicación fuera de mal gusto debido a la naturaleza de su muerte.

Barry May, presidente de Richmond Society, comentó que el grupo propuso tres ubicaciones alternativas en Richmond, donde vivió hasta 1924, cuando se mudó a Tavistock Square, en el centro de Londres.

Woolf formó parte del influyente grupo de Bloomsbury y es considerada una de las autoras más importantes del siglo XX, pionera de un enfoque no lineal de la narrativa. Junto con su esposo, Leonard Woolf, fundó Hogarth Press en 1917. Tuvo problemas con enfermedades mentales a lo largo de su vida.

“Dada la forma de su enfermedad y, finalmente, la manera en que murió… nos pareció un poco insensible tener esta estatua y la figura de Virginia Woolf sentada en una banca contemplando el agua”, dijo May.

“Apoyamos las propuestas de colocar una estatua para ella en algún lugar, pensamos que debería ser conmemorada en algún sitio, no hay nada malo en ello. Simplemente no cuando da la vista al río”.

El único monumento actual a Woolf en Richmond es una placa azul de English Heritage en Hogarth House, donde ella y Leonard fundaron su editorial.

Aurora Metro, la editorial del suroeste de Londres que realiza una campaña y recauda fondos para la estatua, recibió una gran cantidad de donaciones tras la polémica inauguración de una estatua en honor a Mary Wollstonecraft en Newington Green, al norte de Londres, en 2020. Ha recaudado 35 mil libras (más de 900 mil pesos) de las 50,000 necesarias para el bronce desde 2017.

Una auditoría sobre las estatuas en Londres realizada en octubre descubrió que había más representaciones de animales que de mujeres homenajeadas en las calles de la capital. Solo el 4% de los mil 500 monumentos están dedicados a mujeres.

Charlotte Banks, de Aurora Metro, dijo en la reunión del ayuntamiento de Richmond: “Los esfuerzos de Richmond Society por cambiar la ubicación de la estatua, que ha sido elegida por muchas razones prácticas… se presenta como un intento de apartar de la vista a personas como ella“.

“El propósito de la estatua es celebrar vidas diversas y fomentar conversaciones en torno a la salud mental, el feminismo, la sexualidad y el género. Esto no puede ocurrir si la estatua se encuentra escondida en una calle residencial“.

Los concejales se pronunciaron a favor de los planes, señalando que podría fomentar el debate sobre cuestiones de salud mental.