Al alcalde de Nueva York le pagan en bitcoin. Pero, ¿puede pagar sus cuentas con él?
El alcalde de Nueva York, Eric Adams, no podrá viajar en metro con su sueldo en forma de criptomoneda. Foto: Seth Wenig/AP

El viernes, el nuevo alcalde de Nueva York recibió su primer sueldo, y como parte de su intento por mantener a la ciudad “a la vanguardia de la innovación”, recibirá su pago en forma de criptomoneda.

“Nueva York es el centro del mundo y queremos que sea el centro de la criptomoneda y otras innovaciones financieras”, dijo Eric Adams en un comunicado de prensa.

Pero incluso en el centro del mundo, intentar vivir con ethereum o bitcoin puede suponer una lucha. El metro no lo acepta, y es difícil meter un dogecoin en la ranura de las monedas de 25 centavos en la lavandería. Entonces, ¿qué podrá hacer Adams con su pago?

¿Podrá comer?

Sí. Conseguir alimentos podría ser difícil, en 2019, Whole Foods comenzó a aceptar criptomonedas a través de un sistema de pago llamado Flexa basado en una aplicación, sin embargo, un representante de atención al cliente indicó el jueves que la empresa no estaba aceptando actualmente criptomonedas.

No obstante, es posible que el alcalde vegano tenga más suerte en los restaurantes. La aplicación Yelp permite que los usuarios filtren los restaurantes que aceptan criptomonedas, aunque al llamar a los lugares y visitar sus sitios web se puede deducir que algunas de las afirmaciones son inexactas.

También podría utilizar una solución alternativa y comprar una tarjeta de regalo con bitcoins a través de una de las diversas plataformas como Bitrefill y Fold. Así podría conseguir un café en Starbucks o un pedido a través de DoorDash; también funciona para Amazon, Netflix y otras empresas.

(El cheque de pago en forma de criptomoneda de Adams constituye en sí mismo el resultado de una solución alternativa, ya que las normas del departamento de trabajo exigen que los empleados de la ciudad de Nueva York reciban sus sueldos en dólares. La oficina del alcalde indica que el cheque de pago se “convertirá automáticamente” en la criptomoneda antes de que esté disponible para él, mediante la plataforma Coinbase).

Eso significa que primero se debe convertir el cheque de pago de Adams de dólares a la criptomoneda, después convertirlo en una tarjeta de regalo y finalmente utilizarlo para comprar un licuado. ¡Eficaz!

Otro truco: podría recurrir a PayPal, el cual permite que los usuarios gasten criptomonedas para las transacciones (Mastercard tiene un programa similar). Sin embargo, la aplicación primero convierte la criptomoneda en dólares reales, lo que crea otro ciclo inútil y contribuye a un sistema que, según los investigadores de Cambridge, utiliza más electricidad al año que el país de Argentina.

¿Será capaz de mantener las luces encendidas?

Probablemente no sin recurrir a su cuenta bancaria real. Con Edison, la enorme empresa de servicios de electricidad y gas de Nueva York, no acepta pagos en criptomonedas, dijo un representante. La criptomoneda contribuye enormemente a quitarle energía al mundo, pero usarlas para comprar algo de nuevo parece ser complicado.

Por supuesto, vivirá en Gracie Mansion, la residencia del alcalde de Nueva York, lo que significa que, presumiblemente, no pagará estas facturas de todas formas. Tampoco tendrá que preocuparse de si su arrendador acepta bitcoins.

¿Podrá viajar a algún sitio?

No si quiere tomar el metro como un neoyorquino normal o cualquier otro transporte que proporcione la Autoridad Metropolitana del Transporte. La AMT no acepta criptomonedas, señaló un vocero.

Si se queda atascado, Adams podría llamar a un Uber usando su cheque, pero podría ser una larga espera en la esquina. El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, indicó en febrero que estaba dispuesto a aceptar el bitcoin en el futuro, pero se desconoce cuándo. Mientras tanto, podría comprar una tarjeta de regalo de Uber.

¿Podrá utilizar el mismísimo internet del que depende la criptomoneda?

De nuevo, podría tener problemas. Verizon Fios, el principal proveedor de internet de Nueva York, no parece ofrecer una opción de criptomonedas para los pagos en línea. Es posible que Adams tenga que recurrir a sus ahorros previos a la alcaldía si quiere verificar el precio del bitcoin.

Entonces, ¿qué podrá hacer en realidad?

La oficina de Adams no respondió inmediatamente a una solicitud en busca de sus comentarios. Pero es muy posible que se limite a “conservarlo como una inversión”, dice Neeraj Agrawal, director de comunicación de Coin Center, una organización sin fines de lucro que se centra en la política de las criptomonedas. “Ese se ha convertido en el uso más común del bitcoin en estos días”.

O, en caso de que se sienta realmente innovador desde el punto de vista financiero, podría optar por lo completamente virtual: no le servirá para viajar en el metro, pero podría comprar la palabra “MetroCard” como NFT por el equivalente a unos 30 dólares.