Peter Dinklage critica a Disney por el ‘retrógrada’ remake de <em>Blancanieves y los siete enanos</em>
'¿Qué estás haciendo?'… Peter Dinklage. Foto: Matt Crossick/PA

El actor de Juego de Tronos, Peter Dinklage, criticó a Disney por lo que calificó como “un maldito retroceso” por su próxima adaptación live action de Blancanieves y los siete enanos.

Dinklage, quien protagoniza la nueva película de Joe Wright, Cyrano, acusó al estudio de tener una doble moral debido a sus esfuerzos por lograr la diversidad racial en su reparto, pero volviendo a caer en otros estereotipos perjudiciales.

“Me sorprendió un poco (el hecho) de que estuvieran muy orgullosos de elegir a una actriz latina para el papel de Blancanieves”, dijo Dinklage al podcaster Marc Maron, “pero sigues contando la historia de Blancanieves y los siete enanos“.

Dinklage, quien vive con un tipo de enanismo llamado acondroplasia, continuó diciendo que Disney debería haber dado un paso atrás y reevaluado el proyecto.

“Eres progresista en un sentido pero sigues haciendo esa maldita historia retrógrada de siete enanos viviendo en la cueva. ¿Qué demonios estás haciendo, hombre? ¿Acaso no he hecho nada para promover la causa desde mi tarima? Supongo que no soy lo suficientemente fuerte”.

“Estaban tan orgullosos de eso, y todo el amor y el respeto a la actriz y a la gente que pensaba que estaban haciendo lo correcto, pero yo solo estoy como: ‘¿Qué están haciendo?'”

Dinklage añadió que si hubieran añadido un “cambio fresco y progresivo” al cuento de hadas, él habría estado “completamente dispuesto” a participar.

El remake está protagonizado por Rachel Zegler, que acaba de debutar en West Side Story, y por Gal Gadot como la Reina Malvada. Dirigida por Marc Webb, se comenta que la película es una adaptación y una continuación del clásico animado de Disney de 1937, tomado también del cuento de los hermanos Grimm.

La versión actualizada de Blancanieves y el cazador, protagonizada por Kristen Stewart, fue objeto de una reacción negativa cuando se estrenó hace una década, ya que los enanos fueron interpretados por actores de estatura promedio –como Bob Hoskins e Ian McShane– cuyos rostros fueron transmutados digitalmente en cuerpos pequeños.

El grupo de presión Little People of America comparó la decisión con la práctica del “blackface” y amenazó con organizar una “marcha de los 100 enanos.