Elon Musk promete anular el veto de Twitter contra Donald Trump
Elon Musk dijo que su adquisición de la plataforma de redes sociales se completaría, en el 'mejor de los casos', solo en los próximos dos o tres meses. Foto: Susan Walsh/AP

Elon Musk anunció que revertirá el veto de Twitter impuesto contra el expresidente estadounidense Donald Trump, siempre y cuando el jefe de Tesla complete la adquisición de la plataforma de redes sociales.

Twitter vetó de forma permanente a Trump en enero de 2021, alegando repetidas violaciones de las normas de la empresa y su criterio de que sus tuits eran “altamente propensos a alentar e inspirar a las personas a replicar los actos criminales que ocurrieron en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021”, en referencia al ataque contra el edificio por parte de sus simpatizantes.

Musk, el hombre más rico del mundo gracias a su participación en la empresa de automóviles eléctricos Tesla, reveló su participación inicial en Twitter, que cotiza en Nueva York, el 4 de abril, y llegó a un acuerdo de compra por 44 mil millones de dólares el 25 de abril, tras varias semanas de rápidas negociaciones.

Yo revertiría el veto permanente“, dijo Musk el martes, hablando por videoconferencia en una conferencia sobre la industria automotriz organizada por el Financial Times.

Sí creo que no fue correcto vetar a Donald Trump“, comentó. “Creo que eso fue un error. Enajenó al país y no consiguió que Donald Trump no tuviera voz”.

Creo que fue una decisión moralmente mala y extremadamente tonta”.

Trump ha manifestado públicamente que no regresaría a Twitter aunque se lo permitieran, y que preferiría en su lugar la red social Truth Social, creada por él. Sin embargo, muchos de los oponentes políticos de Trump creen que sería poco probable que dejara pasar la oportunidad de difundir su contenido a la audiencia mucho más grande de Twitter.

El regreso podría brindarle a Trump una plataforma más amplia para influir en las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2024, ya sea como candidato o como persona con influencia entre los candidatos republicanos.

Musk también reiteró las críticas de que el personal de Twitter es demasiado izquierdista, comentando que estaban influenciados por el hecho de tener su sede en San Francisco, considerada una de las ciudades más liberales de Estados Unidos y conocida por elegir a candidatos demócratas y progresistas. Twitter está “saliendo de un entorno que es muy de izquierda”, dijo.

“Twitter tiene que ser mucho más imparcial”, señaló. “Actualmente tiene un sesgo izquierdista”.

También indicó que la adquisición de Twitter se completaría, en el “mejor de los casos”, solo en los próximos dos o tres meses. “Para mí no es un acuerdo cerrado”, señaló.