Suecia sigue a Finlandia y confirma que solicitará su ingreso a la OTAN
La primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, dijo ante el parlamento que entrar a la OTAN 'es lo mejor para la seguridad de Suecia'. Foto: Henrik Montgomery/AP

El gobierno sueco confirmó que tiene la intención de solicitar su ingreso a la OTAN, uniéndose a su vecina Finlandia, en una dramática decisión que marca una de las mayores consecuencias estratégicas de la invasión de Rusia contra Ucrania hasta la fecha.

“Hay una amplia mayoría en el parlamento sueco a favor de que Suecia se una a la OTAN”, señaló la primera ministra, Magdalena Andersson. “Esto es lo mejor para la seguridad de Suecia y de su pueblo. Informaremos a la OTAN que deseamos convertirnos en un miembro de la alianza”.

Andersson comentó a los periodistas, tras un debate parlamentario entablado el lunes, que Suecia se encontraría “en una posición vulnerable” mientras se tramitaba la solicitud, pero que los ministros no consideraban que existiera una amenaza militar directa por parte de Rusia en la actualidad.

Estocolmo recibió garantías de seguridad de varios socios clave, entre ellos Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia y los países nórdicos, indicó, sin embargo, el gobierno “no puede excluir que seamos objeto, por ejemplo, de desinformación e intentos de asustarnos y dividirnos”.

El gobierno finlandés confirmó su intención de ingresar a la OTAN el domingo, poco antes de que el partido gobernante al que pertenece Andersson, los socialdemócratas, renunciara a décadas de oposición para respaldar la solicitud de ingreso de Suecia, lo cual convirtió el debate del lunes en el parlamento sueco, Riksdag, en una formalidad.

Andersson indicó que el embajador sueco ante la OTAN entregaría formalmente la solicitud de Estocolmo a la sede de la alianza en Bruselas “en los próximos días”, y añadió que la solicitud sería entregada simultáneamente junto con la de Finlandia.

El líder del Partido Moderado de la oposición, Ulf Kristersson, manifestó en la misma conferencia de prensa que la decisión era “histórica, no se trata de política partidista, sino de asumir una responsabilidad conjunta respecto a los intereses de seguridad del país”.

Suecia sigue a Finlandia y confirma que solicitará su ingreso a la OTAN - otan-mapa
FOTO: Mapa de la OTAN en Europa

Las decisiones de los dos gobiernos nórdicos, que han mantenido políticas estrictas de neutralidad o de no alineamiento militar desde el final de la segunda guerra mundial, provocaron una dura respuesta inicial por parte de Moscú.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, señaló que las dos naciones nórdicas “no deberían hacerse ilusiones de que nos limitaremos a tolerarlo”, calificando la medida como “otro grave error con consecuencias de largo alcance” y advirtiendo que el “nivel general de tensión militar aumentará”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, expresó posteriormente que Moscú no consideraba la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN como una amenaza directa en sí misma, no obstante, advirtió que el despliegue de infraestructuras militares en sus territorios “sin duda provocaría nuestra respuesta”.

El vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, también comentó que Moscú “observaría muy cuidadosamente cuáles serán las consecuencias” de la decisión de los países nórdicos “respecto a nuestra seguridad, que debe ser garantizada de forma absolutamente incondicional”.

Rusia les ha advertido en repetidas ocasiones a ambos países que no se adhieran a la OTAN, alegando que tal medida la obligaría a “restablecer el equilibrio militar” reforzando sus defensas en la región del Mar Báltico, incluyendo el despliegue de armas nucleares.

Finlandia comparte una frontera terrestre de mil 300 km con Rusia, y con Suecia una frontera marítima. Ambos países han considerado durante décadas que el hecho de unirse a la alianza de 30 miembros de la OTAN, liderada por Estados Unidos, representaría una provocación innecesaria para Moscú.

Sin embargo, la invasión de Ucrania ordenada por Putin el 24 de febrero ha propiciado un profundo cambio de mentalidad, ya que el apoyo público al ingreso a la OTAN en Finlandia se ha triplicado hasta alcanzar el 75%, y en Suecia ha aumentado hasta el 50% y el 60%.

El parlamento finlandés en Helsinki también debatió el tema el lunes en una sesión que probablemente se prolongará más de un día. Aunque el 85% de los 200 parlamentarios finlandeses apoyan la adhesión, 150 solicitaron el uso de la palabra y no se esperaba que el lunes se realizara alguna votación.

“Nuestro entorno de seguridad ha cambiado fundamentalmente”, dijo la primera ministra, Sanna Marin, al iniciar el debate en el parlamento. “El único país que amenaza la seguridad europea, y que ahora libra abiertamente una guerra de agresión, es Rusia”.

Suecia sigue a Finlandia y confirma que solicitará su ingreso a la OTAN - sanna-marin
Sanna Marin habla durante el debate en el parlamento finlandés en Helsinki. Foto: Lehtikuva/Reuters

En Estocolmo, Andersson comentó a los miembros del parlamento que se estaba produciendo “un cambio histórico en la política de seguridad de nuestro país” y que Suecia “necesita las garantías formales de seguridad que conlleva el hecho de ser miembro de la OTAN“.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, indicó que los países serían “recibidos con los brazos abiertos” y que su adhesión sería rápida, aunque las objeciones turcas podrían retrasar el proceso, el cual requiere la unanimidad de los miembros.

El ministro de Defensa sueco, Peter Hultqvist, señaló el lunes que Estocolmo estaba trabajando para superar las dudas de Ankara, basadas en el apoyo sueco al grupo kurdo del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, designado como organización terrorista por parte de Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos.

“Enviaremos un grupo de diplomáticos para que mantengan conversaciones y un diálogo con Turquía, para ver de qué manera se puede resolver esto y de qué se trata en realidad”, dijo Hultqvist.

Hablando antes de la reunión con los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea en Bruselas, la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, pidió la rápida adhesión de Finlandia y Suecia.

“Nuestro objetivo es estar entre los primeros países que puedan confirmar la adhesión de Suecia y Finlandia, indicó. “Tenemos que cumplir en este momento. Esto es histórico y es mucho más importante que cualquier asunto bilateral”.

Tanto la OTAN como Estados Unidos han expresado su confianza en que Turquía no obstaculizará la incorporación de Suecia. “Confío en que seremos capaces de abordar las preocupaciones que Turquía ha expresado de tal forma que no se retrase la adhesión”, dijo Stoltenberg el domingo.