Un miembro del equipo de seguridad de Biden es detenido en Seúl por una supuesta agresión en estado de ebriedad
Joe Biden con el presidente surcoreano Yoon Suk-yeol en la planta de Samsung en Pyeongtaek el viernes. Foto: Jonathan Ernst/Reuters

La visita del presidente estadounidense Joe Biden a Corea del Sur y Japón tuvo un mal comienzo después de que un miembro de su equipo de seguridad avanzada fue detenido por presuntamente agredir a un ciudadano surcoreano en la capital del país, Seúl.

El miembro del equipo, que no ha sido identificado, fue acusado de agredir en estado de ebriedad a la víctima después de que tuvieran una disputa por un taxi, informaron los medios de comunicación.

El sospechoso, que trabaja para el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, fue detenido en las primeras horas del jueves, dijo a la agencia de noticias Reuters un agente de la policía del distrito de Yongsan de la ciudad.

El incidente ocurrió afuera del hotel Grand Hyatt, donde se espera que se hospede Biden.

TV Chosun, una cadena surcoreana que informó por primera vez sobre la detención, indicó que el sospechoso tenía alrededor de 30 años y que fue detenido después de que otro huésped del hotel llamara a la policía.

Las autoridades estadounidenses no respondieron de forma inmediata las preguntas sobre el incidente.

Biden comenzó su viaje de cinco días en la noche del viernes con una visita a una fábrica de chips informáticos propiedad de Samsung, que abrirá una planta similar en Texas, creando 3 mil empleos.

La visita tenía como finalidad destacar su plan para aumentar la producción de chips informáticos, después de que el año pasado la escasez de semiconductores afectara el suministro de automóviles, electrodomésticos y otros artículos.

“Estos pequeños chips son la clave para impulsarnos hacia la siguiente era del desarrollo tecnológico de la humanidad”, señaló Biden tras ser recibido en la planta por el nuevo presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, y el vicepresidente de Samsung, Lee Jae-yong.

La atención se trasladará rápidamente a la política exterior a partir del sábado, momento en el que se espera que Biden y Yoon discutan las crecientes tensiones relacionadas con los programas nuclear y de misiles balísticos de Corea del Norte.

Los funcionarios de Estados Unidos que trabajan en Corea del Sur han advertido que el líder del país, Kim Jong-un, podría estar preparando una prueba nuclear y el lanzamiento de un misil balístico que coincidiría con la primera visita de Biden a la región como presidente.

El domingo, Biden viajará a Japón, donde se reunirá con el primer ministro, Fumio Kishida, y tratará las preocupaciones sobre la creciente actividad militar de China en la región con los líderes de los demás miembros del Quad, una alianza estratégica del Indo-Pacífico que también incluye a Japón, Australia e India.