Guerra entre Rusia y Ucrania: lo que sabemos al día 119 de la invasión
Un miembro del ejército ucraniano acaricia a un perro en la ciudad oriental de Sievierodonetsk. Foto: Reuters
  • El ejército ucraniano informó que lanzó ataques aéreos contra la isla de Zmiinyi, también conocida como Isla de las Serpientes, provocando “pérdidas significativas” a las fuerzas rusas. El comando operativo del sur del ejército señaló que había emprendido “ataques dirigidos con el uso de varias fuerzas” y que continuaba la operación militar.
  • La situación militar de los defensores de Ucrania en el este del Donbás es “extremadamente difícil”, indicaron las autoridades. Se cree que hay 568 civiles refugiados en la planta química Azot de la ciudad de Sievierodonetsk, mientras se intensifican los ataques rusos en su intento para tomar las ciudades de Sievierodonetsk y Lysychansk. Serhiy Haidai, gobernador de la región de Luhansk, señaló que Lisichansk estaba siendo bombardeada “en masa”.
  • Las fuerzas rusas tomaron varios asentamientos cerca de Lisychansk y Sievierodonetsk. El jefe de la administración militar del distrito de Sievierodonetsk, Roman Vlasenko, señaló que la aldea de Toshkivka, situada en el frente, dejó de estar bajo control ucraniano desde el lunes. Las fuerzas rusas supuestamente también tomaron las localidades de Pidlisne y Mala Dolyna, situadas al suroeste de Sievierodonetsk, y tuvieron éxito cerca del asentamiento de Hirske, en Luhansk.
  • La respuesta de Moscú a la prohibición de Lituania del tránsito de mercancías sancionadas por la Unión Europea con destino al exclave ruso de Kaliningrado no será exclusivamente diplomática, sino de índole práctica, dijo la secretaria de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova.
  • Vitaliy Kim, gobernador de la ciudad de Mykolaiv, señaló que la ciudad fue atacada por siete misiles en la mañana del miércoles.
  • Las bajas de las fuerzas de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), uno de los apoderados de Rusia en el este de Ucrania, podrían haber ascendido a aproximadamente el 55% de los miembros originales, informó el servicio de inteligencia británico.
  • Uno de los líderes de las autoridades impuestas en los territorios ocupados de Ucrania describió la frontera entre Rusia y Ucrania como “peor que el muro de Berlín para los alemanes”. “Nuestra reunificación con Rusia es inevitable, no debería haber fronteras entre nosotros”, se citó a Vladimir Rogov.
  • El presidente de Rusia, Vladimir Putin, tiene previsto conmemorar el día en que la Alemania nazi invadió la Unión Soviética, el 22 de junio de 1941. La fecha es significativa en Rusia y es recordada como el ‘Día del Recuerdo y el Dolor’. Según se informa, Putin dejará flores para honrar a los muertos.
  • Un fotoperiodista ucraniano y un soldado que lo acompañaba fueron “fríamente ejecutados” cuando fueron asesinados en las primeras semanas de la invasión rusa, según indica una investigación recientemente publicada por la organización Reporteros sin Fronteras. Al parecer, ambos buscaban en los bosques ocupados por Rusia el dron con el que el fotógrafo tomaba fotos, que se había perdido, informó la organización citando los hallazgos de una investigación sobre la muerte de las dos personas.
  • Otorgarle a Ucrania el estatus de país candidato a incorporarse a la Unión Europea constituiría una decisión histórica que le indicaría a Rusia que ya no puede reclamar un área de influencia sobre su vecino del este, señaló el embajador de Kiev en Bruselas. Vsevolod Chentsov, jefe de la misión de Ucrania ante la Unión Europea, comentó que la guerra de Rusia unió a Kiev con el bloque, al tiempo que puso fin a lo que calificó como un “error” sobre la posibilidad de que su país pudiera pertenecer a la unión.
  • A los miembros de la delegación rusa en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) se les negó la visa británica para asistir a la próxima sesión, según indicó Vladimir Dzhabarov, primer jefe adjunto del comité de relaciones internacionales de la Cámara Alta rusa.
  • El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, visitó Ucrania el martes para tratar los crímenes de guerra cometidos por Rusia, informó un funcionario del Departamento de Justicia. Garland se reunió con la fiscal general de Ucrania, Iryna Venediktova, y anunció la creación de un equipo de responsabilidad por crímenes de guerra para identificar y procesar a los perpetradores. “No hay lugar donde se puedan esconder los criminales de guerra”, señaló Garland.
  • El Kremlin indicó el lunes que dos voluntarios estadounidenses capturados no están amparados por los Convenios de Ginebra y que se podrían enfrentar a la pena de muerte. Los medios de comunicación rusos afirmaron que dos de los tres voluntarios estadounidenses desaparecidos en Ucrania fueron capturados y que estaban retenidos por las fuerzas separatistas prorrusas. El Kremlin negó conocer su ubicación.
  • Los obuses autopropulsados alemanes llegaron a Ucrania en la primera entrega de armamento pesado que prometió Berlín. “¡Tenemos reabastecimiento!” anunció el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov. “Los Panzerhaubitze 2000 alemanes con tripulaciones ucranianas entrenadas se unieron a la familia de la artillería ucraniana”.
  • Turquía debería ser cautelosa en lo relativo al suministro de un mayor número de armas a Ucrania, indicó el jefe de la agencia de producción de armas de Turquía. Los comentarios realizados por Ismail Demir al periódico Wall Street Journal muestran la forma en que Ankara desempeña cada vez más un papel en ambos bandos de la guerra. Los drones de fabricación turca han desempeñado un papel fundamental en la defensa de Kiev.
  • La delegación militar turca viajará a Rusia esta semana para discutir un posible corredor marítimo seguro en el Mar Negro para exportar el cereal ucraniano, según dijeron fuentes de la presidencia de Turquía. En las próximas semanas se llevará a cabo en Estambul una reunión entre Turquía, Ucrania, Rusia y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la que posiblemente participen el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, y el secretario general de la ONU, António Guterres, indicaron las fuentes.