Ghislaine Maxwell: la fiscalía de EU pide una condena mínima de 30 años de prisión
El FBI anunció los cargos contra Ghislaine Maxwell en julio de 2020. Los fiscales solicitan que sea encarcelada durante al menos 30 años. Foto: Lucas Jackson/Reuters

Ghislaine Maxwell debería ser condenada a un mínimo de 30 años de prisión por tráfico sexual cuando reciba su sentencia la próxima semana por su papel como facilitadora de los abusos de jóvenes adolescentes por parte de Jeffrey Epstein, según indican los fiscales federales de Nueva York en sus documentos presentados ante el tribunal.

Ghislaine Maxwell explotó sexualmente a jovencitas durante años. Resulta difícil exagerar la magnitud de sus crímenes y el daño que causó. Sus crímenes exigen justicia“, señalaron en un documento presentado ante el tribunal el miércoles. “El gobierno insta al tribunal a imponer una sentencia dentro del rango de las guías aplicables de 360 a 660 meses de prisión”.

El escrito presentado por la fiscalía aparece una semana después de que los abogados de Ghislaine Maxwell argumentaran que debería recibir una condena “muy inferior” a los 20 años recomendados por los funcionarios encargados de dictar la sentencia. Aunque los abogados defensores de Maxwell y los fiscales presentan cada uno sus argumentos para que la sentencia sea adecuada, la decisión recae en última instancia en Alison Nathan, la jueza.

“La conducta de Maxwell fue escandalosamente depredadora”, indicaron los fiscales al argumentar a favor de una sentencia prolongada. “Fue una criminal calculadora, sofisticada y peligrosa que se aprovechó de las jóvenes vulnerables y las engañó para que abusaran sexualmente de ellas”.

“Su conducta no solo mostró un insensible desprecio hacia otros seres humanos, sino que su práctica de elegir víctimas vulnerables refleja su percepción de que las jóvenes con dificultades podrían ser tratadas como objetos desechables”.

Ghislaine Maxwell fue condenada el 29 de diciembre por su papel como partícipe en los abusos sexuales cometidos por el difunto financiero y delincuente sexual convicto Jeffrey Epstein contra menores, algunas de ellas de tan solo 14 años, a quienes introdujo en su órbita. Será sentenciada el 28 de junio. Ella sostiene su inocencia.

Epstein fue detenido por las autoridades federales en julio de 2019, por cargos de tráfico sexual. Se suicidó en una cárcel federal de Nueva York mientras su caso permanecía pendiente.

En su intento para obtener clemencia, los abogados de Maxwell sostuvieron que sus condiciones de encarcelamiento eran espantosas, alegando que “una reclusa en la unidad de la Sra. Maxwell amenazó con matarla, asegurando que 20 años adicionales de prisión valdrían el dinero que recibiría por matar a la Sra. Maxwell”.

También argumentaron que su infancia emocionalmente abusiva –a manos de un padre emocionalmente temperamental, el barón editorial Robert Maxwell– la predispuso a la influencia de Epstein. Robert Maxwell falleció en un accidente marítimo poco después de que su hija se mudara a Nueva York en 1991 para lanzar una revista para su imperio editorial.

“Su relación con Epstein comenzó en un momento de extrema vulnerabilidad (en) la vida de Ghislaine después de la trágica muerte de nuestro padre. Él, nuestro padre, fue una figura poderosa y dominante”, afirmaron varios de sus hermanos en los documentos de la sentencia.

“Y como hermanos mayores, fuimos testigos de cómo nuestro padre tomó a Ghislaine bajo su protección, por lo que ella se volvió excesivamente dependiente de su aprobación y vulnerable a sus frecuentes y repentinos cambios de humor, a sus grandes enojos y a sus rechazos”, indicaron. “Esto hizo que se volviera muy vulnerable a los hombres abusivos y poderosos que podrían aprovecharse de su buen carácter innato”.

“Resulta llamativo que Ghislaine no mostrara ningún tipo de comportamiento perverso antes de conocer a Epstein. Tampoco mostró ningún tipo de este comportamiento después de dejarlo, cosa que finalmente logró hacer”, afirmaron. “El efecto del trato psicológicamente abusivo de nuestro padre sobre ella, auguró la propia habilidad de Epstein para explotarla, manipularla y controlarla”.

“Tuvo una infancia difícil y traumática con un padre autoritario, narcisista y exigente. Eso la volvió vulnerable a Epstein, a quien conoció justo después de la muerte de su padre”, señalaron los abogados de Maxwell. “Es el error más grande que cometió en su vida y uno que no ha repetido ni repetirá jamás”.

Los fiscales criticaron este argumento, alegando que la crianza de Maxwell no justificaba una sentencia menor.

“A pesar de que muchos acusados se presentan ante los tribunales de sentencia con factores atenuantes convincentes derivados de una infancia difícil, Maxwell no figura entre ellos. Ella ha disfrutado de una extraordinaria vida de privilegios, al haber vivido con lujos y haberse desenvuelto en círculos sociales entre los famosos y poderosos”, escribieron.

“Y aunque la acusada pudo haber tenido una experiencia marginalmente menos positiva que la de otros niños excepcionalmente ricos, resulta difícil entender cómo una conversación severa en la mesa familiar es una excusa para participar en un plan de explotación infantil”.

En otra parte del documento, los fiscales también hicieron hincapié en que Maxwell no fue un actor pasivo en su papel de facilitar el comportamiento abusivo de Epstein, señalando que “la acusada actuó como organizadora y líder de una operación masiva que se prolongó durante muchos años”.

“Al actuar como la señora de la casa y como mano derecha de Epstein, la acusada fue responsable de supervisar y organizar una extensa logística involucrada en facilitar el abuso sexual de varias menores y garantizar una cultura de silencio que impidió que se descubriera este plan”, escribieron. “Epstein y la acusada fueron dos participantes conscientes que tomaron la iniciativa de identificar, seducir y preparar a las menores para que fueran abusadas”.