Los abogados de la acusación de Ghislaine Maxwell solicitan una condena de hasta 55 años por tráfico sexual
Ghislaine Maxwell durante su juicio por tráfico sexual. Los fiscales solicitaron una pena mínima de 30 años de prisión. Foto: Elizabeth Williams/AP

Está previsto que Ghislaine Maxwell sea sentenciada en la mañana del martes por su caso de tráfico sexual en Nueva York, aproximadamente seis meses después de que un jurado declarara a la socialité británica culpable de atraer a jóvenes adolescentes a la órbita de Jeffrey Epstein para que abusara de ellas.

Maxwell, de 60 años, se enfrenta a hasta 55 años de prisión.

Se prevé que algunas de las víctimas de Maxwell realicen declaraciones en su sentencia. Maxwell sostiene su inocencia.

Epstein, un delincuente sexual convicto que alguna vez contó con el príncipe Andrés de Gran Bretaña y Bill Clinton entre su círculo de asociados acaudalados e influyentes, fue arrestado por oficiales federales en julio de 2019, por cargos de tráfico sexual. Se suicidó en una cárcel federal en Nueva York, mientras esperaba su juicio.

Los abogados de Maxwell abogaron por que se le aplicara una sentencia indulgente, señalando que debería recibir un castigo “muy inferior” a los 20 años recomendados por las autoridades federales de libertad condicional. Describen a Maxwell como un chivo expiatorio de los crímenes de Epstein –quien no pudo ser procesado debido a su muerte– y como una víctima de negligencia infantil.

“La Sra. Maxwell no puede ni debe soportar todo el castigo del que debería haber sido responsabilizado Epstein. La Sra. Maxwell ya ha experimentado momentos difíciles durante su detención en condiciones mucho más onerosas y punitivas en comparación con las experimentadas por un típico detenido en prisión preventiva, y se está preparando para pasar un tiempo significativamente mayor tras las rejas”, argumentaron. “Su vida ha quedado arruinada”.

“La Sra. Maxwell no es una delincuente peligrosa ni una delincuente reincidente. Es una persona que solo quiere vivir una vida familiar normal, algo que le fue negado debido a su asociación con Epstein y que ahora es casi seguro que nunca tendrá”, afirmaron. “Los ciudadanos no necesitan ser protegidos de la Sra. Maxwell y estas consideraciones no deberían tener ninguna influencia en la determinación de su sentencia”.

“Tuvo una infancia difícil y traumática con un padre autoritario, narcisista y exigente”, indicaron también. “Eso la volvió vulnerable a Epstein, a quien conoció justo después de la muerte de su padre. Se trata del mayor error que cometió en su vida y que no ha repetido y nunca repetirá.”

En sus documentos de sentencia presentados el miércoles, los fiscales condenaron los intentos de indulgencia.

“Ghislaine Maxwell explotó sexualmente a jóvenes durante años. Resulta difícil exagerar la magnitud de sus crímenes y el daño que causó. Sus crímenes exigen justicia”, argumentaron. “El gobierno insta al tribunal a imponer una sentencia dentro del rango de las normas aplicables de 360 a 660 meses de prisión”.

“La conducta de Maxwell fue escandalosamente depredadora”, indicaron los fiscales. “Fue una criminal calculadora, sofisticada y peligrosa que se aprovechó de las jóvenes vulnerables y las preparó para que fueran abusadas sexualmente”.

“Su conducta no solo mostró un desprecio despiadado hacia otros seres humanos, sino que su práctica de elegir víctimas vulnerables refleja su punto de vista de que las jóvenes con dificultades podían ser tratadas como objetos desechables”.

También mencionaron: “La acusada actuó como organizadora y líder de una operación masiva que duró muchos años”.

Aunque las autoridades encargadas de la libertad condicional, y los abogados de ambas partes, formulan recomendaciones respecto a la sentencia, la decisión recaerá en última instancia en la jueza Alison Nathan.