Se informa que las farmacias de EU establecen un límite de compra de píldoras anticonceptivas de emergencia
Empresas farmacéuticas como Walmart, CVS y Rite Aid fijaron un límite en el número de píldoras anticonceptivas de emergencia que las personas pueden comprar. Foto: Justin Sullivan/Getty Images

Según se informa, empresas farmacéuticas como Walmart, CVS y Rite Aid están limitando el número de píldoras anticonceptivas del día siguiente que cada consumidor puede comprar en Estados Unidos, a raíz de la decisión de la Corte Suprema que anuló el caso Roe vs. Wade.

Por su parte, el gigante de las compras por internet, Amazon, estableció un límite temporal de compra de tres cajas por semana de píldoras anticonceptivas de emergencia, según informó la empresa.

Walmart estableció un límite de cuatro o seis cajas de sus píldoras del día siguiente en los pedidos programados para su entrega hasta finales de mes, aunque no existen tales límites para las entregas que se realicen a partir de julio.

Un representante de Walmart indicó que “en épocas de fluctuaciones en la demanda” sus límites para las compras en internet cambian. No aclararon si esto se refiere concretamente a las píldoras del día siguiente.

Rite Aid también informó que está estableciendo un límite de tres piezas por cliente en el caso de las dos marcas Plan B y Option 2.

CVS indicó que aplicó un límite temporal de compra de tres cajas en el caso de las píldoras anticonceptivas de emergencia Plan B y Aftera. “Inmediatamente después de la decisión de la Corte Suprema, observamos un marcado aumento en la venta de anticonceptivos de emergencia e implementamos un límite de compra temporal para garantizar el acceso equitativo“, señaló Matt Blanchette, vocero de CVS.

Indicó que la empresa está en proceso de eliminar los límites, ya que las ventas “han regresado a la normalidad”. Y añadió: “Seguimos disponiendo de un amplio suministro de anticonceptivos de emergencia para cubrir las necesidades de los clientes”.

Entretanto, Walgreens señaló en un comunicado que no aplican ningún límite semejante por el momento. “Walgreens sigue siendo capaz de cubrir la demanda en sus tiendas, incluyendo el aprovechamiento de las soluciones digital-first como el servicio de pasar a recoger el producto en la tienda. En este momento, estamos trabajando para reabastecer el inventario en línea para los envíos a domicilio“, indicó el comunicado.

Sin embargo, muchas personas en Estados Unidos están almacenando reservas. Poco después de la filtración que puso sobre aviso a los defensores y a los proveedores de atención médica de que el caso Roe sería anulado, Bedatri D Choudhury, una periodista cultural que reside en Nueva York, decidió abastecerse de píldoras del día siguiente.

El servicio que utiliza para su control de natalidad recientemente le ofreció píldoras de emergencia del día siguiente sin costo adicional.

A pesar de que Choudhury utiliza métodos anticonceptivos, pensó: “Por qué no, incluso si yo no la necesito, otra persona podría necesitarla”. Para ella, se trataba de su comunidad de trabajadoras autónomas, inmigrantes y personas que no tienen seguro, un grupo al que ella misma había pertenecido.
“He pasado por eso, pagar los métodos anticonceptivos y sé que preferirían pagar la renta antes que destinar el dinero a comprar píldoras anticonceptivas”, comentó. “Lo entiendo, yo también lo hice, antes de tener seguro”.

Ahora sus amigas tienen instrucciones de informarle a cualquier persona que lo necesite que ella tiene cajas de reserva.

Las preocupaciones de Choudhury hacen eco de lo que muchos defensores han dicho respecto a quiénes perjudicará en mayor medida la prohibición: las personas afroamericanas y latinas de color, los pobres y los inmigrantes.

Las inquietudes como las de Choudhury no son inusuales, sobre todo si se considera que en su dictamen del viernes el juez Clarence Thomas instó a la Corte Suprema a “reconsiderar” las sentencias anteriores que legalizaron el matrimonio entre personas del mismo sexo y la anticoncepción.

“Para garantizar el acceso equitativo y el suministro constante en los estantes de las tiendas, hemos implementado un límite temporal de compra de tres cajas de estos productos”, explicó un miembro del personal de la empresa CVS Health a la cadena de televisión NBC News con respecto al límite, señalando al mismo tiempo que tenían un “amplio suministro” de medicamentos de emergencia del día siguiente.

Desde la sentencia, los expertos han advertido que el próximo paso podría ser la imposición de restricciones en el acceso a los anticonceptivos.

Wendy Parmet, directora del Centro de Política Sanitaria y Derecho de la Universidad de Northeastern, comentó a la cadena NBC que los estados que intentan prohibir el aborto desde el momento de la concepción podrían intentar impugnar las píldoras Plan B, los anticonceptivos de emergencia e incluso los DIU.