Guerra entre Rusia y Ucrania: lo que sabemos al día 135 de la invasión
Niños en un parque infantil junto a un edificio de departamentos gravemente dañado en Borodianka, Ucrania, en medio de la continua invasión rusa. Foto: Alexey Furman/Getty Images
  • La situación en la Sievierodonetsk ocupada “está al borde de un desastre humanitario” y la ciudad es objeto de numerosos saqueos por parte de las tropas rusas, según indicó el gobernador ucraniano de Luhansk, Serhai Haidai. Haidai señaló que la ciudad se estaba volviendo insalubre y que algunos residentes regresaban para encontrar sus hogares saqueados.
  • El Ministerio de Defensa ruso informó que sus fuerzas habían destruido dos sistemas de misiles antibuque Harpoon suministrados por Gran Bretaña en la región ucraniana de Odesa durante la noche. La afirmación no ha sido verificada de forma independiente.
  • El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, criticó duramente el enfoque de los países occidentales en la reunión del G20 que se llevó a cabo en Indonesia, acusándolos de desviar las conversaciones sobre la economía mundial y de concentrarse en llamar a Rusia “agresores”, “invasores” y “ocupantes”.
  • El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió que Moscú apenas había iniciado su campaña en Ucrania y desafió a Occidente a que intentara derrotarlo en el campo de batalla. Putin indicó que las posibilidades de negociación se reducirán cuanto más se prolongue el conflicto, durante un discurso pronunciado ante los líderes parlamentarios. “Todos deberían saber que, en general, todavía no hemos iniciado nada en serio“, señaló. “Cuanto más se prolongue, para ellos será más difícil negociar con nosotros”.
  • El rabino jefe de Moscú, Pinchas Goldschmidt, confirmó que abandonó Rusia y renunció a su cargo, argumentando que de continuar en él pondría en peligro a la comunidad judía de Moscú. El rabino dijo que “no podía permanecer en silencio, al ver tanto sufrimiento humano” en Ucrania. Continuará desempeñando su papel como presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos.
  • Es probable que Rusia esté concentrando sus equipos en el frente en dirección a la localidad de Siversk, ubicada a aproximadamente 8 km al oeste del actual frente ruso, indicó el Ministerio de Defensa británico. Es probable que las fuerzas rusas hagan una pausa para reabastecerse antes de emprender nuevas operaciones ofensivas en la región de Donetsk, informó el Ministerio de Defensa en su último informe de inteligencia.
  • Cuatro personas murieron y nueve resultaron heridas por los ataques contra la región de Kharkiv el día de ayer, sin embargo, la noche transcurrió sin nuevos bombardeos, según indicó el gobernador ucraniano de la región, Oleh Synyehubov.
  • Al menos una persona murió y seis resultaron heridas por un ataque con misiles en la ciudad de Kramatorsk, el cual impactó en una zona residencial el jueves, según informó el gobernador de la región ucraniana de Donetsk. “Se trata de un ataque intencional contra la población civil”, dijo Pavlo Kyrylenko, añadiendo que esto no terminará hasta que se detenga a los rusos.
  • El alcalde de Sloviansk indicó el jueves que su ciudad, ubicada cerca de Kramatorsk, fue objeto del fuego ruso. Algunos residentes resultaron heridos, señaló Vadym Lyakh, sin proporcionar más detalles. Los militares ucranianos indicaron que estaba aumentando la presión mediante fuertes bombardeos sobre Sloviansk y las zonas pobladas cercanas.
  • El Ministerio del Interior de Ucrania emitió un comunicado en el que afirma que continúan las labores forenses en el lugar del centro comercial que fue atacado en la ciudad de Kremenchuk el 27 de junio. Todavía se considera que hay una persona desaparecida.
  • El Ministerio de Defensa ruso afirmó que mató a militares ucranianos que pretendían izar la bandera de Ucrania en la recientemente retomada Isla de las Serpientes. Las autoridades de Odesa parecieron confirmar que los misiles cayeron en la isla, y que los rusos también destruyeron dos hangares de cereales ubicados en la región, que contenían “aproximadamente 35 toneladas de cereales”. Ucrania negó los informes sobre la muerte de sus solados.
  • Los analistas extranjeros indican que es posible que Rusia esté reduciendo temporalmente su ofensiva en el este de Ucrania en el marco de una “pausa operativa” mientras sus fuerzas intentan reagruparse para emprender un nuevo ataque. Las fuerzas rusas no reclamaron ni evaluaron los avances territoriales en Ucrania el miércoles “por primera vez en 133 días de guerra”, según informó el Instituto para el Estudio de la Guerra.
  • Ucrania convocó al embajador turco después de que indicara que Turquía permitió la salida desde el puerto de Karasu de un barco con bandera rusa que transportaba miles de toneladas de cereales ucranianos supuestamente robados. Las autoridades aduaneras turcas incautaron la embarcación a petición de Ucrania el martes, después de que Kiev señalara que el barco transportaba ilegalmente 7 mil toneladas de cereales procedentes de Berdiansk, puerto ocupado por Rusia en el sureste de Ucrania.
  • La ONU advirtió sobre una “catástrofe de hambre inminente” debido al bloqueo de Rusia sobre los cereales ucranianos. Patrick Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, comentó que se preveía una catástrofe de hambre en los próximos dos años y pidió el levantamiento urgente del bloqueo de 25 millones de toneladas de cereales ucranianos retenidos por el bloqueo ruso.
  • Los investigadores ucranianos indicaron que desarticularon una red delictiva que obligaba a las mujeres a ejercer el trabajo sexual en el extranjero después de atraerlas con falsos anuncios de empleo legítimo. Las autoridades de Kiev detuvieron al presunto líder de la red luego de que, tras meses de vigilancia, detuvieran a una mujer cuando se disponía a cruzar la frontera.
  • Los fiscales rusos solicitaron penas de prisión para un destacado activista de la oposición y para un miembro del ayuntamiento de Moscú que se opone a la invasión de Ucrania. Alexei Gorinov se enfrenta a una pena de hasta 15 años de prisión por difundir “información falsa con conocimiento de causa” acerca del ejército ruso. Gorinov criticó las acciones militares de Moscú en Ucrania en una reunión del ayuntamiento en marzo.
  • La jugadora de basquetbol estadounidense Brittney Griner se declaró culpable de cargos de drogas en un tribunal ruso, aunque aseguró que no infringió la ley de forma intencional. Griner se enfrenta a una pena de hasta 10 años de prisión por este cargo. El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, señaló que el “revuelo” en torno al caso de Griner no era de ayuda y sugirió a Washington que guardara silencio respecto a su destino.
  • El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia viajó a la isla de Bali en Indonesia para asistir a una reunión de ministros de Relaciones Exteriores del G20. La reunión, que probablemente se verá eclipsada por la guerra de Moscú contra Ucrania y las profundas divisiones dentro del bloque en cuanto a cómo responder a la crisis, supondrá la primera vez que Sergei Lavrov se reúna con sus homólogos de países que critican duramente la guerra.
  • Boris Johnson conversó con Volodímir Zelenski el jueves “para reiterar el firme apoyo del Reino Unido” en vista de su renuncia como primer ministro británico, informó Downing Street. En su discurso de renuncia pronunciado a las afueras del número 10, Johnson se dirigió directamente al pueblo ucraniano y prometió que “el Reino Unido seguirá apoyando su lucha por la libertad durante el tiempo que sea necesario”.
  • La renuncia de Johnson fue acogida con tristeza en Kiev, sobre todo por Volodímir Zelenski, quien comentó que el primer ministro había sido un “verdadero amigo de Ucrania”. Ucrania esperaba que el apoyo de Gran Bretaña continuara a pesar de la renuncia de Johnson, expresó la oficina de Zelenski. Mikhail Podolyak, uno de los principales asesores de Zelenski, agradeció a Johnson que “siempre haya estado al frente del apoyo prestado a Ucrania”.
  • La caída de Johnson fue acogida con alegría y burla en Moscú, con un vocero del Kremlin señalando: “No le agradamos. A nosotros tampoco nos agrada él”. El embajador de Rusia en Gran Bretaña, Andrei Kelin, comentó que Moscú preferiría a alguien “no tan antagónico” para dirigir el Reino Unido.