China utiliza los ejercicios militares para preparar una invasión, dice el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán
China utiliza los ejercicios militares para preparar una invasión, dice el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, video

China utilizó sus ejercicios militares de la semana pasada para preparar una invasión contra Taiwán, y su enojo por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, fue solo una excusa, indicó el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán.

El ministro, Joseph Wu, habló ante los medios de comunicación en la mañana del martes, mientras el Ejército Popular de Liberación (EPL) de China proseguía con los ejercicios militares que inició la semana pasada, y Taiwán comenzaba sus propios ejercicios con fuego real. Wu acusó a China de “flagrantes violaciones del derecho internacional”.

“China utiliza los ejercicios de su libro de jugadas militares para preparar la invasión de Taiwán”, señaló. “Está llevando a cabo ejercicios militares a gran escala y lanzamientos de misiles, así como ciberataques, desinformación y coerción económica, en un intento para debilitar la moral pública en Taiwán”.

Wu indicó que los preparativos de las actividades del Ejército Popular de Liberación habrían requerido mucho más tiempo que el tiempo de respuesta directa a la visita de Pelosi.

Wu comentó que la táctica de China, que incluye el lanzamiento de misiles balísticos, era “claramente un intento de disuadir a otros países de interferir en su pretensión de invadir Taiwán”, y también demostraba que el país tenía intenciones geoestratégicas mucho más amplias.

“La verdadera intención de China es alterar el statu quo en el estrecho de Taiwán y en toda la región”.

Beijing ha declarado ser propietario del estrecho de Taiwán, una de las rutas marítimas más transitadas del mundo, y pretende influir en la libertad de circulación de la comunidad internacional, mediante el control del estrecho y la conexión entre el Mar Amarillo y el Mar de la China Meridional, explicó.

En la última semana, el Ejército Popular de Liberación ha efectuado más de 100 cruces marítimos y aéreos de la línea media, una frontera no oficial entre China y Taiwán que hasta hace poco tiempo ambas partes respetaban en gran medida.

El martes, Wu comentó que China ha emprendido “acciones específicas para romper el antiguo acuerdo tácito de la línea media”, y que ahora probablemente intentará “convertir sus acciones en algo rutinario”.

“Es probable que sus intenciones no terminen ahí”, señaló, y destacó el acuerdo de seguridad con las Islas Salomón y la influencia de China en el Pacífico, el sudeste asiático, África y América Latina.

La semana pasada las páginas web del gobierno, las tiendas de abarrotes y los letreros de las estaciones de tren fueron blanco de ciberataques. Wu dijo que los diversos ataques fueron rastreados hasta China y Rusia, durante varios días. Los ciberataques procedentes del extranjero continuaban y las autoridades taiwanesas seguían en “alerta máxima”, explicó Wu, no obstante, Taiwán no se dejaría intimidar.

“El continuo intento de China de intimidar a Taiwán no nos hará entrar en pánico, y tampoco nos derrotará. Los valores de la libertad y la democracia no pueden ser arrebatados”.

Taiwán dio comienzo a sus propios ejercicios militares con fuego real el martes, en el condado de Pingtung, ubicado en el sur de la isla principal. Los ejercicios están diseñados para simular operaciones defensivas contra un ataque dirigido a la isla. Un vocero militar de Taiwán comentó a la agencia de noticias AFP que los ejercicios ya estaban programados. Taiwán realiza ejercicios militares anuales, tradicionalmente en esta época del año. Durante la semana anterior a la visita de Pelosi, las ciudades más importantes realizaron ejercicios de ataque aéreo para todos los ciudadanos y ejecutaron ejercicios militares a gran escala en tierra y mar.

Pelosi defendió el martes que su viaje valía “absolutamente” la pena. “No podemos permitir que el gobierno chino aísle a Taiwán”, dijo a la cadena de televisión estadounidense NBC. “No van a decidir quién puede ir a Taiwán”.

El martes, la agencia de noticias Reuters informó que los buques de la Armada china siguieron llevando a cabo misiones frente a la costa oriental de Taiwán. También continuaron durante la noche los cruces de la línea media por parte de los aviones de guerra del Ejército Popular de Liberación de China.

El Comando del Teatro de Operaciones Oriental del Ejército Popular de Liberación indicó el lunes que continuaría con sus ejercicios, centrados en operaciones antisubmarinas y de ataque marítimo. A diferencia de la semana pasada, no se han emitido “avisos a los aviadores” (NOTAMS) en relación con los nuevos ejercicios, los cuales advertirían al tráfico marítimo y aéreo sobre los lugares que deben evitar.

En una conferencia de prensa realizada el lunes, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, no respondió si se le brindaría información al tráfico marítimo y aéreo civil.

“Los ejercicios militares habituales de China son abiertos, transparentes y profesionales”, señaló Wang. “Las autoridades pertinentes han emitido avisos de manera oportuna. Corresponden a las leyes nacionales e internacionales, así como a las prácticas internacionales establecidas. Esto supone un mensaje de advertencia para los incitadores y también es una medida legítima para salvaguardar nuestra soberanía e integridad territorial”.