China reanuda ejercicios militares frente a Taiwán y pospone las conversaciones con EU
En esta foto publicada por la Agencia de Noticias Xinhua, aviones del Comando del Teatro de Operaciones Oriental del Ejército Popular de Liberación de China realizan ejercicios de entrenamiento en los alrededores de la isla de Taiwán el domingo. Foto: Li Bingyu/AP

El ejército de China anunció nuevos ejercicios militares cerca de Taiwán, que incluyen operaciones de ataques antisubmarinos y de ataques marítimos, un día después de la supuesta finalización de sus principales ejercicios con fuego real dirigidos al territorio.

El Ministerio de Defensa de Beijing también defendió la postergación de las conversaciones militares con Estados Unidos en protesta por la visita de Nancy Pelosi a Taipei la semana pasada, la cual suscitó la preocupación sobre posibles accidentes que pudieran derivar en un conflicto.

La semana pasada, el Ejército Popular de Liberación (EPL) apuntó hacia Taiwán con días de importantes ejercicios con fuego real, cuyo fin estaba programado para el domingo. El Ejército Popular de Liberación nunca anunció el final de los ejercicios, sin embargo, se informó que se habían levantado los avisos de prevención y que se había reanudado el tráfico marítimo y aéreo normal.

No obstante, el lunes, el Comando del Teatro de Operaciones Oriental de China anunció que llevaría a cabo ejercicios conjuntos centrados en operaciones antisubmarinas y de ataques marítimos, confirmando los temores de algunos analistas de seguridad y diplomáticos sobre la posibilidad de que Beijing mantenga la presión sobre las defensas de Taiwán. No se proporcionaron más detalles.

El Ministerio de Defensa de Taiwán indicó que un total de 21 aviones de las fuerzas aéreas chinas entraron en la zona de defensa aérea de Taiwán el lunes, entre ellos aviones de combate que cruzaron la línea media en la zona norte del estrecho de Taiwán.

Los medios de comunicación estatales chinos muestran aviones de combate (múltiple) volando cerca de Taiwán, video

El Ejército Popular de Liberación había anunciado anteriormente que China realizaría ejercicios con fuego real en el Mar Amarillo desde el domingo hasta el 15 de agosto, en cinco zonas de exclusión. Las autoridades taiwanesas indicaron que las zonas no afectarían sus rutas aéreas internacionales.

La visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de estados Unidos, Nancy Pelosi, la semana pasada enfureció a China, país que considera a Taiwán como su propio territorio y respondió con pruebas de lanzamiento de misiles balísticos sobre Taipei por primera vez, además de romper algunas líneas de diálogo con Washington.

El Ministerio de Defensa de la isla señaló que, durante los ejercicios de la semana pasada, buques, aviones y drones militares chinos simularon ataques contra la isla y su armada, y llevaron a cabo múltiples incursiones marítimas y aéreas sobre la línea media.

Alrededor de 10 buques de guerra de China y Taiwán realizaron maniobras a corta distancia alrededor de la línea el domingo, según indicó una persona familiarizada con la situación que participa en las tareas de planificación de seguridad. El Ministerio de Defensa de Taiwán comentó que había enviado aviones y buques a fin de reaccionar “adecuadamente”.

China ha estado realizando una serie de ejercicios militares con fuego real en las aguas que rodean a Taiwán.

China reanuda ejercicios militares frente a Taiwán y pospone las conversaciones con EU - China-Taiwan
China ha estado realizando una serie de ejercicios militares con fuego real en las aguas que rodean a Taiwán. Gráfica de The Guardian. Fuente: Xinhua

Un vocero del Ministerio de Defensa de Taiwán indicó que ninguna embarcación del Ejército Popular de Liberación entró a las aguas territoriales de Taiwán, las cuales se extienden a 12 millas náuticas de su costa, durante los simulacros. No precisó cuán cerca habían detectado al Ejército Popular de Liberación, ni si se encontraba dentro de la zona contigua de 24 millas náuticas.

Señaló que el ejército también había identificado múltiples ataques de ciberguerra supuestamente realizados por China, y al menos 272 intentos de difusión de desinformación.

En medio de las furibundas respuestas, China también suspendió los diálogos formales que involucraban a los comandos a nivel de teatro, la coordinación de la política de defensa y las consultas marítimas militares el viernes, mientras Pelosi se marchaba de la región.

El vocero del Ministerio de Defensa de China, Wu Qian, defendió la decisión de suspender los canales militares, indicando en una publicación en internet el lunes: “La actual situación de tensión en el estrecho de Taiwán es completamente provocada y creada por la parte estadounidense por iniciativa propia, y la parte estadounidense debe asumir la plena responsabilidad y las graves consecuencias de ello”.

“No se puede romper lo fundamental, y la comunicación requiere sinceridad”, indicó Wu.

Funcionarios del Pentágono, del Departamento de Estado y de la Casa Blanca condenaron la medida, calificándola como una reacción exagerada e irresponsable.

El hecho de que China haya cortado algunos de sus escasos vínculos de comunicación con el ejército estadounidense aumenta el riesgo de una escalada accidental respecto a Taiwán en un momento crítico, según señalaron analistas de seguridad y diplomáticos.

Un funcionario estadounidense señaló que los funcionarios chinos no respondieron las llamadas de los altos cargos del Pentágono en medio de las tensiones de la semana pasada, no obstante, no consideraron que se tratara de una ruptura formal de los lazos con los altos cargos, como el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

Cuando se le preguntó directamente sobre dichos informes, Wu respondió: “Las contramedidas pertinentes de China constituyen una advertencia necesaria ante las provocaciones de Estados Unidos y Taiwán, y una defensa legítima de la soberanía y la seguridad nacional”.