El exjefe de la F1, Bernie Ecclestone, se declara inocente de fraude
Bernie Ecclestone saliendo del tribunal de Westminster en Londres en la mañana del lunes. Foto: Tayfun Salcı/ZUMA Press Wire/REX/Shutterstock

El exjefe de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, se declaró inocente de una acusación de fraude interpuesta a raíz de una investigación realizada por el departamento tributario HM Revenue and Customs (HMRC).

Ecclestone está acusado de fraude por declaración falsa después de que presuntamente no declarara la existencia de un fideicomiso en Singapur cuyo valor es de 650 millones de dólares.

Ecclestone asistió a la primera audiencia en el tribunal de magistrados de Westminster en Londres el lunes, de pie para declarar su nombre, fecha de nacimiento y un domicilio en Knightsbridge, donde anteriormente dirigió el imperio de la Fórmula Uno.

La acusación se refirió al periodo comprendido entre el 13 de julio de 2013 y el 5 de octubre de 2016, según se declaró en el tribunal. Ecclestone dirigió la Fórmula Uno desde finales de la década de 1970 hasta enero de 2017, un cargo que lo convirtió en una de las personas más destacadas del deporte del automovilismo mundial.

Ecclestone llegó al tribunal y se fue en un Range Rover con su esposa, que nació en Brasil, Fabiana Ecclestone, quien es vicepresidenta de la Federación Internacional del Automóvil, un organismo que gobierna el deporte del automovilismo, y miembro del Consejo mundial del deporte automovilístico.

El primer magistrado, Paul Goldspring, le permitió a Ecclestone permanecer fuera del banquillo de los acusados después de que su abogada, Clare Montgomery QC, indicara que su cliente tenía problemas para escuchar el proceso. El juez le concedió la libertad sin restricciones hasta la próxima audiencia que se llevará a cabo en el Tribunal de la Corona de Southwark el 19 de septiembre.

Ecclestone reveló “solo un fideicomiso” a las autoridades fiscales, uno creado a favor de sus hijas, según la acusación leída en el tribunal. El exjefe supuestamente dijo que “no era el creador ni el beneficiario de ningún otro fideicomiso” y actuó “con la intención de obtener una ganancia para sí mismo”, según escuchó el tribunal.

El empresario tiene tres hijas adultas, Deborah, Tamara y Petra, y un hijo pequeño, Ace.

Simon York, director del Servicio de Investigación de Fraudes de HMRC, indicó previamente que la acusación era consecuencia de “una investigación criminal compleja y mundial”. Está “relacionada con las obligaciones fiscales previstas” de “activos situados en el extranjero, que fueron ocultados al HMRC”, señaló en julio.