Vietnam declara que ser LGBTQ+ ‘no es una enfermedad’
Jóvenes celebran un evento del Orgullo en las calles de Hanoi, Vietnam. Foto: Minh Hoang/EPA

Ser homosexual, bisexual o transexual no debería ser considerado una enfermedad y no puede ser tratado, anunció el gobierno de Vietnam en lo que supone “un gran cambio de paradigma” en materia de derechos del colectivo LGBTQ+ en el país.

El Ministerio de Salud indicó que los profesionales médicos deben tratar a las personas LGBTQ+ con respeto y garantizar que no sean discriminadas.

En un comunicado enviado a los departamentos de salud de las provincias y los municipios a principios de este mes, y publicado en la página web del gobierno, el ministerio indicó que el hecho de ser una persona LGBTQ+ “no es en absoluto una enfermedad“, por lo que “no puede ser ‘curada’ ni necesita ser ‘curada’ y no se puede convertir de ninguna manera”.

Señaló que los médicos no deben “interferir ni forzar el tratamiento” sobre los pacientes LGBTQ+. En caso de que se necesite algún tipo de ayuda, “debe darse en forma de asistencia psicológica y practicada únicamente por aquellos que tengan conocimiento sobre la identidad sexual”, dijo el ministerio.

Este avance es fruto de años de campaña de los grupos de defensa de los derechos del colectivo LGBTQ+. En noviembre, la campaña Leave with Pride que impulsa el Instituto de Estudios de la Sociedad, la Economía y el Medio Ambiente (iSEE) solicitó a la Organización Mundial de la Salud en Vietnam que afirmara que la homosexualidad no es una enfermedad. En un video, el iSEE planteó la siguiente pregunta: Si la homosexualidad es una enfermedad, ¿no deberían los vietnamitas LGBT+ poder obtener licencias por enfermedad?

En abril, el representante de la OMS en Vietnam, Kidong Park, emitió un comunicado en el que confirmó que todo intento de cambiar la orientación sexual de las personas LGBTQ+ “carece de fundamento médico y es inaceptable”.

“No podemos exagerar la importancia que tiene este anuncio”, comentó Kyle Knight, investigador principal de salud y derechos LGBTQ+ en la organización Human Rights Watch. “Aunque la actitud no cambiará de la noche a la mañana, esto representa un enorme cambio de paradigma. Al ser la fuente de autoridad médica más confiable en Vietnam, el impacto en la percepción social respecto a la homosexualidad será enorme”.

“Se ha permitido que el mito de que la homosexualidad es algo diagnosticable penetre y se filtre en la sociedad vietnamita. Es un factor que sustenta la mala praxis médica contra los jóvenes LGBTQ+”.
iSEE y el grupo de derechos LGBTQ+ ICS Center ahora piden que se apruebe una legislación que permita el matrimonio entre personas del mismo sexo en el país.